Entradas etiquetadas como ‘lámparas’

Lámparas ‘tímidas’ que imitan la reacción de las flores

'Shylight' - Studio Drift

‘Shylight’ – Studio Drift

La nictinastia es una respuesta inteligente de algunas especies vegetales, una reacción a los estímulos lumínicos. De día, las hojas y los pétalos permanecen desplegados, de noche se pliegan con una perfección robótica. Amapolas, hibiscos y tulipanes adoptan el mecanismo cada día y esperan pacientes a que vuelva a salir el sol.

En el proceso hay una elegancia innata y una armonía de las que a menudo se nutre el diseño, receptivo a los mecanismos que desarrolla la naturaleza para que la vida siga su curso.

Los diseñadores Lonneke Gordijn y Ralph Nauta, fundadores del estudio holandés Drift, admiten estar “fascinados” por los movimientos de la naturaleza y reproducen la nictinastia en Shylight (Luztímida), vaporosas “esculturas de luz” que se retraen y se despliegan en una delicada coreografía ante los ojos del espectador.

“Es una lámpara que parece estar viva por sus movimientos impredecibles y de aspecto natural: desciende para florecer en toda su gloriosa belleza, para después cerrarse y retirarse hacia arriba”. Han invertido cinco años en perfeccionarla, los primeros modelos se movían tras una semana de trabajo, pero hicieron falta hasta seis “generaciones” de lámparas para lograr la precisión de una flor.

Los pétalos son de seda, un material ligero y flexible que “se mueve con elegancia”. La estructura que sujeta el tejido es de aluminio y acero y los movimientos de las luces LED se pueden controlar con smartphone o una tableta, “abriendo un abanico de posibilidades como coreografías para música”.

“Cuando todas las capas y los compartimentos de seda se llenan de aire, la luz se rompe de una manera muy suave y poética”, dicen sus creadores. Pensadas para techos altos, las lámparas tienen una distancia de caída de 9 metros y las hacen ideales para las majestuosas salas del Rijksmuseum de Ámsterdam, la Galería Nacional de Holanda, que ya ha adquirido e instalado varias en el museo.

Helena Celdrán

Lámparas de estilo victoriano con piezas de bicicleta

Las arañas de inspiración victoriana de Carolina Fontoura Alzaga

Las arañas de inspiración victoriana de Carolina Fontoura Alzaga

Son un guiño a la majestuosidad añeja de las arañas victorianas, pero con un toque oscuro que contrasta con el diáfano juego de cristales y forjados de esas antigüedades que se antojan entre delicadas y horteras.

Carolina Fontoura Alzaga, artista mexicana residente en Los Ángeles (EE UU), trata con material pesado. Con un mono de trabajo y en un taller que podría ser el de cualquier mecánico, modifica viejas cadenas de bicicleta en una versión industrial y algo punk de la estructura recargada de las arañas del siglo XIX.

El resultado es elegante y sobrio. La artista es capaz de hacerte olvidar que estás ante una estructura de elementos reciclados, despoja al trasto del estigma de inutilidad.

Reutiliza cadenas, ruedas, ejes y cualquier parte que le sirva para emular a las lámparas originales: aparatosas piezas que colgaban de techos con adornos de escayola e iluminaban viviendas de familias pudientes británicas que alcanzaron su estatus en la Revolución Industrial.

Fontoura recoge la materia prima de las chatarrerías, de “pilas que crecen, crecen y crecen” en las afueras de las ciudades. En sus obras, además de un sentido artístico, hay un fuerte componente de protesta, una llamada a la supervivencia. La artista denuncia que son muchos los que piensan que “la basura desaparece” cuando la tiran de sus casas, que no tenemos conciencia de que lo desechado tiene un solo destino: formar parte de un vertedero que sólo incrementa su tamaño.

Las arañas originales, símbolos de “riqueza, opulencia, poder e influencia”, son la inspiración para darle un nuevo significado también a ese conjunto de palabras. Las lámparas de piezas de bicicleta representan el poder de dar un nuevo uso a lo que nos rodea, de no hipotecar nuestro futuro. “Podemos elegir el camino que nos lleva a la extinción de la humanidad o el que conduce a la evolución de la humanidad”, dice la artista.

Helena Celdrán