20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘ghostsn goblins’

Los juegos de antes eran más difíciles

Uno de los últimos juegos que me he terminado ha sido Heavenly Sword, y la verdad es que me gustó bastante. Las fases de proyectiles, por ejemplo, que al principio confunden un poco por el control, me acabaron enganchando bastante.

Es cierto que el juego es corto, se acaba en unas pocas horas, pero creo que tiene un fallo aún mayor: es muy facilón. No hay vidas y no hay continuaciones, pero da igual que mueras, siempre puedes empezar desde el último punto de control, que nunca está a más de dos o tres minutos hacia atrás.

Estas características son típicas de la mayoría de juegos actuales y, a menudo, nos llevan a decir que los juegos de antes eran más difíciles, lo que contribuía a que tuviesen una vida más larga. Hace años no existía eso tan cómodo de “guardar partida”, las vidas y las continuaciones estaban muy limitadas y los checkpoints solían reducirse a uno por fase o subfase.

Mega Man, por ejemplo, era uno de los iconos de la dificultad elevada. El robot de Capcom, por muy llena que tuviese la barra de vida, padecía de una acusada alergia a los pinchos, era tocar uno y reventar cual globito. También había mucho abismo que había que cruzar saltando sobre plataformas móviles, con disparitos alrededor o, aún peor, que aparecían y desaparecían en una secuencia que debías memorizar por tu propio bien.

Los juegos de Mega Man, como los primeros Castlevania, también se caracterizaban por un recurso ya extinto: los passwords. Además, en estos casos las contraseñas no se limitaban a una secuencia de números y letras sino que había que situar correctamente determinados dibujos o caracteres en una cuadrícula, lo que conllevaba la laboriosa y pedestre tarea de tener que hacer dibujitos en una hoja de papel. ¿Trabajoso? Sí, pero tenía su encanto.

El colmo de los passwords recae en el Dragon’s Lair de Super Nintendo, que tenía un sistema que hacía más complicado introducir una contraseña que pasarse el juego. Probadlo y veréis…

Ghosts ‘n Goblins: un traga-monedas de 5 duros en las recreativas, los Contra/Probotector: un toque y estás muerto, casi cualquier matamarcianos: sólo para maestros… Pero el juego más difícil de todos, el juego que más se me ha atragantado hasta la fecha es Battletoads in Battlemaniacs, también de Super NES.

La tercera fase (bonus aparte) de este Battletoads me parece imposible. Se trata de una fase de avance lateral en la que vas montado en un aerodeslizador y debes esquivar todos los obstáculos sin cometer un solo fallo.

En su momento la jugué sobre todo a dobles, lo que es aún más difícil, ya que los dos tienen que hacerlo perfecto. Pero posteriormente la he intentado en solitario… y nada. Aún hoy me pongo el juego de vez en cuando y lo seguiré haciendo hasta que complete ese dichoso nivel. Tal es la dificultad que el amigo con el jugaba en aquellos años al juego y yo solemos utilizar la expresión “esto es más difícil que la fase de las motos de las Battletoads”.

Lo dicho, que los juegos de hoy están tirados. Da igual que seas un paquete, ya no hace falta aprenderse las fases al dedillo ni repetir los niveles una y otra vez hasta alcanzar la perfección. Por muy torpe que se sea siempre es posible avanzar, aunque sea renqueando entre checkpoint y checkpoint.

En cambio en el pasado… ¿quién no se dejó alguna vez la consola en pause y la tele apagada para seguir jugando al día siguiente? ¡Ains!, si es que me invade la nostalgia.

¿Cuál es el juego más difícil que habéis jugado en vuestra vida?