Derogación de la ley de Perros Potencialmente Peligrosos, un registro unificado… ¿Qué sabemos de la Ley Nacional de Protección Animal en la que trabaja el Gobierno?

El Gobierno lleva tiempo trabajando en la elaboración de la tan reclamada Ley Nacional de Protección Animal, una promesa electoral del PSOE y Unidas Podemos. No sé cuándo veremos el primer texto sobre la mesa, pero lo cierto es que la maquinaria ya está en marcha hace tiempo; me consta que se ha contactado con distintos expertos y entidades para su redacción que tienen mucho y bueno que aportar en sus respectivas áreas.

La creación a finales de enero de la Dirección General de Derechos Animales, ya dejó claro que se iba a impulsar esta Ley, algo que ha verbalizado en distintas ocasiones su responsable, Sergio García Torres, para el que es una prioridad junto con la modificación del Código Penal, con el objetivo de que el ensañamiento y la crueldad tengan un castigo acorde de prisión; y también del Código Civil, para que se considere a los animales seres dotados de sensibilidad.

¿Qué sabemos de la la futura Ley Integral de Derechos Animales de ámbito nacional en la que se está trabajando?
Pues parece que traerá de la mano medidas tan necesarias como un sistema de identificación único para toda España. Único y doble, porque mantendrá el chip, con más información que ahora, y añadirá una base de datos nacional de ADN. Según García Torres en una entrevista en SR.Perro que tenéis al final en vídeo, “si no existe un buen mecanismo de identificación de animales, vamos a seguir teniendo agujeros a la hora de controlar a quien no tiene un trato justo y digno para los animales. Para nosotros es vital”.

También incluye, por ejemplo, la unificación de vacunas, el establecimiento de criterios para controlar las colonias felinas, la regulación de la cría de animales de compañía y de quién puede ser educador canino.

(GTRES)

Me llama la atención especialmente la derogación de la ley de 1999 de tenencia de perros potencialmente peligrosos (que apenas sirve para otra cosa que poner trabas a las adopciones) que dará paso a otra que valore el comportamiento del animal, una evaluación en la que se tendrá presente el peso del animal y que se está diseñando con etólogos y educadores caninos; pasaría a ser un proceso voluntario con el incentivo de que facilitaría el acceso con el perro a locales o transporte público.

Conviene contener las expectativas, seguro que el texto no contentará a todos, estoy convencida de que será tibio, muy mejorable en muchos aspectos. La experiencia me dice que los animales estarán más protegidos, pero no tanto como nos gustaría a los que llevamos casi dos décadas conociendo la problemática de primera mano. Pero es que es imposible pasar de la nada al todo. A falta de tener el texto en las manos, el mayor hito a celebrar probablemente va a ser tener una normativa nacional, imprescindible dado el caos existente de leyes municipales y autonómicas.

Esperemos poder celebrarlo pronto. 

Si quieres recibir textos como este y una selección de noticias protagonizadas por los animales de compañía, puedes suscribirte a la newsletter semanal Animaleros de 20minutos.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser pilar gallego

    con todo mi corazón espero tener que disculparme publicamente, no me duelen prendas para ello, con Sergio García Torres, si en serio esto va a tener resolución en breve y se empiezan a sentar bases para proteger a los animales y castigar con prisión incluso, a los maltratadores ¡¡¡ a ver si es verdad !!!

    13 septiembre 2020 | 23:14

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.