El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

‘Hereditary’, maldita genial película de terror

En pantalla

A Annie Graham (Toni Collette) parece acosarla una extraña maldición en su legado familiar. Algo oscuro, diabólico e ineludible que también se cierne sobre sus hijos, al joven Peter (Alex Wolff) y a su hija de 13 años Charlie (Milly Shapiro). Algo cuya amenaza se manifiesta aún con más fuerza después de la reciente muerte de su madre y abuela de sus retoños.

A los buenos aficionados al género de terror seguro que no les hará falta presentar Hereditary, aclamada por la crítica desde su presentación en el Festival de Sundance. Para quiénes esperen una convencional película en la que más o menos sucedan muchas muertes y sustos, ideal para una multisala, puede que la expectación y las excelentes valoraciones les juegue una muy mala pasada.

Hereditary 2018

( ©DeaPlaneta )

La propuesta del debutante en el largometraje Ari Aster se inscribe en otra liga, la de la corriente del cine norteamericano independiente y de autor de los últimos años, la de títulos como La bruja o It Follows (Te sigue), más pausados, más personales. Sin el objetivo puesto en intentar satisfacer a toda costa las expectativas de la audiencia, sin traicionar la clase de película que su autor desea hacer.

En parte es una exposición de los roles, traumas y rencores que pueden establecerse dentro de las paredes del núcleo familiar. Hijos no deseados, frustraciones o echarse en cara los trapos sucios. Es también una historia sobre la depresión y la superación del dolor. En definitiva, todo un psicodrama pero llevado a otro nivel, al del cine de horror. Maldiciones, casas encantadas, posesiones, rituales satánicos y fantasmas. Y es que la condición humana y los misterios de sus motivaciones y relaciones son igualmente extraños e inescrutables.

Ari Aster le confiere una atmósfera y un estilo único y decididamente perturbador, crispante, enfermizo. Atención al uso del sonido, al tempo que dedica a los encuadres y planos, pausado, o a la banda sonora de Colin Stetson, colaborador en bandas de rock indie como Arcade Fire.

Un ejercicio de terror puro y duro que sigue la senda de grandes clásicos del género, desde a finales de los 60 como La semilla del diablo (1968) de Polanski, a grandes títulos de los 70 como Amenaza en la sombra de Nicolas Roeg o El hombre de mimbre (ambas de 1973), pasando por Terror en Amityville (1979) o incluso El resplandor (1980) de Kubrick.

Toni Collette, como se ha repetido hasta la saciedad, está magnífica y la joven Milly Shapiro (que protagonizó el musical de Matilda en Broadway) es un enorme hallazgo. Su rostro es peculiar, inquietante, raro.

Hereditary 2018

( ©DeaPlaneta )

¿Hay para tanto? Hereditary es una de esas malditas películas en la que el terror, poco a poco, a fuego lento, te va empapando hasta inocular, sin que te des cuenta, terribles pesadillas (cinematográficas) y de las que perduran.

Un simple chasquido con la lengua puede convertirse en uno de los efectos (sonoros) más siniestros que uno podría imaginar. Hay enigmáticas inscripciones de invocación escritas en paredes, y la idea de lo sobrenatural (o el destino o la fatalidad) jugando con nosotros queda recogida en una magistral analogía, la de las miniaturas que elabora el personaje de Collette.

Para rematar el conjunto, los títulos de crédito finales se cierran con una canción de marcado sabor de los 60 y 70, el tema Both Sides Now de la canadiense Joni Mitchell pero cantado por la que fue la primera intérprete de la versión, Judy Collins en un single de 1968. Decididamente, cuando termina la película, algo ha cambiado y desde ambos lados, el real o el extraterrenal, en nosotros o en aquellos que nos rodean y en la percepción de las cosas.

 

Estrenada en cines: el viernes 22 de junio de 2018.

( Cuando dices que te gusta el cine la primera pregunta que te suelen hacer es qué película recomendarías. Pues eso. En pantalla: recomendaciones de estrenos en cine, streaming o blu-ray/DVD )

4 comentarios

  1. Dice ser Vicente

    Así es. Y es un soporífero tostón insoportable de más de dos horas en las que no pasa tras la media hora inicial. Un continuo está por ver, que levanta una expectativa que jamás de cumple. Perfecta, para conciliar el sueño, a pesar de lo brillante de las interpretaciones. En definitiva, un documental de la dos, bien interpretado.

    27 junio 2018 | 09:29

  2. Thanks for sharing.I found a lot of interesting information here. A really good post, very thankful and hopeful that you will write many more posts like this one.

    27 junio 2018 | 11:26

  3. Dice ser Helrraiser

    Está claro que es una superproducción, si no no se entiende tantas críticas positivas a esta lánguida película que intenta ser de terror, pero como diría el abuelo Simpson: “mi tos da mas miedo”. Si les gustan los sustos, el terror de piel de gallina y la tensión, no vean esta película.

    27 junio 2018 | 12:01

  4. Dice ser Raistlin

    No comprendo las criticas oficiales que se le hacen a este bodrio de pelicula, sinceramente creo que la critica ha dejado de ser una fuente fiable, lo unico que horror que hay en esta pelicula, es ella en si misma, es horrible, es EXTREMADAMENTE LENTA con una enorme falta de coherencia ya no hablemos del doblaje pues es MUY MALO, es una pelicula para el autentico olvido

    27 junio 2018 | 13:10

Los comentarios están cerrados.