“Todo lo que tenemos en Oz: sueños y esperanzas”

Han sido seis temporadas, 56 capítulos, una larga travesía que me ha acompañado en uno de los periodos más oscuros de mi vida, con una persona que quiero mucho en el hospital. Cuando empecé a verla este verano, pensaba que, en mis circunstancias, no era una buena idea, ya que Oz contiene historias que te retuercen las tripas, que desgarran por su alto grado de emotividad y violencia. Pero me equivocaba. Oz ha conseguido evadirme de mis problemas y crear esa burbuja entre la narración y el espectador que sólo logran las grandes series, las grandes películas. Porque Oz es tan excepcional que, por muy jodida que estuviera, me mantenía en vilo, y cuando acababa el capítulo sólo podía pensar: qué bueno, quiero más.

Al que no haya visto Oz hay dos datos que le resultarán de sumo interés: con un guión magistral creado por un Tom Fontana en plena forma, Oz inauguró las series de calidad de la HBO en 1997. El segundo dato es su temática, bajo la que subyacen mensajes profundos que te calan sin adoctrinamientos. Oz narra las existencias de presos y funcionarios de prisiones dentro de la cárcel de máxima seguridad Oswald Penintentiary, más concretamente en Emerald City (también llamada Em City), un proyecto experimental de rehabilitación donde los prisioneros poseen un mayor grado de libertad y el número de presos por grupo / raza se controla para que no haya desproporción de fuerzas.

De una forma amena, entretenida, repleta de violencia, acción, humor y drama, Oz te adentra en las historias de venganza, odio, traición, amor y conflictos sociales y raciales entre los distintos grupos (arios, negros, latinos, musulmanes, ítalos, moteros, homosexuales). Pero, al igual que ocurre en The Wire o en The Sopranos, la serie respeta la inteligencia del espectador y, poco a poco, a través de la narración, sientes la perversión del sistema penitenciario, el horror despiadado de la pena de muerte, la inutilidad de las cárceles para la rehabilitación social.


Y te sorprende que en un sistema corrupto, donde reina el miedo y la injusticia, los hombres tengan una infinita perseverancia por sobrevivir, por seguir caminando. Algunos por corredores de sombra. Otros atisbando la luz al final del túnel. Pero, sobre todo, de Oz me emociona una cosa: la posibilidad de que todo hombre, por muy oscuro que sea su crimen, guarde en su interior un atisbo de humanidad que pueda redimirlo si él quiere.

Porque en Oz no hay maniqueísmos. Como sucede en la vida, nadie es bueno a tiempo completo ni un monstruo de vileza. Los grises, los matices, los detalles son los que humanizan hasta al asesino más violento. En Oz odias a un hombre por lo que hace, por su falta de escrúpulos, por su interés egoísta, pero también lo compadeces por su pasado (a veces terrible), por la crueldad del destino que le espera, por lo irónica y desalmada que puede llegar a ser la existencia, por la soledad, porque todo lo que tiene es anhelo por un futuro que nunca llega. Como dice Busmalis a Bob, cuando éste intenta persuadirle para que olvide un deseo muy importante para él apelando a su sentido realista: «Pero Bob, en Oz es todo lo que tenemos: sueños y esperanzas.»

Tobias Beecher

La historia de un hombre
¿Y cómo logra Oz transmitirnos todo esto? Como sucede siempre. A través de la historia de un hombre: Tobias Beecher (Lee Tergesen), un abogado alcoholizado que atropella a una niña y acaba con su vida. Beecher es un padre de familia, un hombre que ha pertenecido a la sociedad, de buena posición social. Y, de la noche a la mañana, con una mente abrasada por los remordimientos, deberá adaptarse a vivir en la prisión y hacer frente a una terrible pesadilla que lo transformará. ¿Es acaso esta historia una parábola? Sin duda. Que cada cual extraiga su significado.

Personajes de tragedias griegas
Mediante la trama de Beecher, que abre y cierra el círculo, la serie comienza a desplegar sus alas y se convierte en una sinfonía coral, con un reparto impresionante, impactante, repleto de personajes tan carismáticos y superlativos en sus dones y defectos, que parecen surgidos de las grandes tragedias griegas, de los intensos dramas shakesperianos. Las galerías de Em City están pobladas de rostros que dejarán una huella tan indeleble como el Omar Little de The Wire.

Simon Adebisi (Adewale Akinnuoye-Agbaje), el líder de los negros, con su gorrito seta y su mueca iracunda, irónica, despectiva. El desalmado jefe de la hermandad aria Vernon Schillinger (J.K. Simmons), un psicopático asesino que influirá decisivamente en la existencia de Beecher. El ministro Kareem Said (Eamonn Walker), el líder espiritual de los musulmanes, un personaje grandioso en sus contradicciones. El mafioso Nino Schibetta (Tony Musante), al frente de los italianos, luchando con los negros, arios y latinos por el control de la droga. El perturbador personaje de Miguel Álvarez (Kirk Acevedo), con sus terribles problemas psicológicos y una lucha interna por el dominio de sí mismo.

El manipulador Ryan O’Realy

The Outsiders
Pero la narración no tendría la misma fuerza sin algunos personajes que no se incluyen en ninguno de los grupos sociales / raciales y actúan como outsiders: Ryan O’Reily (Dean Winters), uno de los personajes más soberbios por su innegable talento para conspirar y manipular a otros presos en su propio interés. Chris Keller (Christopher Meloni), el atractivo, sexual y psicopático asesino que juega un importante papel en la historia de Beecher. Los veteranos Robert (Bob)  Rebadow (George Morfogen) y Agamemnon Busmalis, supervivientes en Oz, que nos ofrecen algunos de los momentos más humorísticos. Y Augustus Hill (Harold Perrineau), el Michael de Lost, un negro en silla de ruedas que es el encargado de efectuar las introducciones y conclusiones de cada episodio a modo de coro griego, caracterizado de mil formas diferentes según la línea argumental o temática del capítulo. Grandísimo y divertido papel para Perrineau, sin duda.

Los funcionarios
Tan relevantes como los reos son los funcionarios de la prisión: el alcaide Leo Glynn (Ernie Hudson), encargado de resolver los conflictos más graves y lidiar con los cargos políticos; el director de Em City Tim McManus (Terry Kinney), una Juana de Arco entregado a la causa de una manera tan intensa que a veces resulta odiosa, con una vida personal destructiva; la psicóloga y monja Peter Marie (Rita Moreno), que conduce el programa de rehabilitación de drogas; la doctora Gloria Nathan (Lauren Vélez), al mando de la enfermería de Oz; el sacerdote cristiano Ray Mukada (B. D. Wong) y otros funcionarios de prisiones entre los que destacan Eddie Falco como Diane Wittlesey.

Augustus Hill

¡Esa cara me suena!
Uno de los grandes atractivos que tiene Oz para el espécimen seriéfilo, es que encuentra mil rostros que posteriormente vería en series como The Wire, Breaking Bad, The Sopranos, Dexter, Treme, Lost, Generation Kill y otras. Oz fue una de las primeras series de la HBO y una cantera de grandes actores que trabajarían en las mejores series, tanto para la HBO como para otras cadenas. Os lo digo desde ya: no sólo vais a disfrutar de una de las mejores series de la historia de la televisión, sino que os lo vais a pasar en grande diciendo ¿dónde he visto yo esa cara? Un dato curioso: en un momento dado, sólo breves segundos, aparece cierto enano inteligente de la casa Lannister. 

PS Este post se lo dedico muy especialmente a mis amigos Manuel McNulty y Lledó Horne por acompañarme en esta aventura y por compartir todas las emociones. A Manuel por recomendármela encarecidamente (¡hay que hacer caso de lo que diga este experimentado seriéfilo!), por la idea del círculo de Beecher y por buscarme el último capítulo que no tenía subtítulos. A Lledó por nuestra risas, por las nessies (esa es otra historia y será contada en otra ocasión) y por su amor incondicional hacia SU Keller, que tanto nos ha divertido.

Nota en Mis Puntuaciones

Ficha técnica
Título original: Oz
Cadena: HBO
Año de creación: 1997
Creada por: Tom Fontana
Duración (Seis temporadas, 56 episodios)
Web oficial

16 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Lledó AP

    Gracias a ti por poder compartir… :__)

    18 septiembre 2012 | 14:19

  2. Dice ser Cecilia García

    Lo mejor de haber abierto el blog es poder conocer a gente tan encantadora como tú! Un beso y gracias!!

    18 septiembre 2012 | 16:14

  3. Dice ser Jexos

    Me dan muchas ganas de verla! A la lista!

    18 septiembre 2012 | 17:47

  4. Dice ser Cecilia García

    No te vas a arrepentir, te lo prometo. Es una gran serie, pero también una gran desconocida!! Hay que hacerle justicia porque está (casi) a la altura de The Wire y The Sopranos, al menos esa es mi opinión. Gracias!!

    18 septiembre 2012 | 17:58

  5. Dice ser Iván

    Esta será la próxima que vea. Pero más allá de felicitarte por la detallada descripción y exhaustiva crítica que haces de la serie, utilizo este post tan sólo para desear que la persona a la que haces alusión al principio de este post mejore pronto.Un abrazo y ánimo.

    18 septiembre 2012 | 18:25

  6. Dice ser Cecilia García

    Muchísimas gracias, Iván. De verdad que me has emocionado. Gracias a (lo que sea) la persona de la que hablo se está restableciendo y creo que le gustará que le cuente lo genial que es un chico que siempre me aconseja series estupendas y que, además, se interesa de corazón por los demás. Te mando un abrazo muy especial!! 🙂 Respecto a la serie, OZ te va a cautivar, estoy segura. Espero que me cuentes qué te ha parecido!! Buena travesía por las galerías de Ciudad Esmeralda!

    18 septiembre 2012 | 18:37

  7. Dice ser Iván

    Me alegro mucho, de verdad.Saludos seriéfilos!

    18 septiembre 2012 | 18:59

  8. Dice ser Cecilia García

    Saludos y abrazos, bro!! xD

    18 septiembre 2012 | 19:27

  9. Dice ser SR. WATANABE

    La primera temporada de Oz es impresionante, y su piloto uno de los mejores de la historia de la televisión. Luego (para mí) la cosa se vuelve un poco repetitiva pero sigue manteniendo un buen nivel. Me quedé en le tercera, me has recordado que tengo que retomarla urgentemente. Un Saludo.

    19 septiembre 2012 | 22:22

  10. Dice ser Cecilia García

    Hola! Después de leer tu comentario debo decirte que harás bien en retomarla. Para mí, la 6T es la TEMPORADA. Buenísima de verdad, tanto o incluso más que la primera. Lo único que patina en este serie es la longitud de la 4T. Quisieron hacerla el doble de largo y ahí pierde un poco el ritmo, aunque merece la pena continuar para ver los desenlaces de las historias, que son soberbios. Gracias y un saludo!!

    20 septiembre 2012 | 08:47

  11. Dice ser SerieAdikta

    Yo vi el piloto y, la verdad, me pareció bastante duro, y no seguí con ella. Además me apetecía verla en BSO subtitulada y no encontré buenos subtitulos para ella… Pero bueno, viendo tu entusiasmo, quizás la retome. Saludos!

    21 septiembre 2012 | 10:43

  12. Dice ser Cecilia García

    No te preocupes, yo he visto la serie en VOSE y no me ha costado nada conseguir los subtítulos, excepto un poco los de la sexta temporada. Merece la pena adentrarse en los caminos de Oz, te lo aseguro. No sólo tiene violencia, es una serie emotiva, profunda y, a ratos, divertida. Dale una segunda oportunidad, que te lo vas a pasar en grande!

    21 septiembre 2012 | 14:18

  13. Dice ser panfilo

    Cuando hiciste la lista de recomendaciones de obras maestras para disfrutar en verano me sorprendio ver ahi una serie sobre la vida carcelaria, pero te tome la palabra, hice el esfuerzo en conseguir los subtitulos y me embarque en esta aventura.

    Oz es una serie dura, durisima si cabe la palabra, eso hay que decirlo desde el vamos, se la recomende a unos amigos y no pudieron ni con el piloto, pero yo soy testarudo, como dices, es tan dificil de digerirla pero al mismo tiempo es tan adictiva que quieres ver mas.

    Es junto a The Wire la serie con los mejores personajes, Por Dios, es dificil tocar este tema, porque es dificil elegir a uno solo, son tan maravillosos, tan complejos, tan humanos, tan impredecibles que hacian que la vida en prision fuera de lo mas entretenido.

    Como olvidar a personajes como:

    El temible Shilinger, que junto a su banda aria hace ver a los nazis de Breaking Bad como niños de jardin.

    Beecher, el tipo que mas ha sufrido en una serie de tv y esa relacion tan intensa con un inmenso Keller.

    Los hermanos O Riley, el psicopata mas carismatico que veras en una serie y Cyril que es imposible no tomarle cariño despues de una vida llena de sufrimientos y de manipulaciones por su hermano, en el momento de su ejecucion llore a mares y de largo no solo es el mejor momento de la serie sino de la historia de la tv.

    Adebisi, esa mole de casi dos metros que podria matarte con solo mirarte.

    Miguel Alvarez, una de las mejores actuaciones de la serie de un brillante Kirk Acevedo que supo darle vida a un hombre tan atormentado como simpatico, y quizas sea e unico exito de rehabilitacion de todo el elenco.

    Kareen Said mi personaje preferido por sobre todos, unico y tan complejo en su naturaleza.

    Del reparto de las autoridades, todos entrañables destacando Pete Marie, el bueno de Mukada, el soñador Macmanus y la temible pero jocosa oficial Hawell.

    Oz es una serie fuerte pero maravillosa, no recomendable a personas muy sensibles, pero creanme que es de las mejores series de la historia.

    Para finalizar hago mia una frase que dice Beecher al salir de prision al final de cuarta (magnifica) temporada, Pete Marie le dice “trata de olvidar todo este infierno” y el este le responde, “No lo podre olvidar jamas” y eso es exactamente lo que siento yo, gracias A HBO, y a este elenco de actores maravilloso

    27 enero 2016 | 22:45

  14. Ay, querido Panfilo. Se me acaban de poner los pelos de punta leyendo tu comentario, y me ha hecho rememorar todo lo que sentí viendo esta grandísima serie. Me alegro mucho de que hayas hecho el esfuerzo de buscar los subtítulos (yo también tuve algunos problemas), pero el viaje merece MUCHO la pena. Es una de las grandes y ahora sabes por qué.
    Respecto a lo que comentas sobre los personajes estoy completamente de acuerdo. Fontana es un gran maestro construyendo personalidades. En una entrevista decía que para crear un buen personaje había que preguntarse en qué creen, qué tipo de educación o no han recibido, qué les hace llorar, qué les hace reír y con quién quieren acostarse. Me pareció un magnífico resumen que él pone en práctica como nadie. Además, es un placer ver a muchos actores que después saldrían en series famosas.
    Si tuviera que escoger uno de los personajes quizás también me quedaría con Kareen Said debido a su irresistible personalidad, aunque tengo mucha debilidad por ese grandísimo villano que es Vernon Schillinger. En fin, me alegra muchísimo que hayas disfrutado tanto. Sabía que no podría ser de otra forma. Solo hubiera faltado que nos tomáramos una cerveza juntos para rememorar todos los detalles. Te dejo un regalito 🙂 https://www.youtube.com/watch?v=cUyVLuff91E Un abrazo enorme y ya me contarás en qué nueva aventura seriéfila piensas embarcarte. ¿Has visto The Shield? Si no es así, c’mon!

    29 enero 2016 | 14:10

  15. Dice ser panfilo

    Gracias por el regalo jajaj, creo la grandeza de una serie tambien se puede medir por las veces en las que reias y llorabas al mismo tiempo.

    Como dices si nos ponemos a hablar de esta maravilla no acabaramos nunca, debo recordarte que ya vi The Shield e incluso te deje mi comentario, voy a ver The Leftlovers que se te gusta mucho, pero Oz me ha consumido demasiado emocionalmente, me tomare un mes de vacaciones seriefilas para superarlo.

    Un abrazo gigante.

    29 enero 2016 | 19:00

  16. Oh, perdona. Claro que has visto The Shield! Se me ha ido la pinza por completo 😉
    Y ahora te vas a poner con Leftovers, así que no creas que vas a descansar emocionalmente, jejeje. Creo que te va a encantar y espero ansiosa tu comentario. Un abrazo enorme y sorry por el despiste.

    30 enero 2016 | 14:14

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.