Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘Caja Madrid’

Juan Iranzo, “el árbol caído”

Por Pepita Taboada Jaén

Juan Iranzo, prestigioso economista, ha sido uno de los beneficiados de las llamadas Tarjetas B que tanta indignación ha causado en la opinión pública, en estos tiempos de grandes carencias y necesidades de los menos favorecidos.

Juan Iranzo, en una imagen de archivo de su paso por Caja Madrid.

Juan Iranzo, en una imagen de archivo de su paso por Caja Madrid.

Compareció en el programa “El Cascabel” de13 TV del que era asiduo invitado, para intentar, pienso yo, demostrar su inocencia o justificar su postura.

Durante el tiempo que se dedicó a este asunto, fueron interviniendo periodistas y políticos que arremetieron durísimamente contra el economista que intentaba explicar su postura, sin duda, nada positiva.

Prácticamente lo machacaron sin misericordia. Al final me pareció un hombre tembloroso y deshecho.

Una de las invitadas, Mª Antonia Trujillo, exministra socialista, sorprendió a presentes y televidentes con sus sentidas palabras:

“Me quiero ir a la cama esta noche tranquila con la sensación de no hacer leña del árbol caído, y me gustaría decirte, Juan, que te agradezco que hayas tenido la valentía de venir a este programa, donde eres un habitual, a dar explicaciones, a argumentarlo y a defenderlo. Y además te deseo mucha suerte en el futuro, porque con independencia del resultado fiscal o penal, desgraciadamente estás condenado ya por la opinión pública.

Independientemente de la culpabilidad del acusado, el gesto de ponerse al lado del marginado, del que sufre, demuestra una gran capacidad de amor que debió aliviar, sin duda, el corazón de ese solitario del plató.

Siempre salen indemnes

Por Agustín Arroyo

BlesaEra esperable. La Audiencia de Madrid ha anulado las actuaciones del juez Silva en el asunto Blesa, expresidente de Caja Madrid. Es inconcebible que mientras países europeos como Islandia o el Reino Unido han redoblado y extremado la vigilancia judicial sobre las malas prácticas de sus banqueros, en España prácticamente se cierra el paso a que los jueces investiguen el expolio bancario por parte de varios de sus más altos responsables.

Si la ejemplaridad es un elemento fundamental para disuadir a los grandes y poderosos banqueros de realizar aventuras financieras temerarias con el dinero ajeno, la noticia de que Blesa y su caso quedan en agua de borrajas habla muy negativamente de nuestro sistema judicial, dispuesto a mirar para otro lado ante tamaños escándalos de prestidigitación financiera.

La argumentación simplista y fácil de que se pretende hacer una causa general contra los responsables de nuestra crisis bancaria demuestra la bochornosa connivencia entre los escualos del agio bancario y los sectores judiciales ultraconservadores, no dispuestos a poner límites razonables a cierta casta de hierofantes del latrocinio de diseño más repulsivo. No aprendemos.

¡Qué despropósito más infame!

Por Agustín Arroyo Carro

Que César Alierta, presidente de Telefónica, pretenda fichar a Rodrigo Rato como consejero para la compañía de Latinoamérica por 200.000 € al año, es tan despreciable e inaudito que merecería, no sólo una reacción en cadena de repulsa y rechazo de todos los accionistas de Telefónica, sino también de todos los usuarios que tenemos contratados servicios de telefonía móvil con esta empresa. ¿Cómo se puede entender que un individuo que se va o huye antes de tiempo del F.M.I sin saber por qué, que contribuye con su nefasta gestión a hundir Caja Madrid/Bankia estafando a cientos de miles de inversores y pequeños ahorradores en participaciones preferentes y accionistas, pueda seguir, como si nada, en la cresta de la ola del entramado empresarial sin asumir ninguna responsabilidad civil o penal por sus oscuros manejos? Claro, que ellos mismos se nombran y encumbran entre sí, se deben favores, se intercambian en puestos decisivos de alta responsabilidad y millonarios sueldos, retiros, indemnizaciones y pensiones vitalicias. ¿No tiene nada que decir la Comisión Nacional del mercado de las Telecomunicaciones? ¿Y el Gobierno del que tan poco esperamos?