BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

El equilibrista que vengó la mala suerte de su bisabuelo

Puede que Nik Wallenda ya supiera su destino incluso antes de ser concebido. Una memoria innata en su interior, propia de otra vida, residente en las cadenas de ADN, lo ha llevado a ser otro eslabón generacional más de los Flying Wallendas.

Nick Wallenda

Nick Wallenda

Los Wallenda pertenecen a una saga de funámbulos, equilibristas que caminan por el alambre, sin red que los proteja y a alturas temerarias, ante la expresión entre preocupada y divertida del público siempre visto desde arriba.

Llevan siete generaciones haciendo equilibrios. Aseguran que su troupe se remonta a 1780, cuando actuaban en cafés de la ciudad checa de Bohemia, entonces perteneciente al Imperio Austrohúngaro.

Karl Wallenda, bisabuelo de Nik, nació en Alemania en el año 1905 y extendió la fama de la saga por el mundo en los años veinte.

Karl Wallenda justo antes de caer al vacío

Karl Wallenda justo antes de caer al vacío

Creó un espectacular número: Una pirámide de cuatro personas.

Karl, sentado en una silla arriba del todo, era sostenido por los hombros de dos hombres que iban en bicicleta uno detrás de otro.

Su futura mujer, Hellen, guardaba el equilibrio subida sobre él para rematar el cuadro.

Ese fue solo el comienzo de una serie de triunfos que encumbraron a la troupe como referencia mundial del funambulismo.

Karl Wallenda en Londres

Karl Wallenda en Londres

Karl Wallenda fue testigo de caídas, muertes y paraplejias. Nunca se planteó dejarlo. “La vida es estar sobre el alambre. Todo lo demás es esperar”, decía.

En 1978 hacía en Puerto Rico un recorrido promocional entre dos torres del hotel Conrad Condado Plaza, en la ciudad de San Juan. Tenía 73 años y la estabilidad de la rutina. Se cayó. Algunos dicen que fue el viento, otros que un fallo ajeno a él, relacionado con las cuerdas tensoras. Falleció en el acto.

La grabación de la muerte es una obsesión para Nik Wallenda, que ha visto las imágenes una y otra vez, tal vez tratando de explicarse qué pudo pasar para que un hombre tan ágil como el suyo, figura mundial del equilibrismo, temblara como un camarero inexperto con la bandeja llena.

Nik y su madre repitiendo el recorrido de Karl

Nik y su madre repitiendo el recorrido de Karl

Nik tenía una fijación en la vida: honrar a la gran estrella de la familia, hacer con un solo número algo de lo que Karl pudiera estar orgulloso.

Cumplió su deseo este mes de junio repitiendo el mismo número que le costó la vida a su bisabuelo. Caminó 91 metros a 31 metros de altura. Para rizar el rizo la madre (nieta de Karl) , como buena funámbula, le pidió a su hijo en el último momento realizar el recorrido juntos.

El vídeo, con la cámara situada en uno de los finales de la pértiga, pertenece a Life on a Wire (La vida sobre un alambre) un documental que la cadena Discovery Channel ha grabado sobre Nik y su singular familia y que se emite por primera vez el 22 de junio.

Madre e hijo se encontraron desde lados opuestos a mitad del recorrido, ella se agachó y dejó que Nik pasara al lado contrario. En un momento del trayecto, Nik lanzó un beso al cielo. Misión cumplida.

Helena Celdrán

3 comentarios

  1. PARA LA ANTOLOGÍA DEL DISPARATE!
    Hay que tener poco respeto por uno mismo para hacer semejante tropelía.
    Y sin red!
    Vamos que esto sólo se le ocurre a un funambulista!
    http://www.odiaconmigo.blogspot.com

    14 junio 2011 | 23:05

  2. Dice ser Mary Carmen

    Vamos……no hago yo eso, ni por todo el oro del mundo

    14 junio 2011 | 23:08

  3. Dice ser pasaba por aquí

    Creo que en este caso no era por oro, sinó por honrar a su bisabuelo. Es cada vez más raro pero aún hay cosas que no se hacen por dinero, o al menos sólo por dinero.

    15 junio 2011 | 07:26

Los comentarios están cerrados.