Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘financiacion partidos’

Beatriz Talegón y la gota de agua

Por Antonio de Miguel Antón

Aún sigo intentando entender las verdaderas razones que se esconden detrás de las declaraciones de la joven internacional socialista Beatriz Talegón. ¿Creen en la fuerza de sus palabras? ¿La creen? Yo ya no creo en las palabras de las personas, ni tan siquiera en sus hechos. Lo que me vale es su actitud a lo largo de un tiempo, con una constancia lo suficientemente amplia como para que me permita confirmar lo escuchado. Beatriz TalegónEstoy ya muy cansado de tanta demagogia, de tanto populismo, de tanta pasión interesada, de conveniencias personales, de afán de protagonismo, de llamar la atención, de soberbia, de falsa modestia, de afán salvador, de medrar, de divismo, de notoriedad, de…

Si realmente esta joven socialista -como dice- quiere abanderar la revolución democrática, tanto dentro de su partido como en la sociedad, debería haber cuestionado a la cúpula del suyo asuntos como la eliminación progresiva de la financiación de los partidos políticos o la eliminación del estatuto privilegiado y protegido de la clase política o la limitación temporal de los cargos públicos o la responsabilidad civil y/o penal para las personas que gestionan irresponsable o irregularmente recursos públicos o una nueva ley electoral o la separación de los tres poderes del estado, de tal forma que los órganos más importantes del poder judicial no sean nombrados por el poder político o…

¿Cuál es su punto de vista en estos asuntos? ¿Creen en lo que dice? ¿Es ejemplar o ha sido ejemplar su actitud? Yo no. Para mí no. La gota de agua no agujerea la piedra por su fuerza, si no por su constancia.

Si se lleva bien, la caja B no se detecta

Por S. del Río

¿Cómo se puede investigar una caja B si no está registrada en la contabilidad oficial? Veamos, la caja B la lleva siempre un alto responsable de la empresa, organización, etc. y no está en el ordenador ni en los libros oficiales, naturalmente. Una libreta o, más sofisticado, un libro de diario y otro de mayor son suficientes y se guardan en el cajón de un despacho o en la propia casa; ahí se van anotando tanto las entradas como las salidas de efectivos, no se firma nada, no se pide nada, así que eso de pedir una auditoría para aclararlo es una tomadura de pelo hacia los ciudadanos que no saben de contabilidad y un insulto hacia los que sabemos algo.

Aunque haya unas anotaciones en unos libros, al no ser oficiales se puede alegar que eran para enseñar o cualquier otra excusa. También se puede dar el caso de que se “fabriquen” para un caso determinado, aunque viendo el modelo, tinta y tipo de escritura se pueden analizar y calcular la antigüedad. Hay otro tipo de contabilidad B, la más “usada” y se genera “engordando” los costes; se pueden hacer de mil maneras y difícilmente detectables, esos sobrecostes se llevan a una libreta u otro sistema fuera de la contabilidad y se emplean para pagar sobresueldos, premios y “favores” a quien corresponda. Así que no vengan con que las cuentas están auditadas, pues la caja B si se lleva bien no se detecta.