Un bucle en el tiempo para madurar: ‘El increíble finde menguante’

Cápsulas de cine

Llegar a los 30 para replantearse si merece la pena comprometerse con alguien, si somos capaces de dar el afecto necesario a los que más nos aman, si aceptamos ir perdiendo contacto con nuestras amistades de “toda la vida”, si el trabajo debe quitarnos tantas horas o reconocer que quizá no se pueda vivir siempre en un estado de “resaca continua”.

Y aunque no haya recetas para elegir lo correcto, el tiempo pasa, se agota, y habrá que decidir. Madurar antes de que sea demasiado tarde. Es lo que le ocurre a Alba (Iria del Río) en El increíble finde menguante cuando vuelve a la casa rural que también alberga recuerdos de su infancia junto a su novio y dos parejas más.

El increíble finde menguante

( ©Montreux Films – OlieteFilms )

Después de dos cortos y el making of de Lo imposible, el director navarro Jon Mikel Caballero, además guionista y coproductor, se estrena en el largometraje con esta propuesta muy pequeña e intimista y que cuenta con tan solo seis personajes, más una voz por teléfono (colaboración de lujo de Luis Tosar).

Su puesta en escena es muy naturalista, pero el tratamiento tiene su as en la manga en un giro de carácter fantástico (muy metaforico) sobre bucles en el tiempo e intentando recoger algo del espíritu de clásicos como Atrapado en el tiempo y ¡Olvídate de mí!. Y sobre todo llama la atención un recurso formal relacionado con el ancho del encuadre de los planos, a medida que avanza la historia, muy curioso en pantalla y totalmente acorde con su contenido.

Realmente en la película el recurso fantástico es una mera excusa, pero otras producciones muy pequeñas en torno a las paradojas espacio-temporales como Coherence (2013), Los cronocrímenes (2007) o Primer (2003), resultaban ser fascinantes o arrastrar su buena cuota de admiradores también con un reducido grupo de personajes, escenarios y presupuesto. Por su parte, El increíble finde menguante es una hora y media que se sostiene en gran medida gracias a la interpretación de Iria del Río y que de haber contado con un guion más apasionante, o unos personajes secundarios más desarrollados e interesantes, estaríamos hablando de un título de culto instantáneo.

En multisalas aguantará pocos días, pero es absolutamente recomendable para interesados en conocer un tipo de cine menos comercial y alternativo a los blockbusters más publicitados, o para quiénes deseen conceder una primera oportunidad a nuestros cineastas debutantes, apuestas (seguras o no) de futuro.

Se estrena en cines: el 10 de mayo 2019.

Posts relacionados

The-Man-from-Earth

( ®39 escalones )

‘El infinito’ y otras seis muy buenas películas de ciencia-ficción

El cine español de 2019. Buena taquilla pero malas valoraciones

Los comentarios están cerrados.