BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

¿Hasta donde puede crecer una ciudad?

Desde la revolución industrial la población ha pasado del campo a las ciudades de forma vertiginosa. Verdaderas mareas humanas y gráficos de crecimiento de la población que desafían la gravedad, han determinado ciudades de más de veinte millones de habitantes como Shangai.

Shangai, foto wikipedia

Mareante, y quizá aberrante.

Llegados a este punto, uno se pregunta en qué momento la ciudad perdió el carácter de lugar común para ser un contenedor de seres humanos con débiles relaciones entre ellos.

Tengo una costumbre desde hace tiempo. Cuando mantengo un debate sobre algún asunto cotidiano, relacionado con las relaciones sociales, políticas  económicas de los que habitamos la ciudad, planteo como se resolvería el problema en una comunidad limitada en cuanto a su número de miembros y al espacio que utilizan  Es decir, reduzco nuestra sociedad actual a un poblado de yanomamis con sus correspondientes cabañas, pequeñas economías…y luego me pregunto cuál sería el equivalente al problema en esa pequeña sociedad y si esa solución, aunque descabellada, podría utilizarse en nuestro mundo.

Por ejemplo, me pregunto, porqué un yanomami iría a cazar a cincuenta kilómetros de distancia, si en realidad hay gente de ese lugar que viene a cazar junto a su choza. También me pregunto porqué los niños, que juegan juntos en torno a las cabañas mientras algunas madres los vigilan y otras cultivan los campos cercanos, no están nunca en entornos ajenos y con personas desconocidas, mientras que los nuestros sí.

Me planteo -estúpidamente, ya lo sé- cómo se podría dar el caso de que la mitad del poblado yanomami fuesen cabañas vacías y una buena parte de los habitantes del mismo durmiesen al raso en las noches de lluvias torrenciales, o porqué cuando un yanomami construye su cabaña o mata un cerdo – o lo que quieran que coman, no me hagáis ir a la wikipedia, prefiero confesar mi ignorancia aquí y ahora- se hace una fiesta y todos colaboran en la construcción de su casa.

De la misma manera me pregunto por que ningún yanomami se hace una cabaña a doscientos metros del poblado para llamarlo barrio residencial.

Está claro, que o yo o el mundo estamos errados. Probablemente yo, con mis simplistas argumentos, no tenga más probabilidad de acierto que millones de personas, que aunque no hayan decidido vivir en las megápolis actuales, admiten vivir en el modelo adecuado.

Y yo, la verdad es que dudo cada día más. Cada millón de habitantes que crece una ciudad, dudo un poco más, y me pregunto ¿Cuál es el tamaño óptimo de la ciudad? ¿En qué momento cruzamos la línea roja sin saberlo? ¿Cómo coño se llama mi vecino? ¿Qué nombre grito si se quema mi casa?

 

9 comentarios

  1. Dice ser Carla

    La pregunta sería ¿cual es el tamaño con el que una ciudad empieza a convertirse en inhabitable? ¿Cuando deja de ser salubre? ¿Cuando sus habitantes se pasan el dia suspirando por escapar los fines de semana?

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    02 Abril 2013 | 08:21

  2. Dice ser Juan D.

    El problema no son las ciudades, que haste ecológicamente son más sostenibles que vivir desperdigados y estando espacios a la naturaleza, el problema somos nosotros, como vemos al mundo y como nos vemos dentro de nuestras sociedades.

    02 Abril 2013 | 08:27

  3. Dice ser wer

    Los humanos se están convirtiendo en una plaga, creo que es evidente que arrrasaremos el planeta entero, nosotros no lo veremos, pero dentro de 300 o 400 años aquí ya no se podrá vivir si mantenemos el consumismo actual.

    02 Abril 2013 | 09:13

  4. Dice ser Gato arrabalero

    Hasta el infinito y más allá…………..

    02 Abril 2013 | 11:21

  5. Dice ser Qué comen los yanomamis

    Muy bien, pones el ejemplo de los yanomamis para fardar (tampoco son tan desconocidos), y a media página confiesas que no sabes qué comen… excelente tarjeta de presentación… es la primera (y visto lo visto, también la última) vez que visito tu blog.

    02 Abril 2013 | 11:25

  6. Dice ser Yago

    Los símiles que haces con los poblados yanomamis no tienen sentido (además que no hace falta ir tan lejos para comprobarlo, cualquier pueblo pequeño español se comporta de igual modo).
    Los poblados de los que hablas simplemente tienen pocos habitantes, si creciesen desproporcionalmente se comportarían exactamente como una gran ciudad. En todo el mundo responden al mismo patrón, dan igual las costumbres del pais, religión, etc.
    El único problema aquí no son las ciudades, sino el ser humano que crece y crece sin medida. Es lo lógico que la gente se junte en ciudades para tener más comodidades y como dicen otros comentarios hasta para ser más sostenibles.

    02 Abril 2013 | 11:44

  7. El símil de los yanomamis me parece una buena manera de simplificar un problema. En mi opinión los problemas de nuestra sociedad no son (todos) culpa de la masificación de las ciudades sino de nuestra filosofía de vida, cada vez más deshumanizada. Vivimos tan estresados dentro de nuestros horarios y prisas que perdemos la perspectiva. Si puediéramos parar un momento y tener un poco de empatía hacia los demás muchos de nuestros problemas se resolverían fácilmente.

    03 Abril 2013 | 11:16

  8. Dice ser levita

    Podemos hacer de nuestras ciudades… lugares agradables y sostenibles para vivir, os dejo un ejemplo….
    http://reinebez.blogspot.com.es/2013/04/nuevos-retos-las-ciudades-sostenibles.html

    22 Abril 2013 | 12:34

Los comentarios están cerrados.