BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de junio, 2017

Seis protectoras extremeñas, respecto a que se quiera implantar el entrenamiento de galgos a motor

Comparto el comunicado que me ha llegado de seis protectoras extremeñas respecto al empeño de implantar el entrenamiento de galgos a motor en esa comunidad autónoma. Algo que espero que no llegue a hacerse realidad.

Las asociaciones abajo firmantes, siendo conocedores de la solicitud por parte de la Federación Extremeña de Caza junto a la Federación Extremeña de galgos para la regulación de los entrenamientos de galgos con vehículos a motor para salvaguardar su integridad y, al mismo tiempo, posibilitar su entrenamiento como animales que lo demandan, exponemos:

La Ley 5/2002, de 23 de mayo, de Protección de los Animales en la Comunidad Autónoma de Extremadura determina.

Art2.2. Se prohíbe:
a) Maltratar, torturar o infligir daños a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les pueda producir sufrimientos o daños injustificados o la muerte.
g) Obligarlos a trabajar o a producir de forma que se ponga en peligro su salud
Art.32.3. Se consideran infracciones graves:
a) Maltratar, torturar o infligir daños a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les pueda producir sufrimientos o daños injustificados

La cifra del número de galgos que al final de la temporada cinegética son vejados o asesinados no se sabe a ciencia cierta. Las protectoras y asociaciones de animales en España hablan de más de 50.000 galgos abandonados al año, pese a que las instituciones hablan de muchos menos, somos conocedores de que la mayor parte del abandono y maltrato no llega a ser denunciado nunca.

Según informe de ASANDA, Asociación Andaluza para la Defensa de los Animales, la Junta de Andalucía prohibió la práctica solicitada de entrenamiento con galgos a motor allí hace ya años, pese a un informe redactado por un docente en la Universidad de Córdoba. Dicha institución facilitó los criterios que deberían regular los entrenamientos, aunque sin explicar cómo y quién podría vigilar las pautas marcadas, de tiempo y velocidad de entrenamiento que quedarían en manos de sus propietarios.

La Comunidad Autónoma de Madrid ha prohibido esta actividad al considerarla maltrato
, con la entrada en vigor de de la Ley 4/2016, de 22 de julio, de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid.

Consideramos que dichas prácticas de entrenamiento, al ser imposible de controlar adecuadamente (se suelen llevar 5 o 6 galgos atados a un vehículo, en ocasiones más) solo pueden conllevar más accidentes en los que los galgos acaben heridos, huesos rotos, y por tanto abandonos o “cesiones” a perreras o protectoras que luego tienen que soportar el gasto económico en veterinarios para poder recuperar a los animales y darles una vida digna.

Consideramos que los galgos no “demandan” tal entrenamiento, pues conocedores de la raza y en contacto con muchas asociaciones especializadas en dicha raza, hemos podido constatar que son perros tranquilos a los que les encanta dormir, perros que si no llegan traumatizados por la mano del ser humano corren solo por gusto, disfrutan de la compañía del ser humano, son nobles, animales amigables que están siendo usados incluso para terapia con enfermos, gente mayor y niño. No consideramos que estén preparados para esfuerzos continuados como pretenden forzales.

Asociación Cacereña para la Protección y Defensa de los Animales
Apartado de correos 356 -10080 Cáceres-
CIF.: G10182442. Inscrita en el Registro de Asociaciones de la CCAA de Extremadura nº 1796 –Cáceres-
Declarada de UTILIDAD PÚBLICA (B.O.E. 12-09-2014)

Asimismo, si los galgos estuvieran genéticamente preparados para correr de esa manera, no habría miles de ellos en las protectoras y perreras. No se mantendrían encerrados durante largas jornadas de tiempo si necesitaran correr de forma tan intensiva de manera natural, ni serían cedidos y abandonados a tan temprana edad “porque ya no valen”.

Por todo ello, rogamos se realicen las gestiones oportunas para evitar cualquier situación de maltrato silenciado por parte de una Administración. Habida cuenta de la mayor sensibilización en la sociedad, rogaríamos igualmente se intente por parte de todas las administraciones fomentar la adopción e incidir en la lucha contra el abandono y el maltrato.

Un último regalo que nos permiten hacer a nuestros animales y no a los seres humanos que más amamos

Nos permiten hacer por nuestros animales lo que no nos dejan hacer por los seres humanos que más amamos, por nuestros hijos, por nuestros padres, por nuestras parejas.

Mi perra es muy anciana. Tiene unos diecisiete o dieciocho años y un buen estado de salud teniendo en cuenta su edad. No tiene dolores, come con apetito, disfruta de sus paseos, amaga el juego con otros perros y es la primera que viene a recibirme, feliz como el primer día, cuando cruzo mi umbral.

Tiene un tumor en la pata y otro en la mandíbula, creciendo bajo control, probablemente también algo de demencia senil, y las fuerzas justas. Pero nada de eso le impide hacer una vida normal.

No me engaño, más pronto que tarde me tocará despedirme de la que ha sido mi compañera desde que tenía 27 años, y ya tengo 41. Me ha acompañado en la maternidad, cambios de trabajo, todo tipo de problemas y alegrías. Todo eso que significa vivir. Cuando tenga que decirla adiós para siempre será doloroso por mucho que haya querido mentalizarme de que ha tenido una vida larga y feliz que ya la ha hecho olvidar las penurias de sus primeros años en malas manos, en manos maltratadoras. Será muy duro, pero es un peaje que estoy dispuesta a pagar. Que ya he pagado en el pasado.

Os voy a confesar que hay algo que me consolará cuando llegue el momento, que me consuela ahora cuando lo pienso. Y es que podré mantener la promesa que le hice al adoptarla, que hice a todos mis animales: darle una buena muerte, igual que le he dado una buena vida. Cuando arañar unos días más ya no tenga sentido, cuando vivir le duela y no le aporte, cuando no haya razón para seguir peleando, la dejaré marchar de la manera más dulce que sea capaz, en nuestro hogar si las circunstancias lo permiten.

Sé que no tendré que verla sufrir esperando a que la muerte llegue sin invitación, no tendré que presenciar una larga agonía sin sentido, sé que tendré en mi mano liberarla y dejarla marchar dignamente ahorrándole padecimientos. No será una decisión fácil, aunque con frecuencia, al mismo tiempo, sí que lo sea. No quiero imaginar la impotencia y el dolor si no pudiera hacerlo, si no pudiera hacer ese último regalo.

Un regalo que nos permiten hacer a nuestros animales y que es imposible para con los seres humanos que más amamos, por nuestros hijos, por nuestros padres, por nuestras parejas.

He visto, en mi entorno, hijos, padres, parejas, que estuvieron meses, años, postrados, sin esperanza, esperando una muerte que no era lo suficientemente misericordiosa como para presentarse pronto. Misericordiosa sobre todo con ellos, pero también con los que les rodeaban, cuidaban y amaban.

He hablado con gente que estaba o estuvo en esas circunstancias, la del cuidador que sufre sabiendo que lo único que puede esperar es la muerte, que será tan bien recibida cuando cruce el umbral de esa casa como yo cuando entro en la mía por mis perras. Y todos ellos, daba igual su edad, su educación, sus creencias religiosas, sus opiniones políticas… todos ellos me daban la razón. Ojalá nos dejaran hacer por nuestros perros y gatos lo que no nos dejan hacer por aquellos a los que amamos, por nosotros mismos. Es inhumano, no es compasivo.

Yo no querría verme doliéndome o ausente de mí misma o ambas cosas, aguardando la liberación de la muerte y teniendo atados a mi alrededor a los míos. Yo querría para mí ese último regalo antes que verme encamada, hecha una llaga y ajena al mundo.

He hablado con mucha gente, daba igual su edad, su educación, sus creencias religiosas, sus opiniones políticas, y nadie querría prolongar su vida en esas circunstancias.

No, no nos permiten hacer por nosotros y los nuestros lo que nos dejan hacer por nuestros animales.

Injusto e inhumano.

(Miguel Ángel Dorado)

Alfonso y Duquesa, dos víctimas felinas de un desahucio que necesitan con urgencia un hogar

Me escribe Marta, una voluntaria de la asociación madrileña Animales Con Un Nuevo Rumbo (ACUNR), pidiendo ayuda en la difusión de dos gatos buenos y hermosos que no están teniendo la suerte de encontrar un buen hogar tras haber superado la depresión de perder a sus dueños y su hogar y tener que pasar por un albergue.

La zona del albergue de ACUNR destinada a los gatos está gestionada junto a otra asociación: Los Amigos de Sam. Y hay más de cien felinos allí esperando su segunda oportunidad.

No me cansaré de recomendar la adopción de gatos adultos. Si las posibilidades de encontrar una familia de los perros adultos se reduce, en el caso de los gatos es un drama.

En fin, volvamos al tema que nos ocupa, que es el de las víctimas felinas de un deshaucio para los que es urgente encontrar un hogar, “Hace un año y medio aproximadamente llegaron a nuestro albergue tres gatos procedentes de un desahucio. Los dueños estaban muy deprimidos por tener que abandonar su casa y encima desprenderse de sus tan amados gatos”.

No es el primer caso que me llega y asoma a este blog en el que los animales también sufren las consecuencias de un desahucio, dejando atrás además el corazón partido de sus dueños. Si nuestros animales son parte de nuestra familia, circunstancia así nos obligan a romperla y rompernos.

Uno de los gatos, Alba, se ha adaptado bien a la vida en el albergue, aunque estaría mejor en un hogar, pero de los que os quiero hablar es de Duquesa y Alfonso, que lo pasarían muy mal en ese entorno y que tienen la suerte de estar en acogida; pero esa buena fortuna termina en pocos días, el 3 de julio.

Son madre e hijo de 6 y 4 años, Alfonso es un gato muy gracioso y divertido, siempre quiere jugar y te sigue por la casa. Tuvo que someterse a una operación de oído porque tuvo una infección muy grabe en el albergue. Desde entonces ha perdido un poco de equilibrio y no puede vivir en el albergue porque ya se quedó una vez atrapado en una caja un día entero, no calcula bien a la hora de saltar. Duquesa es un encanto de gata, tranquila dulce y muy mimosa. Se cogió tal depresión allí que no se movía de su sitio hasta el punto de dejar de lavarse, tiene marcas en la cara porque se le acumulaban las legañas.

Hemos estado publicándolos de todas las formas posibles pero no hay nadie que se fije en ellos y nos parte el alma  la idea de que tengan que volver al albergue con lo mal que lo pasan.

Están acostumbrados a vivir con perros, los dueños anteriores también tenían y tuvieron que desprenderse de ellos. En su casa de acogida Duquesa y Alfonso han estado conviviendo con perros y Alba se acerca corriendo a saludarles cada vez que ve a uno.

Y sería buena idea adoptarlos juntos. Los gatos, mejor de dos en dos, para que se hagan compañía, para disfrutar observando la relación de dos gatos bien avenidos, para que no achaquen tanto la soledad cuando no estamos, porque entre mantener y cuidar a un gato o a dos no hay tanta diferencia.

Contacto: losamigosdesam@gmail.com


Lee el resto de la entrada »

Doce perros en adopción tienen su versión de ‘Despacito’ para encontrar un hogar

Toda idea es buena si lo que se pretende es dar visibilidad a los invisibles, a esos animales que ven el tiempo pasar sin conocer lo que es un hogar.

Estoy convencida de que los artífices de la que es desde hace dos meses (puede que incluso más) la canción del verano verían con buenos ojos esta versión que han hecho desde la asociación madrileña Los acogidos de Lidia cantada por Mon Feijóo, con Manu Bayón a la guitarra y mucha más ayuda voluntaria: Laura, Adela y Sara, el cámara Andrés Villa, la editora Clara Romero, Paula…

Hemos puesto voz a nuestros perros más invisibles. Algunos de ellos llevan muchos años esperando una familia. Por ejemplo Tango, el negrito, lleva más de cinco años en adopción. Conchita, la mini labradora entradita en carnes, lleva dos años con nosotros, más los que pasó en el refugio…

No cabe duda de que la iniciativa ha tenido éxito, varios medios se han hecho eco ya de ella, pero lo importante es lograr que esos doce perros logren doce buenos hogares, y eso es algo que aún no ha sucedido.

Después de unos días de estar en una nube flotando por la acogida masiva del vídeo, queremos agradeceros de forma especial cómo os habéis volcado en su difusión y en darnos a conocer.

De momento ya ha habido algunas personas interesadas en tres de los acogidos. Parece poco, pero es más de lo que esperábamos cuando comenzó toda esta maravillosa “locura”. Sabemos que es mala fecha y esperamos que pronto se empiecen a ver los resultados y nuestros 27 preciosos chicos bailen Tu perrito en sus nuevos hogares.

Aprovechamos para dar la bienvenida a los nuevos seguidores de la página y para explicar, debido a que varios medios nos han anunciado como “refugio” o “protectora”, quiénes somos y la labor que desarrollamos:

Somos una asociación muy pequeñita, que es una casa en realidad: la casa de Lidia. Lidia es una persona normal, como tú y como yo. Tiene estudios universitarios, sueños, trabajo, pareja, planes, retos, hobbies, proyectos… Pero tiene una cosa que le diferencia de ti y de mí: ella con el dinero justo y con el único poder del corazón, elige no ponerse excusas para no ayudar a un animal inocente que la necesita. Si un perro requiere acogida urgente yo me digo que no puedo, que me viene mal, que el finde que viene quería irme de viaje, que esta época voy a estar muy liada con un curso de inglés al que me he apuntado, que quiero ir al gimnasio para deshacerme de ese michelín que se ha empeñado en convivir conmigo… y un largo etcétera de motivos por los que no salir de mi zona de confort. Pero Lidia tiene una sensibilidad especial y lleva dentro aún a esa niña que sueña con hacer un mundo mejor, mezclada con la fuerza de un adulto que -sin excusas- se arremanga y lo hace. Que no entiende un “peroooo”, que abre las puertas de su casa, se queda sin finde, sin curso y sin dormir si es necesario, porque sabe que algunos perros están desahuciados si no se cruzan con un ángel perruno como ella en su camino.

Pero Lidia no es rica, ni poderosa. Así que cuando todos están tumbados y felices en sus sofás, ella se marcha a cuidar humanos viejitos para poder pagar facturas. Regresará a casa ya de noche, agotada del trabajo para volver a empezar. Cuando ya todos duerman, se pondrá a coser arneses y correas para intentar encontrar la forma de ayudar más, de ayudar a más, de ayudar mejor. En realidad Lidia solo deja de cuidar cuando duerme, y existen leyendas que cuentan que, hasta en sueños, Lidia mece a los peludillos que ya partieron al último gran viaje y los mima y los cuida.

Los caprichos hace años que no rondan a Lidia. Se marcharon hartos de no tener nunca su momento, celosos de que todo fuera para los mismos de siempre.

Por desgracia su casa tiene el límite lógico de los que pueda atender bien y siempre quedan miles a los que no poder ayudar. Y eso es lo que desgarra el corazón a cualquier protectora o asociación. Que todavía queda mucho trabajo por hacer, a todos los niveles.

La casa de Lidia es una casa normal, sin jaulas. Los perros viven en manada, conviven en perfecta armonía y sin estrés. La manada suele componerse de entre 20 y 30 perros, pero si pasas por su calle no oirás ladridos estruendosos, pues sus acogidos están durmiendo panza arriba al sol en los sofás que se disponen por toda la vivienda. Es un verdadero santuario. Un remanso de paz. Un oasis en mitad del árido desierto.

La manada impregna esa energía a cada recién llegado. Parecen decirle: “Bienvenido, aquí es donde te van a curar las heridas del maltrato, las que se ven y las que no. Aprenderás a no huir, aprenderás que las manos no sirven para pegar sino para mimar, que los palos no dañan sino que son juguetes, y que por fin tienes a alguien que te va a querer por primera vez en tu vida”.

La mayoría de sus acogidos provienen de Ciudad Animal. Una protectora que se encuentra en el corazón de La Mancha, en una de las peores zonas del país y que cuenta con casi 300 almas rotas. Hacen lo imposible por ellos, los cuidan, los miman, los curan, pero por mucho que hagan, llegan más y más… La mayoría en condiciones deplorables y necesitan atención especial, por lo que Lidia coge su coche corre que te corre y se trae unos cuantos más.

Para que toda esta rueda siga girando, el acogido que ya está listo debe marcharse a un hogar, para dejar su hueco a la siguiente alma rota. Y esa es la parte en la que más os necesitamos. Es indispensable que los acogidos encuentren buenas familias, y dada la saturación actual de casos en adopción, hace falta un esfuerzo extra por parte de todos nosotros para lograrlo.

Lidia hace el trabajo duro y nos queda la parte más fácil, que es ayudarla compartiendo a los guapos protagonistas de Tu perrito. ¿Nos ayudas a encontrar familias molonas para cada uno de ellos?

El contacto para adoptar a alguno de ellos es losacogidos@gmail.com

 

Machote, el perrito que inspiró la idea del vídeo. Un año y catorce kilos de juegos y mimos. Contacto: losacogidos@gmail.com

Los beneficios de llevar el perro al trabajo

El penúltimo viernes de junio, hoy mismo, es el día de llevar el perro al trabajo. En España aún no es algo especialmente popular, pero cada año va cobrando fuerza, se va extendiendo.

En países como EE UU, Reino Unido (aquí nació y lleva dos décadas celebrándose), Canadá, Australia o Nueva Zelanda es una práctica mucho más conocida y recogida por los medios de comunicación. De hecho, se trata de países en los que no son pocas las empresas que permiten que los animales, estando bien educados y tratándose de un oficio en el que no resten, acompañen a sus dueños todo el año.

Tampoco aquí abunda eso. Ni siquiera en las delegaciones en España de esas empresas dogfriendly desde hace muchos años. Imagino que es algo cultural que se traduce simplemente en unos pocos años de retraso respecto a algo que acabará produciéndose. Prejuicios que se irán superando.

Este viernes, este día de ir con el perro a la oficina, me llegan dos comunicados casi idénticos de Affinity y de Purina, empresas directamente relacionadas con los animales de compañía, que están siendo pioneras en esto de ir a la oficina con el perro. No ya un día al año, sino todos.

Ambas, que lo han probado, enumeran los potenciales beneficios que encierra.

Así lo hace Affinity:

Tener un animal de compañía en el lugar de trabajo ayuda a mejorar el clima laboral, aumenta la motivación y la sensación de felicidad de las personas. Según el estudio Presencia del perro en el trabajo y estrés de los empleados realizado por la Universidad de Virginia Commonwealth en Richmond (EEUU), los empleados que conviven con un perro en su entorno laboral presentan unos niveles de estrés inferiores al finalizar la jornada frente a los que no lo hacen.

Nuestra experiencia en estos últimos tres años es muy positiva y animamos a otras empresas que se planteen tener animales en su oficina a tirar delante. Lo importante es tomar la decisión, la puesta en práctica es muy fácil y conlleva beneficios probados tanto para la compañía, como para los empleados y sus animales”, explica Teresa Niubó, directora de Recursos Humanos de Affinity.
Lee el resto de la entrada »

Celebraciones que ayudan a los animales, que son solidarias

Un jugador de la NFL, de la liga de fútbol americano, asomó ayer a un diario deportivo español tras acaparar unos cuantos titulares en su país por hacer de su boda un evento solidario con los animales.

No lo hubiera visto si no me hubieran avisado. No soy yo de transitar la prensa especializada en deportes.

El jugador en cuestión es Logan Ryan, de los Tenessee Titans, que organizó su boda con su novia Ashley en la isla caribeña de Santa Lucía.

Al hacer la sesión de fotos por las calles de Santa Lucía se encontraron numerosos perros abandonados. Uno de ellos se acercó a Ahley buscando unas caricias. Ryan explica que al principio temió que ella lo pasara mal queriendo salvaguardar su vestido inmaculado, pero afortunadamente la novia es de esas personas que prioriza lo que siente a lo que viste. Ambos se relajaron y esa perrilla abandonada pasó a formar parte de sus recuerdos de boda.

Pero no solo eso. También se convirtió en una embajadora para el resto de perros de la isla, porque hizo que la pareja se pusiera en contacto con una veterana protectora de la zona y decidió pedir a sus invitados que convirtieran sus regalos en donaciones solidarias.

Un bonito gesto que es prueba de un buen corazón.

Viendo esa noticia de una boda solidaria con los animales llegué a otra, también reciente, de otra novia, una concienciada de sobra, con cuatro animales adoptados y que colabora en una protectora en Carolina del Norte. En las imágenes de su boda con sus damas de honor, esas que se comparten en muchas redes sociales, en lugar de flores llevaban perros que necesitaban un hogar, para darles visibilidad y que lo encontrasen.

La iniciativa fue un éxito y todos los animales consiguieron una familia. Otra bonita iniciativa vinculada a una boda.

Hay muchas formas de que nuestras celebraciones, bodas, comuniones, cumpleaños… sean solidarias. Se puede pedir que nos regalen donaciones o productos solidarios, podemos hacer que los recuerdos o regalaros que entregamos procedan de las tiendas de las organizaciones que prefiramos, he visto un evento en el que al llegar te entregaban una carta con un animal que necesitaba un hogar y no cuesta nada hacerse fotos con esa imagen y subirla a redes sociales, se pueden colocar productos solidarios a la venta o información sobre acoger, adoptar, apadrinar o ser voluntario.

Desde luego, si yo me fuera a casar ahora, pensaría en cómo echar una mano. Y tal vez me fuera a hacer las fotos a una protectora en lugar de a un jardín.

Es cuestión de pensar un poco en qué pequeños gestos podemos asumir. Por pequeños que sean, van calando y pueden marcar la diferencia para unos cuantos seres vivos. Los mares se llenan gota a gota. Y esos pequeños gestos pueden hacer de esa celebración algo aún más especial.

Y hablo de los animales, porque hablo desde este blog. Pero hay muchas causas por las que pelear, que cada cual elija la suya.

Dalí necesita un buen hogar porque la hija de su dueña tiene parálisis cerebral y requiere atención constante

A Dalí lo encontraron abandonado en diciembre de 2010, siendo cachorro, en la puerta de la casa de la cultura de un pueblo de Sevilla. La persona que lo adoptó, que lo acogió como uno más de la familia, se dedicaba entonces con una amiga a recoger perros, curarlos y darlos en adopción.

En principio la idea era darlo en adopción también a él, pero terminó quedándose en el hogar de esta persona que pocos años después fue madre de una niña preciosa que, por una negligencia médica, ahora tiene parálisis cerebral.

“Han sido unos años muy duros. A medida que Ali crece necesita más cuidados, porque no es autónoma y además tiene varias citas médicas semanales, más sus terapias… y terminamos exhaustos en casa”.

Dalí no sale a la calle, no tienen tiempo para jugar con él, parar tirarle la pelota que es algo que le encanta.

Su dueña me cuenta que “durante muchos meses he estado dándole vueltas” pero que finalmente ha decidido tomar “esta decisión tan dura. Me gustaría una buena familia que pueda pasar tiempo con él“.

¿Cómo es Dalí? “Es muy manso, acepta a los gatos y cuando va al parque no se mete en líos con otros perros. Con Alicia es muy tranquilo, se deja acariciar, aunque ella a veces le tira de las orejas porque no controla su fuerza.

Pesa unos 18 kilos y le gusta jugar con la pelota. Pasea muy bien, apenas da tirones. Lo único que tiene es que muy de vez en cuando le da una crisis epiléptica, es de causa desconocida, pero le da una vez cada muchos meses. Me dijo el veterinario que era muy común y que no es grave”.

Es un caso complicado. Lo es por lo difícil que supone desprenderse de un miembro de tu familia porque las circunstancias te superan. No quiero ni imaginarme verme en una posición similar. Lo es también porque no es el típico perro que te quitan de las manos: siete años, mestizo, mediano, negro y con un pequeño problema de salud. Da igual el buen carácter que tenga o lo educado que esté, aunque eso debería ser lo importante.

Dalí está en Sevilla. Se hará seguimiento.

Contacto para su adopción: adopciondali@gmail.com

¿Cómo enseñar a nuestro gato a usar rascadores?

Esta misma semana os contaba que un gato vale más que cualquier mueble. En aquel post salió el tema de cómo enseñar a un gato a usar rascadores en lugar de sofás, sillas o librerías y varios me pedisteis que escribiera al respecto.

Pues allá vamos.

Lo primero que quiero destacar es que, por muy bien que hayamos enseñado a nuestro gato a rascar las uñas allí donde nosotros queremos, sigue siendo más que probable que encontremos enganchones en cortinas, tapicerías y maderas. Y debemos mentalizarnos de que no pasa nada. Si queremos compartir nuestra vida con uno de estos animales más nos vale asumir que las cosas son menos que un ser vivo y que ningún gato, por bien educado que esté, es un soldado prusiano.

Mi madre siempre decía que las casas estaban para vivirlas, no para exhibirlas. Se refería a dejar jugar a los niños, pero la filosofía viene a ser la misma. Y si no vamos a estar dispuestos a renunciar a vivir en una digna de revista de decoración, mejor no sumar un animal a la familia.

Ahora sí, vamos al lío: ¿Cómo enseñar a nuestro gato a usar los rascadores?. Pues la regla de oro es tener mucha paciencia y mucha constancia.

Es imprescindible  observar al gato porque:

  • Es recomendable ubicar los rascadores en los lugares que hayamos localizado que le gustan para afilarse las uñas, no en aquellos que nosotros creamos que quedan bien o estorban poco. Si le gusta un lateral del sofá, ahí debe ir.
  • Fijaos también en los materiales que prefiere para rascar. Si es de los que se pirrar por el sillón de cuero artificial, buscad un rascador de consistencia y material semejante.
  • Por último  hay que tomar nota de la postura. Muchos gatos gustan de superficies verticales, pero otros se las buscan en ángulo, y no pocos tiran de superficies horizontales.

Es decir. Mirad bien cómo se comporta y él mismo nos dirá lo que prefiere. Suelen preferir rascadores estables. Y elegir el mejor tipo de rascador, pese a toda la observación, es prueba y error. Pero hay todo tipo de rascadores muy baratos. Yo no gastaría un dineral en el súper  rascador a menos que tuviera clarísimo que es del tipo que a mi gato le encanta.

También podemos fabricarlos nosotros; el típico rascador casero es un cartón de los del papel de cocina envuelto en cuerda. Pero a poco que busquéis en Internet veréis muchas ideas, que además son manualidades divertidas de hacer con niños.

Y hay cosas que no son rascadores pero a muchos gatos les encantan a tal efecto, como los felpudos o determinados tipos de cajas, cestas, alfombras o esteras baratitas.

¿Cómo enseñarles? Siempre desde el refuerzo positivo y nunca con el castigo. Asociando el sitio del rascador al juego y a las golosinas. Estar ahí afilándose las uñas tiene que molar. Si me llevan desde el sofá que tanto me gusta en volandas y entre gritos al rascador es poco probable que le coja gusto.

Sí que es buena idea cuando le vemos rascándose en el sofá decirle que no, con calma, y llevarle al rascador, pero una vez allí tenemos que jugar con él, con las plumitas o cascabeles que cuelguen o hayamos añadido al chisme, y premiarle.

A veces funciona que nos vea a nosotros rascar con nuestras uñas, aunque os cueste creerlo, o frotarlo con algo que tenga el olor de nuestro gato o con hierba gatera.

Paciencia y constancia como os decía. Y también mucha calma y premiar el comportamiento que queremos.

Es cierto que es más difícil limitar hábitos adquiridos que enseñar de nuevas, pero los gatos adultos también pueden aprender. Y los más mayores tienden a ser menos rascadores que los que están en la infancia y la adolescencia. Otro punto a favor para adoptar un adulto.

¡Ah! Y si tenemos más de un gato es más que probable que cada uno necesite su propio rascador, incluso que se parezcan poco en sus gustos de rascado.

Si tenéis más trucos o consejos, son bienvenidos en  los comentarios.

Estos ocho pequeños fueron abandonados este jueves en una clínica veterinaria en Ocaña. Se necesita para ellos acogidas y adopciones urgentes en Madrid y Toledo.

Difusión por favor.

Contacto: 678462894 y 687085875

Este sábado se celebra la Noche de los Deseos de la Asociación Nacional de Amigos de los Animales

Tiene lugar cada año en el norte de Madrid. Y cada año os recomiendo que, si podéis, os acerquéis. La noche de los deseos, heredera del concurso de perros sin raza que celebraban antes, es el gran evento de ANAA en el que recaudar fondos y dar a conocer su labor, pero también en el que pasarlo bien entre amantes de los animales.

Un plan estupendo con niños y perros, que no es algo que abunde. Un plan con piscinas para perros (hay agua de sobra, para bañarse y beber), espectáculos, mercadillo, los superhéroes y personajes de Star Wars de la Legión 501, concursos, rifa, paella…

Y además este año la veterana protectora madrileña, que ayuda a muchas otras de toda España, celebra su veinticinco cumpleaños.

Un cuarto de siglo defendiendo a los animales no es precisamente poca cosa. Lo de este sábado es  una fiesta de cumpleaños a la que estamos todos invitados.

¡Feliz cumpleaños ANAA! Y que cumplas muchos más. 

Necesitamos que así sea.

Ven a disfrutar de un evento perfecto para compartir con toda la familia y amigos de cuatro patas. Hemos preparado para celebrar por todo lo alto nuestro 25 aniversario muchas sorpresas, concursos y actuaciones para que la noche sea realmente inolvidable: photocall, espectáculos de danza, actuaciones musicales en directo, monólogos, la participación de la Legión 501, de Fanvención y sus personajes de ciencia ficción

Y nuestro original ¡Concurso de Perros (sin raza) de ANAA!

Anímate e inscríbete en alguna de las categorías (previamente escribiendo al e-mail nochedelosdeseos@anaaweb.org o el mismo día del evento). Desfilarás ante un jurado de profesionales y podrás llevarte muchos premios:
– Miss Chucho de ANAA 2017
– Mister Chucho de ANAA 2017
– Mejor pareja niño-perro de ANAA 2017
– Mestizo más original de ANAA 2017

Y los más felinos pueden inscribirse en el Concurso Fotográfico de Mister y Miss gato de ANAA 2017. ¿Cómo participar? ¡Muy sencillo! Envía las fotos de tus pequeños felinos por e-mail a nochedelosdeseos@anaaweb.org indicando el nombre del animal, breve historia, nombre y apellidos del dueño y su teléfono de contacto antes del 16 de junio.

Además, se realizará nuestra tradicional rifa benéfica con grandes premios y habrá muchos puestos donde pasarlo genial y colaborar con ANAA: bar, stand de dulces, artesanía, tómbola, tienda de ANAA, zona infantil, pista de agility, piscina y juegos perrunos.

Todos los asistentes podrán llevarse una divertida fotografía de recuerdo en nuestro photocall de los deseos con la participación estelar de la Legión 501 de Star Wars y de los mejores Superhéroes de la galaxia.

Y tendremos una entrega de premios muy especial: los premios Huellita de Oro de ANAA. Un pequeño homenaje en el que haremos entrega de este galardón tan especial a algunos de los animales cuyas historias han marcado a los voluntarios de ANAA, que han pasado por el centro de adopción y que ahora disfrutan de una segunda oportunidad. Será un momento muy especial y emotivo ya que los premiados vendrán a recogerlo junto a las familias que les adoptaron.

El 100% de los fondos que se recauden en cualquiera de las actividades realizadas en el evento serán destinados íntegramente a los animales abandonados de ANAA.

Una velada muy especial en la que el cielo se iluminará con la magia de vuestros deseos, con el reflejo de los buenos sentimientos y esperanza hacia los animales más desfavorecidos, con la ilusión de quienes creemos que es posible un mundo mejor para ellos, con las historias de amor y superación de cientos de animales. Ojalá esta noche se empiecen a cumplir todos nuestros sueños y con vuestra ayuda consigamos hacer realidad los de muchos animales más.

Si no puedes venir al evento, pero quieres colaborar con ANAA, puedes donar el importe de la inscripción a la FILA 0 de la Noche de los Deseos. Gracias a tu contribución muchos animales pueden tener un futuro mejor.

¡No te lo puedes perder! ¡Te esperamos!

Podrás ver toda la información del evento

“Al enseñar a los niños a ser empáticos con los animales, aprenden a serlo con sus compañeros” #AcosoEscolar

La doctora Nuria Máximo Bocanegra es profesora titular de la Universidad Rey Juan Carlos, y es la coordinadora de la Cátedra Animales y Sociedad que alberga esa misma universidad. Nos conocimos el pasado otoño, en la entrega de los premios Amigos del Perro en el que se llevó un galardón “por sus objetivos de difusión de los beneficios que supone el vínculo persona-animal, por su desarrollo de actividades de promoción difusión y y formación sobre los efectos en la salud humana de las diversas intervenciones con animales, y, en resumen por su trabajo diario mostrando la importancia que tiene, ha tenido y tendrá el perro en la sociedad, con la filosofía de que los animales no son meras posesiones si no un miembro más de la familia y de la sociedad”.

Desde entonces tenía pendiente hablar con ella, traer a este blog una entrevista en la que nos explicara su labor. El hecho de que vaya a celebrarse a finales de este mes la jornada Educación en la empatía hacia los animales como estrategia de prevención del bullying escolar dentro de los cursos de verano de la universidad, una jornada más que interesante y abierta a todo aquel que quiera acudir, es la excusa perfecta para hablar con Nuria.

Nuria Máximo con Tatoo: “Ya no está, pero todo empezó gracias a él”.

El bienestar animal llega a las universidades españolas. A muchos lectores les sorprenderá encontrar que en la universidad Rey Juan Carlos hay una cátedra denominada Animales y Sociedad. ¿Cuál es su objetivo, su labor?
La Cátedra de investigación ha cumplido recientemente un año desde su aprobación en Consejo de Gobierno, el 15 de abril. Aunque en la URJC llevamos trabajando en esta línea desde hace 12 años desde un punto de vista docente, impartiendo docencia a estudiantes sobre la importancia del bienestar animal cuando colaboran con nosotros en las terapias. Aunque desde el 2012 con el Programa de los Animales al Servicio de la Humanidad es cuando ampliamos nuestros destinatarios a estudiantes y público en general con cursos, jornadas, encuentros y participación en diversos foros. La importancia de la investigación y la necesidad de contar con un equipo multiprofesional proveniente de diferentes disciplinas científicas hace necesaria la creación de la cátedra.

Nuestro objetivo es desarrollar cualquier actividad que nos ayude a difundir los principios del bienestar animal, o dicho de otro modo, que nos ayude a cambiar la forma en la que nos relacionamos con los animales huyendo del utilitarismo y la visión antropocéntrica.

¿Se encontró con más piedras de las habituales en el camino para lograr que fuera una realidad?
Siempre hay piedras en el camino, a veces más grandes de las esperadas, de donde no te lo esperas y cuando no las esperas… como siempre digo, la herramienta para afrontarlo es: trabajar duro y con constancia, seguir el objetivo que es más grande y más importante que todo lo demás. También he de decir que en el camino siempre hay manos, que ayudan y te acompañan en el caminar. En este sentido, aprovecho para agradecer el apoyo del anterior Rector D. Fernando Suárez y por supuesto del actual D. Javier Ramos, por su visión y amplitud de miras.

En el periodismo es frecuente que, si escribes de animales, haya muchos que crean que estás dedicada a temas de segunda división, por decirlo de alguna manera. De hecho, en la descripción del perfil de mi twitter pone algo en ese sentido: “Me dijeron que si llenaba mi timeline de perros y gatos no me tomarían en serio como periodista y escritora”. ¿En el ámbito académico es similar?
Pues tristemente es así, cada día menos afortunadamente. Soy Terapeuta Ocupacional (una profesión aún poco conocida) especialista en niños (una población en la que resulta difícil investigar, por razones obvias) y que defiende a los animales y a las terapias con animales basadas en una relación ética y de simbiosis (y mujer…). La combinación de todos los elementos, complica las cosas profesionalmente hablando. No todo el mundo lo entiende, ni lo comparte, por ejemplo, intentar publicar en las revistas con impacto sobre estos temas añade un plus de dificultad.

Lee el resto de la entrada »