Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Entradas etiquetadas como ‘corto’

Así sería el primer vistazo a un exoplaneta

De qué estarán hechos los exoplanetas, y cómo será el primer impacto en el astronauta explorador, cuando este perciba por la ventanilla de la nave espacial la atmósfera de una luna alejada a años luz, donde el metano, el helio y otros gases bañen los ríos, donde los océanos levanten olas de hidrocarburos contra un delta irisado que reflejará el incendio de las nubes de azufre

El corto Helios juega con estas premisas extraterrestres. Usa la plástica digital para diseñar paisajes cósmicos. Una simulación de líquidos y químicos orgánicos, fotografiados y grabados por el artista Nicolas Arnold en su sótano con el objetivo de inventar la ingravidez de otros climas celestes. Así describe su proyecto:

Helios se adentra en qué aspecto tendrán los territorios del espacio ultraterrestre inexplorados. Fue creado como un proyecto en mi sótano estudio, utilizando varios líquidos y productos químicos. Se escenifica como un estímulo audiovisual inspirado en la estética vintage de los viajes espaciales de la NASA.

Helios es un ejercicio doméstico de imaginación desarrollado por una persona que tuvo la suerte de crecer en un pueblo con escasa contaminación lumínica, bajo un cielo que le permitía soñar con viajes y fronteras astrales, formas y constelaciones, vuelos exteriores, nuevos territorios por descubrir…

 

Un corto de 1904 que explota el cliché del loco que se cree Napoleón

Hay que perdonar las torpezas narrativas y de ritmo de Maniac Chase (Persecución del maniaco): el cortometraje data de 1904. También es justo alabar sus virtudes, en poco más de ocho minutos es capaz de arrancar una sonrisa. Resulta espontáneo y natural, no encierra otra pretensión que la de entretener y aún así permanece en el tiempo como un fósil audaz, ágil para tener 113 años.

La película narra la fuga de un hombre de una institución mental con más aspecto de cárcel o mazmorra que de sanatorio. Pronto lo estarán persiguiendo tres loqueros de catálogo, pero el protagonista no se rendirá con facilidad. Al tópico se le añade el mayor que podamos relacionar a la idea del manicomio decimonónico como escenario para la comedia: el personaje principal se cree Napoleón.

El origen del cliché parece ser verdadero. En el libro de 2014 The Man Who Thought He Was Napoleon (El hombre que pensaba que era Napoleón), la historiadora y escritora francesa Laure Murat cuenta que en diciembre de 1840, cuando los restos del militar y gobernante (fallecido 20 años antes en Santa Helena) llegaron a París para ser enterrados, el director del Hospital Psiquiátrico de la ciudad declaró que al día siguiente habían ingresado en la institución 14 hombres que decían ser Napoleón. La imagen recurrente del loco de chiste con un sombrero de papel y con la mano derecha en el estómago no ha cesado de repetirse en películas, dibujos, cómics y otros testimonios artísticos y populares.

Lee el resto de la entrada »