BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

¡Es la tecnología, imbécil!

¿Que es la competitividad en el sector de la arquitectura y la construcción?

Me lo pregunto a menudo mientras mi socio, en el ordenador contiguo, jura en abandonados dialectos, blasfemias contra deidades desaparecidas hace milenios. Cuando sucede, suelo esperar a que se le pase y llegue al consabido “¡qué país!”, que hoy tiene más significado si cabe, para preguntar el motivo de semejante pluriateísmo.

Resulta que cuando uno se pone a buscar en las versiones españolas de las webs de marcas comerciales de cubiertas técnicas, de aluminio, de carpinterías, de elementos avanzados de la construcción se hace necesario en demasiadas ocasiones realizar la búsqueda en las versiones americanas o alemanas de dichas marcas comerciales, para conseguir consultar debidamente las dimensiones o las soluciones técnicas, la simulación o el fichero en 3D y la ficha de características técnicas avanzadas, las páginas en su versión española gozan de abundantes fotografías y mucho autobombo para conseguir dejar al cliente con la boca abierta, pero a la hora de la verdadera información útil….

Escucho y leo a diario, palabras como competitividad, especialización, optimización y sinceramente creo que la mayoría de los que las pronuncian no tienen ni idea de lo que dicen. Ellos creen que se trata de que todo sea más barato, pero dicho a golpe de esdrújula. A secas. Ser competitivo es, para esos diseñadores de planes económicos que el Señor confunda, convertirnos en un país, en un sector, en un profesional de lo barato, en un truhan de mercadillo, en un charlatán de bazar en el que todos salgamos al “mercado” a cazar los clientes pinchando en el anzuelo nuestros bajos precios y sin una mejora sustancial en los servicios que prestamos. Un error tan grande y que nos traerá tantos años de maldición bíblica como aquellos  “no hay crisis”, “ya se ven los brotes verdes”, “conmigo saldremos de esta” y tantas otras estulticias.

La competitividad -estúpidos, estúpidos y mil veces estúpidos dirigentes- en nuestro sector, tristemente hecho a retales de aquellos que no tuvieron la capacidad o las ganas para formarse en otra cosa, es tener los mejores profesionales y la capacidad para vender los mejores sistemas, es tener el acceso a la mejor tecnología sin necesidad de que llegue desde páginas americanas o teutonas, es dejar que los avances lleguen al país sin necesidad de pancartas de bienvenido Mr Marshall o Frau Merkel. La competitividad, obtuso y ramplón dirigente de cualquier partido y condición, es la tecnología, la competitividad es que no se nos caiga la baba cuando vemos fichas técnicas con todos los datos correctos en webs de más allá del océano, la competitividad es saber que el producto que prescribimos funciona y no habrá desaparecido o la empresa quebrado diez años más tarde, ¡la competitividad es la tecnología, imbécil!

 

Claro que siempre podemos optar por esto.

Nota del arquitectador: Eso sí, en bandas sonoras no tenemos nada que hacer. Esto es insuperable.

Nota del arquitectador 2: Sí, ya sé que todo esto esta mejorando y que no es justo tratar a todas las marcas comerciales por el mismo rasero, que las webs cada vez son más técnicas y mejores, pero miremos más allá, no nos conformemos.

4 comentarios

  1. Dice ser FJ

    Arquitectador, admiro tu capacidad de documentación audiovisual. ¿Cómo llegaste hasta este vídeo? :-O

    Casi mejor no respondas, jejeje…

    07 Mayo 2013 | 08:32

  2. Dice ser Emilio

    Has perdido un patriota
    .
    .
    .
    Clap, clap, clap. Fantástico y necesario artículo. También creo que ya nos estamos espabilando, pero un rapapolvo nunca viene mal.

    Nota de un lector: el tema del video merecería un comentario aparte. Realmente me ha dado pena.

    07 Mayo 2013 | 08:33

  3. Dice ser José Manuel

    Buenísimo post…..

    07 Mayo 2013 | 09:19

  4. Dice ser QUIJOTE-BARRANTES

    !!#~$%&@*!! … Que país …

    08 Mayo 2013 | 08:05

Los comentarios están cerrados.