Lámparas de estilo victoriano con piezas de bicicleta

Las arañas de inspiración victoriana de Carolina Fontoura Alzaga

Las arañas de inspiración victoriana de Carolina Fontoura Alzaga

Son un guiño a la majestuosidad añeja de las arañas victorianas, pero con un toque oscuro que contrasta con el diáfano juego de cristales y forjados de esas antigüedades que se antojan entre delicadas y horteras.

Carolina Fontoura Alzaga, artista mexicana residente en Los Ángeles (EE UU), trata con material pesado. Con un mono de trabajo y en un taller que podría ser el de cualquier mecánico, modifica viejas cadenas de bicicleta en una versión industrial y algo punk de la estructura recargada de las arañas del siglo XIX.

El resultado es elegante y sobrio. La artista es capaz de hacerte olvidar que estás ante una estructura de elementos reciclados, despoja al trasto del estigma de inutilidad.

Reutiliza cadenas, ruedas, ejes y cualquier parte que le sirva para emular a las lámparas originales: aparatosas piezas que colgaban de techos con adornos de escayola e iluminaban viviendas de familias pudientes británicas que alcanzaron su estatus en la Revolución Industrial.

Fontoura recoge la materia prima de las chatarrerías, de “pilas que crecen, crecen y crecen” en las afueras de las ciudades. En sus obras, además de un sentido artístico, hay un fuerte componente de protesta, una llamada a la supervivencia. La artista denuncia que son muchos los que piensan que “la basura desaparece” cuando la tiran de sus casas, que no tenemos conciencia de que lo desechado tiene un solo destino: formar parte de un vertedero que sólo incrementa su tamaño.

Las arañas originales, símbolos de “riqueza, opulencia, poder e influencia”, son la inspiración para darle un nuevo significado también a ese conjunto de palabras. Las lámparas de piezas de bicicleta representan el poder de dar un nuevo uso a lo que nos rodea, de no hipotecar nuestro futuro. “Podemos elegir el camino que nos lleva a la extinción de la humanidad o el que conduce a la evolución de la humanidad”, dice la artista.

Helena Celdrán

3 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Muy buena idea esa de aprovechar la chatarra, cosa que ya haciamos despues de la guerra.

    Clica sobre mi nombre

    05 octubre 2012 | 22:27

  2. Dice ser Carla

    A mi me recuerdan un poco a ese universo kitch americano (y un tanto hortera) en el que utilizan los discos de las ruedas de coche para hacer una puerta o una mesa.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    07 octubre 2012 | 20:30

  3. Dice ser laura

    light and bicycles….fill my cup with beauty….thanks for writing this….

    14 octubre 2012 | 20:29

Los comentarios están cerrados.