BLOGS
Descorche Descorche

Puede que en el vino no esté la verdad, si es que sólo existe una,pero lo que es seguro es que está el placer y juntos vamos a encontrarlo

Tampesta Rosado y Tinto, la esencia de la Prieto Picudo

Vuelvo a León desde mi voluntario exilio burgalés y lo hago otra vez con la uva Prieto Picudo como bandera.

Los vinos recomendados hoy son un rosado y un tinto, los dos con la marca Tampesta como señal de identidad.

La aventura de los hermanos Paz Tampesta, Juan Luis, Oscar y León, empieza en el año  2000 cuando plantan sus primeras cepas. La idea inicial era vender las uvas pero pronto se dieron cuenta de que eso no era rentable y en el año 2004 sacan al mercado su primer vino.

En la actualidad de la dirección de la empresa se encarga, con mano tan firme como agradable, Noelia de Paz hija de Juan Luis. A pesar de su juventud tiene las cosas muy claras y su apuesta por la calidad es clara. De la elaboración se encarga el enólogo leonés Luis Buitrón.

La bodega tiene 18 hectáreas de viñedo en propiedad, la mayor parte de ellas en el paraje de Las Lagunillas. Domina Prieto Picudo, aunque también tienen Tempranillo, por el que se apostó al principio pero que se va eliminando para dar paso a la tradicional uva leonesa.

La bodega está en Valdevimbre los Oteros, de cuya larga historia vinícola hablan las numerosas y viejas cuevas subterráneas donde se elaboraba y se guardaba el vino. Sus zarceras son visibles desde lejos.

No suelo recomendar rosados pues no son precisamente mi pasión, pero ahora que el calor aparece, por fin, después de un tan largo invierno este Tampesta Rosado 2009 es una opción divertida y fresca, una buena forma de empezar una comida o de tomarse un aperitivo al aire libre.

Elaborado sólo con Prieto Picudo destaca por sus poderosos aromas de fresas y su ligero amargor final que le da personalidad.

Pero después del rosado podemos pasar a beber algo más serio, el Tampesta Tinto 2009, con la Prieto Picudo como base, acompañado por un poco de Tempranillo. La crianza en barrica de entre 6 y 9 meses no oculta el poder de su fruta, sino que la madera se integra muy bien hasta casi desaparecer. Ligero, fresco y con personalidad. Un poco de aireación le viene muy bien.

El precio de los dos vinos ronda en una tienda los 6 euros, el rosado no los alcanza y el tinto los supera por poco. Una magnífica relación calidad/personalidad/precio.

Los mejores vinos de España segúnRobert Parker by Jay Miller

Han salido las nuevas puntuaciones de Robert Parker, aunque como otras veces deberíamos decir de Jay Miller. Estos son los vinos que ellos consideran los mejores de España. Primero va la añada, después el nombre del vino y por fin la puntuación.

2007Pingus 99

2007Espectacle Espectacle del Montsant 98

2006Hermanos Sastre Pesus 98

NVVega Sicilia Unico Reserva Especial 98+

2007Clos I Terrasses Clos Erasmus 98

2007Benjamin Romeo Contador 98

2007Dominio de Pingus Amelia 97

2000Vega Sicilia Unico Reserva 97

2008Bodegas Jimenez Landi El Reventon 97

2007Numanthia Termanthia 97+

2007Alvaro Palacios L’Ermita 96

2007Bodegas Emilio Moro Malleolus de Sancho Martin 96

2007Bodegas El Nido El Nido 96

2006Numanthia Termanthia 96+ 2008Raul Perez Ultreia de Valtuille 96

2007Bodegas Sierra Cantabria El Bosque 96

2008Bodegas Jimenez Landi Cantos del Diablo 96

2007Clos Mogador 96

2004Cvne Real de Asua 95+ 1996Cvne Contino Graciano 95

2001Cvne Contino Graciano 95

2007Descendientes de Jose Palacios Corullon Las Lamas 95

2001Bodegas Y Vinedos Valduero Gran Reserva 95

2007Benjamin Romeo La Vina de Andres Romeo 95

2007Los Astrales Astrales Christina 95

2007Bodegas Alto Moncayo Aquilon 95

2007Aalto 95

2007Mas Doix Doix Costers de Vinyes Velles 95

2005Hermanos Sastre Regina Vides 95

2007Dominio Do Bibei Lacima 95

2006Finca Allende Aurus 95

2006Bodegas Sierra Cantabria Amancio 95+

2004Remelluri Coleccion Jaime Rodriguez 95

2008Raul Perez El Pecado 95

2008Raul Perez Sketch 95

2007Bodegas Y Vinedos Pujanza Pujanza Cisma 95

2005Quinta Da Muradella Bastardo 95

2007Quinta Da Muradella Qdm Albarello 95

2007Nit de Nin Nit de Nin 95

2007Bodegas Emilio Moro Malleolus de Valderramiro 95

2005Mauro Terreus 94

2007Bodegas El Nido Clio 94

2006Muga Aro 94

2006Numanthia 94+

2007Numanthia 94+ 2006Vinedos de Paganos El Puntido 94

2007Bodegas Y Vinedos Pujanza Pujaza Norte 94

2007Pricum Valdemuz 94

2007Quinta Da Muradella Finca Notario Single Vineyard 94

2006Quinta Da Muradella Gorvia Red 94

2007Quinta Da Muradella Qdm Souson 94

2007Pingus Flor de Pingus 94

2007Portal del Priorat Somni 94

2005Vina Real Pagos de Vina Real 94

2007Bodegas Sierra Cantabria Rioja Coleccion Privada 94

2006Finca Villacreces Reserva 94

2004Francesc Sanchez Bas Montsalvat 94

2006Felix Callejo Family Reserve 94

2006Ferrer-Bobet Ferrer Bobet Seleccio Especial 94

2006Vinedos Y Bodegas Garcia Figuero Figuero Noble 94

2006Dominio Do Bibei Lacima 94

2006Dominio Do Bibei Brancellao 94

2005Hermanos Sastre Pago de Santa Cruz 94+

2007Dominio Do Bibei Lalama 94

2005Marques de Grinon Emeritus 94+

2007Mas Sinen Coster 94

2005Luberri Finca Los Merinos 94

2005Magallanes Seleccion 94

2007Bodegas Y Vinedos del Jaro Sed de Cana 94+

2006Vinedos de Ithaca Odysseus Tinto 94

2007Bodegas Alto Moncayo Alto Moncayo 94

2005Anima Negra Son Negre 94

2008Acustic Auditon 94

2006Alion Alion 94

2007Castro Ventosa Valtuille la Cova de la Raposa 94

2006Bodegas Y Vinedos Valderiz Valderiz Tomas Esteban 94

2006Valderiz Juegabolos Barricas Seleccionadas94

2004Bodegas Y Vinedos Valduero 6 Anos Reserva 94

2007Vinas de la Vega del Duero Quinta Sardonia 94

2007Celler Vall Llach Vall Llach 94

2006Joan Simo Les Eres Vinya Velles 94

2005Telmo Rodriguez Altos Lanzaga 94

2005Telmo Rodriguez Matallana 94+

2008Terra de Verema Triumvirat 94

2006Telmo Rodriguez G Pago la Jara 94

2007Bodegas Teso la Monja Alabaster 94

2007Finca Torremilanos El Roble Viejo 94

2004Torres de Anguix A d’Anguix 94

2007Descendientes de Jose Palacios Corullon Moncerbal 94

2001Cvne Vina Real Gran Reserva 94+

2004CVNE Contino Gran Reserva 94

2001CVNE Contino Vina del Olivo 94

2005CVNE Contino Vina del Olivo 94

2005Cvne Real de Asua 94+

1970CVNE Imperial Gran Reserva 94

1999CVNE Imperial Gran Reserva 94

2007Clos Erasmus Laurel 94

2007Clos Figueras Clos Figueres 94

1968CVNE Imperial Gran Reserva 94

Sólo he copiado los vinos que tienen más de 94 puntos, pues sino la lista sería interminable. Si alguien quiere tenerla entera o ver los comentarios de cata lo puede hacer en la página de Robert Parker, pero, eso sí, pagando.

Reflejar como reflexión final que en las catas de Parker ya no triunfa sólo el Tempranillo, junto a él hay Garnacha, Graciano, Mencía, Albariño, Bastardo, Albarello, Prieto Picudo, Brancellao, Souson….

Orto 2008, la honestidad de un gran Montsant

Después de muchos días inactivo vuelvo a escribir algo. Muchas gracias a los que me lo habéis pedido y pido perdón a los que se han asomado al blog y lo han encontrado medio muerto.

Para volver a empezar nada mejor que un vino que es también un inicio. Se trata de Orto 2008, un recién nacido en el Montsant.

Orto es un proyecto de 4 viticultores de El Masroig, encabezados por Joan Asens. Junto a él están los hermanos Jordi y Josep Beltrán y Josep Bové.

Joan Asens no es precisamente un desconocido en el mundo del vino pues desde 1991 ha trabajado mano a mano con Álvaro Palacios y fruto de ese trabajo son vinos como L’Ermita.

Todos son antiguos cooperativistas desde varias generaciones que en el año 2008 deciden elaborar sus propias uvas. Poseen un total de 11 hectáreas, para ser exactos ellos dicen 10,9896, situadas en 12 parcelas del municipio de El Masroig. La edad de las cepas va desde los 18 años a los 90 y las producciones van de los 1500 kilos a los 2500. El tipo de poda, en un 70% de los casos, es el tradicional vaso y en el resto es Guyot doble.

También son muy variables las orientaciones, aunque con predominio sur, la altitud, que va de los 52 a los 234 metros, o los suelos, que son principalmente calcáreos, pero que en algunos casos tienen más parte de arcillas, gravas o pizarras.

Fruto de esa diversidad de parcelas es una vendimia alargada en el tiempo. En el año 2008 se vendimió la primera uva el día 13 de septiembre y la última el 28 de octubre.

La fermentación se hace en tinas de acero inoxidable de 20 y 30 hectolitros y la maceración se prolonga durantes unos 28 días. Se hace una breve crianza de 3 meses en barricas de roble francés de 4 años. De esta cosecha se embotellaron 19.850 botellas.

Orto 2008 tiene un 53% de Samsó, un 28% de Garnacha, un 12% de Cabernet Sauvignon y un 7% de Tempranillo.

Es un vino que sorprende por su frescura en boca, a pesar de tener 14,1% de alcohol. Con buena acidez, vivo, con un fondo mineral que se mezcla con las frutas rojas. Un vino honrado, que no tiene maquillajes y cuyo precio en tienda está sobre los 10 euros.

Por cierto, el nombre, que horroriza a Paola, nuestra jefa de almacén y argentina, parte de una idea que ellos explican

Orto es el momento particular en el cual el sol, o cualquier otro astro, atraviesa el plano del horizonte y pasa a ser visible en nuestro hemisferio. Simboliza, por lo tanto, el nacimiento de un nuevo día. Orto es también un prefijo de origen griego que significa recto, correcto e incluso bonito. Ambas definiciones plasman de manera clara y contundente nuestra manera de entender el mundo de la viña y del vino

Château Villa Bel-Air 2004, un gran Burdeos a precio contenido

Hay amigos que me dicen que como me encantan los vinos de Borgoña me olvido de los de Burdeos. Y puede que tengan razón. Pero Burdeos fue mi primer amor vinícola. Todavía recuerdo cuando Maribé y yo hicimos nuestro primer viaje a la zona. La sensación de emoción que nos embriagaba al ver los míticos châteaux, con los que tantas veces habíamos soñado y que estaba ahora delante de nosotros.

En aquella época los españoles todavía viajábamos pocos a la zona y en algunos de nuestros restaurantes favoritos éramos conocidos como les amis espagnols.

Son muchos los vinos de Burdeos que me gustan. Todos los grandes nombres y algunos mucho menos conocidos. Hoy voy a recomendar uno de estos últimos.

Es el Château Villa Bel-Air Tinto 2004. Un tinto de Graves realmente atractivo. Graves debe su nombre al tipo de suelo, las míticas graves garonenses. Comienza en la parte norte en el arroyo de Blanquefort y termina poco después de Langon. Bordea el río Garona y al oeste tiene el bosque de pinos de Las Landas, que le sirve de frontera y protección. Es una banda de 50 km. de larga y entre 15 y 20 de ancha. Las gravas reposan sobre un subsuelo de arcilla, arena, capas ferruginosas, caliza y margas. Que yo recuerde ahora mismo es el único sitio que lleva el nombre de su suelo, aunque puede que haya más.

Château Villa Bel-Air está situado en Saint-Morillon, en el corazón del viñedo de Graves. Es una preciosa propiedad de unas 50 hectáreas juntas. En el siglo XVIII, un consejero del Parlamento de Burdeos, el Marqués de Lajarte, construyó una cartuja, hoy declarada Monumento Histórico. Los jardines, las fuentes y el viñedo le dan un toque de villa clásica romántica y acogedora.

Pero desde el punto de vista vinícola la propiedad estuvo durante años abandonada, hasta que, en 1988, la compra Jean-Michel Cazes, uno de los nombres de oro de Burdeos, propietario entre otras cosas del Château Lynch Bages en Pauillac y de los restaurantes Cordeillan Bages y Le Chapon Fin, posiblemente los dos mejores de toda la zona de Burdeos.

Jean-Michel Cazes renueva totalmente el viñedo y las instalaciones y partiendo de cero aprovecha el peculiar terroir para conseguir un gran vino.

La finca tiene un especial microclima al estar rodeada de un bonito bosque de pinos y al estar muy cerca del río Garona. Situada en una ligera colina, los suelos son de gravas y en el subsuelo hay arcilla calcárea y algo de hierro.

Las cepas tienen una edad de 20 años. Hay un 40% de Cabernet Sauvignon, plantado sobre las gravas más cálidas buscando una buena maduración, un 10% de Cabernet Franc y un 50% de Merlot, que está plantado en las laderas más frescas.

La maceración dura unos 20 días y la crianza en barricas de roble francés nuevo se prolonga durante 12 meses. Detrás del vino está Daniel Llose, asesor de todos los vinos de Jean-Michel Cazes y uno de los enólogos más interesantes de Burdeos. Un hombre siempre respetuoso con el terroir, que nunca ha buscado vinos poderosos y modernos sino que se ha mantenido fiel a un estilo clásico, a pesar de que en los años más duros, cuando la modernidad se imponía, recibiese por ello tantas críticas como elogios recibe ahora. Daniel es una persona sensata, amable y sencilla y sus vinos son como él.

Château Villa Bel-Air 2004 es un vino que refleja la idea que yo tengo de Graves, un vino sencillo a la vez que complejo, sin exceso de cuerpo o de madera, sin tonos tostados, auténtico, fino, largo, con buena acidez, con fruta no confitada sino fresca, con taninos integrados y nada agresivos. Un vino que podría beber a todas las horas.

Su precio en tienda está sobre los 17 euros. Una gran forma de acercarse a Burdeos. Está en un momento muy bueno para beberse, lo que no quiere decir que no mejore algunos años.

Manuel Olivier Bourgogne-Hautes Côtes de Nuits Vieilles Vignes 2006, un gran Borgoña a un pequeño precio

Es otro de los jóvenes vignerons de Borgoña. Su nombre es Manuel Olivier. Su bodega está en un barrio de Nuits-Saint-Georges, el Hameau de Corboin, con sólo 35 habitantes. La familia de Manuel Olivier es agricultora desde siempre, pero se centraba más en los árboles frutales. Las primeras viñas las compra en 1990. Hoy tiene 10 hectáreas de viñedo, la mayor parte situadas en Hautes Côtes de Nuits, pero tiene también parcelas en otras partes de la Côte de Nuits y de la Côte de Beaune.

El vino escogido para esta ocasión es el Bourgogne-Hautes Côtes de Nuits Vieilles Vignes 2006.

Elaborado con cepas de Pinot Noir de más de 20 años, plantadas en una ladera de suave pendiente, a 1 kilómetro de Clos de Vougeot. Con una exposición este y sudeste, a 350 metros de altitud. Los suelos son arcillo calcáreos, muy pedregosos y poco profundos, apenas 20 centímetros.

Manuel Olivier es un viticultor de los de verdad, de los que trabaja la viña con sus manos. Suelos arados, sin productos químicos, lucha razonada y respeto al terroir.

Las uvas se despalillan totalmente, se hace una maceración en frío de 1 semana. Encubados largos de 5 a 6 semanas, con bazuqueos frecuentes. La crianza dura 15 meses en barricas de roble que no superan los 3 años.

Un vino lleno de fruta, auténtico, sin pretensiones, con una nobleza apabullante. Frutas rojas, taninos suaves, la madera que está pero no se nota, buena acidez, largo y todo a un precio en tienda que ronda los 18 euros. La demostración de que en Borgoña se puede beber muy bien sin tener que pagar tanto.

Pero si el precio todavía parece alto para algunos, se tiene la opción de escoger otro vino de esta bodega, el Bourgogne 2008. Su precio en tienda está sobre los 11 euros. Procede de la parte final de la ladera con suelos más profundos y de viñas más jóvenes, unos 10 años. La crianza se ha realizado en cubas de acero inoxidable. Pinot Noir en su estado más puro y fresco.

Lecheneaut Clos de la Roche 2003, un vino que emociona

Casi todos los días bebo vinos que me gustan, algunos días bebo vinos que me encantan, pero los vinos que producen emoción, esos que hace que el cuerpo se estremezca y te duele que la botella se acabe, se beben en muy contadas ocasiones.

La última vez que me pasó fue el 31 de diciembre. Aprovechamos las fiestas en las que estamos con nuestra familia para disfrutar de buenos vinos y la verdad es que de los que nos llevamos ninguno nos decepcionó. Pero el que alcanzó el límite de lo sublime fue un Lecheneaut Clos de la Roche Grand Cru 2003.

Clos de la Roche es un Grand Cru del pueblo de Morey-Saint-Denis, situado en el límite con Gevrey-Chambertin. Morey es un pueblo a veces olvidado, aplastado por la elegante intensidad de los Gevrey y por la seducción sensual de los Chambolle. Lo mismo sucede con algunos de sus Grand Cru.

Clos de la Roche tiene 16,9 hectáreas de viñedo. La exposición es este y la altitud oscila entre 270 y 300 metros. Los suelos son pardo calcáreos, ricos en elementos asimilables por la viña y aunque en la superficie no parece muy pedregoso a poco que se profundice aparecen bloques rocosos de grandes proporciones. Por otro lado, la tierra vegetal no tiene más de 30 centímetros de espesor.

Su nombre viene de la topografía del clos, que está sobre la roca. Aunque otra hipótesis dice que existía una roca, druida o celta, posiblemente un monumento megalítico de la época gala, entre Latricières-Chambertin y Clos Saint Denis, en el lugar donde está ahora este clos.

Cuando elegimos el vino tuvimos en cuanta la añada, 2003, una de las más cálidas de Borgoña, con un ciclo vegetativo de casi 100 días. Una añada que al principio no me entusiasmó nada, pero que voy reivindicando últimamente.

Desde que en 1985, a la muerte de su padre, los hermanos Vincent y Philippe Lecheneaut se hacen cargo del domaine familiar, su prestigio ha ido aumentando de forma continua hasta estar entre los mejores de la zona. Ellos representan la tercera generación de una familia de viticultores cuyos orígenes se remontan a 1928.

Tienen 11 hectáreas de viñedo, 10 de Pinot Noir y 1 de Chardonnay, repartidas en 65 parcelas, y trabajan en 19 AOC diferentes.

Ellos mismos reconocen que al principio sus vinos eran muy concentrados, pero faltos de finura. Para resolverlo deciden intervenir menos en la bodega y trabajar más el viñedo. Desde el año 2000 sus tierras se cultivan de forma biológica, sin abonos, ni tratamientos, arándolas y recortando de forma drástica su producción.

La parcela de la que proviene este emocionante vino es minúscula, 0,09 hectáreas y no hay error, ni he puesto un cero de más, son eso 0,09 hectáreas. La parcela la compra en 1957 su padre y la planta él.

Esta botella parecía recoger el poder de sus vecinos del norte y la seducción de los del sur. Complejo, con cereza y violetas. Mineral, profundo, un espectáculo.

Nosotros nos bebimos nuestra última botella del 2003, por eso está vacía en la foto, y creo que será difícil de encontrar otra, a España llegan 6 botellas, pero si tenéis la posibilidad de beberla, o de beber otra añada, no lo dudéis. No es barato, sobrepasa los 200 euros, pero pocas veces se puede gastar tan bien ese dinero. Como dice un anuncio la emoción no tiene precio.

Christophe Mignon, cuando la Pinot Meunier alcanza la excelencia

Hoy pone punto y final un año extraño y difícil. En lo personal se han mezclado alegrías como la apertura de La Tintorería con algo tan doloroso como la muerte de la gente a la que quieres.

En lo profesional, ha sido un año duro, sombrío, en el que los rayos de luz han salido pocas veces. La crisis nos toca como a todos y la sensación de crisis nos toca todavía más. De lo poco que hay para sentirse contento es que en la empresa estamos todos los que estábamos.

Pero hoy toca despedir el 2009 y esperar que el año nuevo sea mejor. Para brindar por ello he escogido un Champagne original y lleno de personalidad. Es el Christophe Mignon Brut.

Está elaborado únicamente con Pinot Meunier, una uva que casi nunca se elabora sola y que es la menos conocida y considerada, aunque representa el 34% del total. El primer champagne que probé elaborado sólo con Pinot Meunier me encantó, era La Closerie de Jerôme Prévost. Recuerdo que lo bebí en L’Envers du Décor en Saint-Emilion.

La zona de producción es el valle del Marne, la principal vía fluvial de Champagne y en ella se dan las tres cepas, Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier, siendo ésta con un 62% la mayoritaria. Las laderas se extienden sobre las dos orillas, acompañando sus meandros, de Aÿ hasta el Aisne, más allá de Château-Thierry. Son 100 pueblos, con 11.593 hectáreas y 5.482 viticultores.

Christophe Mignon tiene una superficie de 6,30 hectáreas de viñedo, plantadas en su mayoría, 90%, con Pinot Meunier, siendo el resto a partes iguales Chardonnay y Pinot Noir, aunque usa únicamente el Pinot Meunier.

La edad media del viñedo es de 30 años. Las parcelas están situadas en Le Breuil, Festigny, La Boulonnerie, donde está la bodega y donde tienen una pequeña casa rural.Todo el trabajo es biodinámico.

El vino tiene como base la añada 2005 y la otra mitad procede de vinos de reserva. Los mostos no han sido filtrados, ni pasados por frío y no se ha hecho la fermentación maloláctica.

Al beberlo se mezclan las notas de flores casi marchitas, con los frutos secos y una marcada mineralidad. Es denso, con buena estructura pero para nada no cansino, con buena acidez y muy largo en boca.

En la contraetiqueta pone la fecha de degüelle, en este caso del 2 de febrero del 2009.

Un apasionante tinto de Santenay

Jean-Marc Vincent y su mujer Anne-Marie son los viticultores más interesantes y apasionados de Santenay, en la parte sur de la Côte de Beaune.

Jean-Marc llega a Borgoña en 1997 procedente de Alsacia. Su entusiasmo por al viña es contagioso. Nosotros visitamos su bodega el último día y a última hora de nuestra estancia en Borgoña. Era el punto final del viaje y ya estábamos bastante cansados. Nos recibieron en su casa, nos presentaron a sus hijos que venían del colegio y nos llevaron a ver su viñedo.

La pasión con la que nos contaron su forma de trabajar la viña hizo que nuestro cansancio desapareciese. Trabajo intenso, ecológico y respetuoso.

Después probamos sus vinos y en la copa demostraron lo acertado del trabajo en el campo.

Tienen 5,5 hectáreas de viñedo, de las que 3 son de Premier Cru. De todos los vinos tintos que probamos el que más nos gustó fue Vincent Santenay Premier Cru Le Beaurepaire 2007.

Le Beaurepaire es un Premier Cru de 15,48 hectáreas, situado encima del pueblo de Santenay, en la oarte norte, en las laderas de una montaña que llaman La Maladière. Su altitud va de los 250 a los 340 metros y su orientación es sur y este.

Las uvas con las que se ha elaborado este vino proceden de una pequeña parcela de 0,58 hectáreas de viejas cepas de Pinot Noir.

La elaboración es respetuosa y con poca intervención. Se hace un despalillado parcial, pero la uva entera representa siempre como mínimo un 40%.

Para Michel Bettane y Thierry Desseauve es un vino de

cuerpo magnífico, textura aristocrática rarísima en este pueblo, maduración del racimo perfecta, una maravilla que hace honor al talento del vigneron

Y la verdad es que es un vino elegante, profundo, lleno de fruta, con tonos minerales al final de boca.

Su precio en tienda está sobre los 24 euros y os aseguro que es un dinero muy bien gastado. Se puede disfrutar ahora pero mejorará claramente con unos años.

Viendo su forma de trabajar no se puede dudar que Jean-Marc y Anne-Marie Vincent pronto estarán entre los más grandes productores de Borgoña.

Un Graciano navarro de precio imbatible

El vino de esta semana nos viene otra vez de Navarra, esa zona tan vilipendiada, muchas veces con razón, pero que nos ofrece, de vez en cuando, alguna sorpresa.

Es el Zorzal Graciano 2007.

Está elaborado por los hermanos Sanz, Iñaki, Mikel y Xabier, que suele aparecer por aquí en los comentarios. La bodega es Vinícola Corellana, creada por su padre hace unos 20 años y que cuenta con unas 70 hectáreas de viñedo.

La idea de hacer un varietal de Graciano surgió en la vendimia 2003, pero parece que la madera enturbió un poco el resultado pues se imponía sobre el vino. Digo parece pues es Xabi quien lo afirma y yo no he podido probar el vino.

Lo que es cierto es que en el 2007 la madera no invade para nada al vino, todo lo contrario.

Las uvas de Graciano, variedad difícil pero de gran interés por su potencia y su acidez, proceden de cepas de más de 30 años propiedad de los Sanz y plantadas en el zona de Ombatillo, en el pueblo de Corella.

Xabi se ocupa de las viñas biodinámicas de Emilio Valerio y lógicamente aplica sus principios en sus propios viñedos.

Tras recoger a mano las uvas se hizo una ligera maceración prefermentativa a 8ºC buscando extraer el potencial aromático de la variedad. La fermentación se hizo en depósitos de acero con capacidad para 15.000 litros.

Parte de la maloláctica, una cuarta parte, se hizo en barricas nuevas de roble francés, el resto en inoxidable. La crianza se prolongó durante 4 meses en barricas de roble francés.

El resultado es un vino agradable, sin ningún tipo de excesos, cómo se agradece esto, de intensidad de color media. Se notan los matices típicos de la variedad, o cuando menos de los vinos que con ella salen al mercado, esos tonos amargosos y esa marcada acidez que le dan viveza y gracia. Aparecen también tonos de regaliz y hierba buena. Muy fresco y para nada cargado de alcohol.

Un vino honesto, personal y con un gran precio casi imbatible pues ronda los 5 euros.

Fotos de La Tintorería

Como lo prometido es deuda, cuelgo alguna de las fotos de La Tintorería.

El autor de las fotos creo que es Nacho y en ellas se puede ver un poco como va quedando la tienda.

Las otras dos fotos son del día de la inauguración. En la primera está el equipo titular. De derecha a izquierda están Flequi, Maribé, Nacho y César. El de luto soy yo.

La última foto es del cortador de jamones que Carrasco de Guijuelo, para mi uno de los grandes del jamón, nos envió. Como siempre el jamón de Guijuelo estaba excepcional