‘La diligencia’ de John Ford, un trayecto que llega a los 80 años

En blanco y negro

Un carruaje surcando los vastos parajes del lejano Oeste. En su interior un doctor bonachón y borrachuzo, un viajante de whisky, un banquero estafador, un jugador profesional, la joven esposa embarazada de un oficial de la caballería y una chica de saloon con un corazón de oro. A esta media docena de viajeros se le sumará un séptimo, un pistolero evadido de la cárcel.

Las imágenes de La diligencia (Stagecoach, 1939) de John Ford forman parte esencial de la memoria cinematográfica de la misma manera que, en esos años 30 del pasado siglo y en blanco y negro, lo son la rubia Fay Wray en manos del gigantesco gorila King Kong, Chaplin deslizándose entre los engranajes de una fábrica en Tiempos modernos, Los hermanos Marx haciendo de las suyas en Sopa de ganso y Una noche en la ópera o Marlene Dietrich como cabaretera con sombrero de copa, vestido de picardías ajustado, medias negras, liguero y zapatos de tacón en El ángel azul.

La diligencia (Stagecoach, 1939)

( ®Criterion )

Y todas tienen en común que, pese a ser “hijas” de su época y nacidas hace décadas, son irrepetibles. Por algo fueron únicas y pioneras en lo suyo, estuvieron allí cuando más se las necesitaba o bien cuando nadie pensaba que algo así pudiera hacerse en pantalla.

La diligencia fue el primer western sonoro que dirigió John Ford, y el primer gran western de la historia del cine (para algunos, incluso el mejor) y el que vinculó para siempre los singulares y bellos parajes de Monument Valley a la iconografía del género. También es un portentoso estudio de personajes y una lección de narrativa cinematográfica.

A lo largo de ese accidentado trayecto desde Tonto, Arizona, hasta Lordsburg, Nuevo México, se colaba además esa historia de amor entre el pistolero Ringo Kid (John Wayne) que busca primero vengarse y luego echar raíces en un rancho (la presentación de su personaje, de un plano general a un primer plano de su rostro, era memorable), y la prostituta que anhelaba dejar su mala reputación, Dallas (Claire Trevor). Eran tiempos complicados con sueños sencillos pasados por el tamiz del Hollywood dorado.

Encontraremos caminos polvorientos y horizontes inciertos, las balas y las flechas acechando en cualquier rincón; el ímpetu del hombre blanco intentando imponer su ley, y su sentido de la civilización, con el trasfondo de la revuelta de Gerónimo y sus apaches, legítimos dueños del lugar, o representantes de la Liga de la Decencia pero cuya moral no les da para ser piadosas o condescendientes. Es una de esas 1001, o 100 o diez películas que hay que ver sí o sí, una vez o más y que precisamente ahora cumple 80 años de su estreno.

Estrenada en cines: 2 de marzo de 1939 en los cines de Estados Unidos, y el 16 de octubre de 1944 en España.

En blu-ray: la edición más reciente es de octubre de 2012.

En streaming: Filmin.

Posts relacionados

Sucedió una noche (1934)

( ®Sony )

Optimismo en tiempos revueltos (‘Sucedió una noche’, 1934)

80 años de ‘La fiera de mi niña’, cuando la comedia era pura dinamita

4 comentarios

  1. Dice ser alvaro

    Nunca más se hará cine así, una pena.

    02 marzo 2019 | 11:27

  2. Dice ser drekken

    Magnífica película que lanzó la carrera de John Wayne, aunque las que hizo antes muchas veces están infravaloradas por el éxito de este clásico, pero merecen mucho la pena para quienes les guste el género:

    https://cinelibreonline.blogspot.com/2018/12/westerns-john-wayne-dominio-publico.html

    02 marzo 2019 | 12:13

  3. Dice ser Lola

    En esa ya lejana época los directores de cine eran auténticos artesanos, ahora entre los remakes, muchas veces perfectamente olvidables, y la ayuda que da la tecnología el cine no es más que un negocio, lo de “arte” se perdió por el camino.

    02 marzo 2019 | 19:10

  4. Dice ser Charo Osorio Domínguez

    Es una pena que en las nuevas listas de grandes películas que se confeccionan actualmente ya cada vez aparezcan menos los grandes clásicos de esta época. Las nuevas generaciones -incluso las personas que superan los treinta- ya ni siquiera han oído hablar de ellas. qué lástima que aquel cine vaya cayendo en el olvido

    03 marzo 2019 | 08:34

Los comentarios están cerrados.