BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Tarzán se hace centenario, en el cine

En blanco y negro

Johnny Weissmüller, excampeón olímpico de natación, es la imagen asociada en cine a Tarzán. Fuera en sus películas en blanco y negro o en color, una docena entre 1932 y 1948 y todas debiendo incluir la palabra “Tarzán” en su título, se convirtió en el verdadero rey de la jungla. Los que interpretaron después al célebre héroe creado por Edgar Rice Burroughs se quedaron en sucedáneos. El más reciente, un esforzado Alexander Skarsgård en La leyenda de Tarzán (2016) que por muchos efectos digitales y acción se quedaría a una diferencia abismal de la popularidad o los logros de las arcaicas cintas con Weissmüller.

El grito, el no menos famoso alarido de victoria de macho alfa simio, se oyó un poco antes, en 1929 y fue en Tarzán el tigre que protagonizó Frank Merrill. Era una película muda a la que se le añadió un sonido, más bien un fallido intento de gritito. Distaba muchísimo de esa potencia, de esa exhibición pulmonar inspirada en los cantos tiroleses, de las pelis de Weissmüller. Las comparaciones son odiosas, y en este caso aún mucho más (al final del texto pueden ver dos ilustrativos vídeos para contrastar). Y antes que ellos estuvo el pionero, Elmo Lincoln (con el joven actor Gordon Griffith para las escenas de la niñez) con Tarzán de los monos (Tarzan of the Apes), estrenada hace ya la friolera de 100 años, el 27 de enero de 1918 en Estados Unidos (cuatro años después de la primera de las novelas publicadas en libro, y cinco años y tres meses de la primera historia impresa en la revista pulp All Story Magazine).

Johnny Weissmüller - Tarzá

( Johnny Weissmüller ©Fox )

Era una película tosca que partía en la mansión de sus padres, Lord y Lady Gresytoke en Londres, y proseguía su periplo en la selva africana donde el pequeño John, después Tarzán, sería criado y amamantado por una mangani (una especie entre chimpancé y gorila inventada por el propio Burroughs). En su rodaje se utilizaron tanto chimpancés reales como simios y gorilas que eran unos muy mal disimulados hombres disfrazados. Tarzan of the Apes empezaba con escenas documentales de caimanes, tigres, elefantes, serpientes, ñus o panteras. Una fauna y parajes tan exóticos y fascinantes como peligrosos y misteriosos capaces de atraer la atención de los espectadores de la época.

Solo se conserva poco más de una hora (de las tres de metraje estrenadas originalmente) y a partir de la mitad se centraba en el encuentro entre el buenazo y cachas rey de la jungla, caracterizado más bien como un nativo de Norteamérica, y la mujer destinada a ser su compañera, Jane (Enid Markey). Llegarían dos secuelas más, una en el mismo año, The Romance of Tarzan, y la segunda en 1921 titulada The Adventures of Tarzan (con Louise Lorraine como Jane). Precisamente, el citado Frank Merrill había sido doble de acción del protagonista, Elmo, en estas películas.

Tarzan versiones

( Imagen superior: Elmo Lincoln y Enid Markey. Abajo: Johnny Weissmüller y Maureen O’Sullivan )

No había complicaciones en su argumento ni en sus personajes. Aventuras, exotismo y romance puro y duro muy del gusto del consumidor. Y tampoco había grito, su personaje se golpeaba en el pecho como señal de victoria.

Así que a Johnny Weissmüller no le costó demasiado tomar el relevo para erigirse en el héroe favorito para varias generaciones de adultos y niños, al menos hasta los 70, cuando sus películas aún triunfaban en las pantallas, de la televisión o el cine. En cuanto a Elmo Lincoln, tuvo un par de cameos no acreditados como mozo para todo trabajando en el circo en Tarzán en Nueva York (de 1942, y la última vez en la que Maureen O’Sullivan encarnó a Jane), y a un pescador en Tarzán y la fuente mágica (1949), en la que no aparecía un Weissmüller ya maduro sino el fornido Lex Barker (que junto a Gordon Scott fue el mejor sustituto de Weissmüller).

Vídeo: El primer grito de Tarzán en el cine. Frank Merryll en ‘Tarzán el tigre’ (1929)

 

Vídeo: Johnny Weissmuller y el famoso grito que le hizo célebre

 

Entradas relacionadas:

El grito de Tarzán, con casi cien años, vuelve a la selva ( 20 minutos )

Quién fue… Johnny Weissmuller ( en el blog Qué fue de… de Edu Casado )

 

2 comentarios

  1. Dice ser Sociólogo Astral

    Me gustan las mujeres de hace 100 años, eran bonitas de cara.

    27 enero 2018 | 11:13

  2. Dice ser Lola

    Hace años aquí mismo en 20 minutos, hubo una especie de “concurso” donde se podía imitar el grito de Tarzán, Fue divertido.
    Para mí, no ha habido mejor Tarzán que Weissmuller, como no ha habido otro Robin Hood que Errol Flynn.
    Saludos

    28 enero 2018 | 12:40

Los comentarios están cerrados.