Nueve sustos de infarto en películas de terror

Listas de cine

El universo de terror, fantasmas y maldiciones varias de Expediente Warren se expande. La más reciente muestra es La Llorona que se estrenó en nuestros cines este jueves 18 de abril.

La Llorona 2019

( ©Warner Bros )

Naturalmente recurre a todo tipo de apariciones, golpes de efecto y sustos para intentar inquietar al personal y ampliando el extenso catálogo de sobresaltos en el género. Incluso existe una web, en inglés, que recopila los mejores y más variados tanto de clásicos como de los títulos más actuales, algo así como el IMDb de los sustos: Where’s the Jump?

En esta brevísima recopilación, también para no cargar la página de vídeos, podemos recordar algunos de estos momentos que han pasado a la historia. Y naturalmente, ver los vídeos supone un enorme spoiler para quien no haya visto aún la película.

Un “aplauso” para ‘Expediente Warren: The Conjuring’ (2013)

Fenómenos paranormales y un lugar encantado. A las cinco hijas del matrimonio Perron les encanta jugar a una especie de escondite, también en su nuevo hogar. Entre los participantes uno lleva los ojos vendados y debe encontrar al resto; su única pista es el ruido, en forma de aplausos, que van dando los que se han escondido.

Una noche la madre (Lili Taylor) empieza a escuchar unos aplausos que no parecen los de sus hijas, y solo iluminada por una cerilla empieza a investigar. Y el “momento” es tan simple como efectivo.

Un, dos, tres, toca la pared: ‘El orfanato’ (2007)

En esto de los juegos infantiles, entre la cosecha española tendríamos la escena con Belén Rueda “jugando” con sus nuevos amiguitos del más allá.

Una de las escenas más recordadas de la película de Juan Antonio Bayona es la de Laura (Belén Rueda) jugando al “un, dos, tres, toca la pared” y, esperando, que en cualquier momento ocurra uno de esos sustos con los que acabar crispados de los nervios.

Una proyección con sorpresa: ‘It’ (2017)

Y uno más reciente. It, la personificación del Mal, vive en la pequeña localidad de Derry. Los chicos del Club de los Perdedores intentarán enfrentarse al ente maléfico con predilección por los niños mientras realizan inquietantes hallazgos.

En uno de ellos, están visionando unas dispositivas en el garaje de Bill (Jaeden Martell) cuando el proyector empieza a funcionar solo hasta aparecer de entre sus imágenes el temido Pennywise.

Mamá está muy rara: ‘Hereditary’ (2018)

Lo de las familias en apuros da para mucho. Los Graham se enfrentan a una diabólica maldición familiar que les persigue y es en el tramo final cuando los acontecimientos, y los sustos, se acumulan.

El joven Peter (Alex Wolff) descubre el cadáver carbonizado de alguien que le es muy familiar, un extraño hombre desnudo se asoma por la puerta y, por si fuera poco, su madre (Toni Collette) no está precisamente por la labor de ejercer como protectora.

En el ático: ‘[•REC]’ (2007)

Volvemos con otra producción española y que iniciaría la saga de terror patrio más famosa, con cuatro películas hasta el momento. Estaba Ángela (Manuela Velasco), una reportera de televisión, y su cámara (Pablo), una llamada de auxilio, una finca del Eixample barcelonés, unos bomberos, unos inquilinos muy raros y… algo más.

[•REC], de Jaume Balagueró y Paco Plaza, generó algunos escalofríos antológicos como en las escenas en el ático, hacia el final, revolviendo entre los secretos que esconde el lugar.

La mano que surge de la tumba: ‘Carrie’ (1976)

Visto hoy puede parecer de lo más simple e inofensivo. Pero entre los clásicos de hace décadas, este es el momento que puso de moda los sustos finales, cuando la historia parece que ha terminado y con un final (más o menos) feliz, en innumerables películas posteriores. Fue en la adaptación que Brian De Palma realizó de la novela de Stephen King.

Carrie (Sissy Spacek) es una muchacha que vive bajo la opresión de su religiosa madre y en el instituto es objeto de las burlas de sus compañeros, un bullying en toda regla. Lo que no saben, unos y otros, es que posee poderes telequinéticos (nota: la mano que aparece al final pertenece a la propia Sissy Spacek, quien prefirió no recurrir a dobles ni a efectos especiales).

En un lago tranquilo: ‘Viernes 13’ (1980)

Visto el éxito de ese epílogo inesperado final de Carrie, el slasher con asesino en serie ambientado en el campamento de verano para jóvenes de Crystal Lake también decidió incorporar la idea. Jason Voorhees regresa cuando uno menos se lo podía esperar (o tal vez sí, pero sigue siendo igual de impactante).

La policía ya ha llegado y Alice (Adrienne King) parece estar a salvo en una canoa en medio del lago, pero aún así su pesadilla podría no haber acabo. Y así fue. La película de Sean S. Cunningham dio lugar a toda una rentable saga.

“Necesitará otro barco más grande”: Tiburón (1975)

La magistral y mítica película de Spielberg no solo arrasó en cines, y cambió para siempre el concepto de blockbuster veraniego, también tenía instantes memorables para pasarlo de miedo, fuera en alta mar o cerca de la playa.

Uno de esos momentos inolvidables lo protagonizaba el jefe de policía Brody (Roy Scheider) y, claro, ese enorme escualo blanco.

Encuentros con un xenomorfo: ‘Alien, el octavo pasajero’ (1979)

En el espacio nadie podrá oír tus gritos, y en el interior de la nave Nostromo menos. Claustrofóbica, oscura y con una tensión y horror que se va macerando lentamente, la emblemática película de Ridley Scott contiene otro de los considerados mejores sustos de la historia del cine (aunque haya otras escenas más recordadas).

Es el de Dallas (Tom Skerrit) sorprendido por un xenomorfo en medio de una tensa escena.

Posts relacionados

A ciegas (Bird Box)

( ®Netflix )

‘A ciegas’ y otras nueve angustiantes películas de terror o intriga

¿Cuál ha sido el momento más aterrador de una película Disney?

Los comentarios están cerrados.