Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘asignaturas’

Matrículas universitarias a precios desorbitados

Por Laura Magaña

Como cada año por estas fechas, esta estudiante de Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid, se echa las manos a la cabeza a la hora de hacer la matrícula.

Lo curioso es que matriculándome de menos asignaturas, ¡cada año pago más! Que baje Dios y me lo explique, o Rajoy desde una tele de plasma, porque la evolución es indignante:

1º Año, curso 10/11, 10 asignaturas de primera matrícula, 767,54 euros. De acuerdo, un precio razonable para una universidad pública.

2º Año, curso 11/12, 10 asignaturas de primera matrícula 771,60 euros. Bueno, ha subido cuatro eurillos de un año para otro, lo normal, sin mucha importancia.

3º Año, curso 12/13, 7 asignaturas de primera matricula, ¡895 euros! Estupendo, no solo me quedo sin realizar las asignaturas que me gustaría porque no hay plazas para tanto estudiante que la solicita, sino que encima por menos asignaturas, ¡me cobran más!

Facultad de Ciencias de la Información de la UCM. (ARCHIVO)

Facultad de Ciencias de la Información de la UCM. (ARCHIVO)

4º años, curso 13/14, 6 asignaturas de primera matrícula, 972 euros. Otro año igual, me quedo sin plaza en ciertas asignaturas a la hora de hacer la matrícula, y me cobran por menos asignaturas casi 100 euros más que el año pasado, no encuentro explicación lógica.

Este curso debería haber terminado la carrera, pero por desgracia no ha sido así. Tendré que matricularme en las siete asignaturas que no pude hacer los cursos anteriores porque no había plazas. Siete asignaturas, 1.134 euros. No hay palabrotas en el mundo para describir mi indignación.

Un curso (10 asignaturas) hace cuatro años costaba 767 euros, un curso hoy en día cuesta más del doble (1.620). ¿A qué se debe esta subida? ¿Nos han dado mejores materiales? ¿Hay más profesores? ¿Menos alumnos por clase?

No, no y no, hemos tenido que aguantar clases de 100 personas, 10 cámaras fotográficas para grupos de 80, estar más de un mes a la espera de que un profesor se encargase de cierta asignatura, que dividan la clase a la hora de hacer prácticas porque somos demasiados por profesor (lo que conlleva a dividir el tiempo de clases), que la gente se quede sin realizar las asignaturas que le gustaría porque no hay suficientes plazas

Es para mear y no echar gota, no me hubiera importado la subida si la hubieran justificado con mejoras, ¿pero más por menos? No sé, que me llamen cría ignorante, pero si cada año hay menos profesores, menos becas, no renuevan materiales, pero pagamos el doble, ¿a dónde leches va tanto dinero?

Pienso, luego estorbo

Por Diana Peinado Serrano

Realmente no sé qué me inquieta más, que vayan a quitar la asignatura de Filosofía en la nueva ley o que la respuesta de algunos de mis compañeros de segundo de bachillerato sea “menos mal”.estudiante

¿Menos mal? Puede que sea la única asignatura que tenga que ir más allá de la memorización. Puede que sea la única asignatura que nos ayude a comprender los ‘por qué’ que tanto nos martirizan. Puede que se la única asignatura que nos ayude a pensar por nosotros mismos y reflexionar más allá de lo convencional, de lo que nuestros padres y profesores nos han enseñado. Aunque viéndolo así, tiene sentido que la quieran quitar de nuestras clases ¿no crees?

Filosofía no puede ser de ninguna manera una asignatura más, de la cual no quiero volver a oír hablar cuando termine selectividad, no. Filosofía tiene que ser esa asignatura que me ayude a comprender qué es lo que realmente pienso y defiendo.

Si quitan esta asignatura y si realmente nosotros lo permitimos, estamos acabando con una de las pocas vías que tendrán en un futuro nuestros hijos para poder pensar por sí mismos.

Me deniegan la beca por no ser… ¿una estudiante de provecho?

Por Laura Martínez Quintana

Soy una estudiante de Ciencias Ambientales de la Universidad de Barcelona. Este año he pedido la beca general y de movilidad, ya que vivo a 60 kilómetros aproximadamente de la universidad, lo que conlleva un gasto de unos 300 euros por cada t-jove, que dura 3 meses. Además mis padres están parados y somos 4 personas en casa. Los únicos ingresos que tenemos son los 380 euros que gano yo por trabajar los fines de semana y el dinero que puede proporcionarnos mi abuela por viudedad. No obstante, la beca me ha sido denegada, a pesar de que por mi situación económica es más que evidente que la necesito para poder estudiar. Examen en la universidad

¿Por qué entonces no puedo recibir la beca y personas que están en condiciones económicas superiores a la mía sí pueden recibirla? Muy sencillo, por una norma irracional e ilógica. El año pasado cursé en la Universidad Pompeu Fabra el grado de Enfermería. Esta universidad, al contrario que otras, funciona por trimestres no como otras. Por eso me matriculé del primer trimestre que son 20 créditos. No obstante, me di cuenta de que no me gustaba y no quería dedicarme a este oficio. Porque supongo que las personas humanas podemos equivocarnos al elegir aquello que queremos estudiar y más teniendo en cuenta la edad a la que tenemos que escoger nuestros estudios superiores. Así que dejé la universidad habiendo aprobado y con buenas calificaciones los 20 créditos.

Ahora me dicen que una de las normas del Ministerio de Educación para conceder becas es que el alumno haya superado 30 créditos, ya que este organismo debe de garantizar que el dinero será destinado a un alumno “de provecho”. Señores ministros, ¿a caso están queriendo decir que yo no soy una alumna de provecho por no haber cursado simplemente 10 créditos más? ¿Me están diciendo que, a pesar de que la carrera no me gustase y consiguiera excelentes calificaciones, no soy una alumna de provecho? ¿Tengo que renunciar a estudiar, que es lo que más he deseado en mi vida, porque una norma injusta dice que tengo que superar 30 créditos? Me parece que es excesivo por su parte, y que hay situaciones en particular que deberían  ser analizadas detenidamente.

“Norma injusta”

Pero es más sencillo dar becas a “diestro y siniestro” sin saber lo que realmente está pasando en su sociedad y a sus ciudadanos. Me parece lamentable esta situación. La verdad es que no me extraña que las cosas vayan así en este país. Pero no creo que nadie vaya a quedarse de brazos cruzados delante de estas situaciones. Creo que merezco una explicación razonable sobre esta norma injusta e irracional y por supuesto una posible solución.