Blog de Adrián Vallés, piloto probador de Spyker F-1 y joven talento del automovilismo español, sobre el Mundial de Fórmula 1 2007 y postea con su Nokia N93

Archivo de noviembre, 2007

Hay vida después de McLaren

Hoy se ha hecho público el acuerdo entre Fernando Alonso y McLaren de separar sus caminos “de un modo amistoso”, sin indemnizaciones ni cosas raras, o al menos eso es lo que ha dicho. Está claro que la situación de Fernando en el último tramo del campeonato no se podía mantener mucho tiempo, ya que al final la Fórmula Uno es un deporte muy exigente y no se puede estar todo el día con que si me quieres o no me quieres. Ahora se abre todo un abanico de posibilidades para el piloto español, ya que ¿quién no va a querer en su escudería a un bicampeón del mundo? Evidentemente ofertas no le van a faltar a Alonso, pero la decisión no es fácil, ya que en este momento Fernando debe optar por un proyecto sólido con garantía de éxito, o por lo menos con garantía de no fracasar de un modo estrepitoso. Yo, la verdad, no me atrevo a aventurar cuál va a ser el futuro de Alonso en 2008, porque las combinaciones son muchas y, además, rumores y falsos rumores ya circulan por ahí a millones… Alguno acertará, pero esto es como una carrera: no sabes quién ganará hasta la bandera a cuadros.

Por lo demás, y en lo que a mi carrera respecta, deciros que esta semana he estado probando en Paul Ricard (Francia) con dos equipos de GP2: Fisichella Motorsport International y hoy con ISport International, dos de los mejores equipos de la parrilla de GP2 Series. La razón de rodar con estos equipos de GP2 es que para la próxima temporada pretendo recuperar el ritmo de la competición en GP2 sin dejar de lado la Fórmula Uno. También me han servido mucho para preparar los próximos test con Spyker Formula One Team del próximo mes. La verdad es que estoy muy contento de los resultados de mis test con estos dos equipos de GP2. Estos días han rodado en Paul Ricard 63 pilotos en 4 días, 10 de ellos españoles, y he sido el mejor español después de un año sin subirme en un monoplaza de GP2, que os aseguro que tienen muchas diferencias con los F1. También estoy muy contento porque hoy he tenido la oportunidad de ser compañero de equipo por un día con Bruno Senna, sobrino de Ayrton Senna, y también he tenido la oportunidad de ser más rápido que él, uno de los apellidos más ilustres en el mundo de la Fórmula Uno. Me han causado muy buena impresión los dos equipos en los que he rodado, sobre todo por su profesionalidad y su clara intención de sacar lo máximo de sus pilotos, y no sólo velocidad.

A partir de ahora hay que valorar todas la opciones que tenemos e intentar decidirnos por la mejor para mí y para mi evolución como piloto. Por supuesto, en cuanto tenga todo decidido os lo cuento.