Ocho películas de superhéroes consideradas horrendas

Listas de cine

Contaron con medios de sobras (o al menos la mayoría de ellas) y con estrellas de renombre, fuera para encarnar a los superhéroes protagonistas o como intérpretes de reparto. Pero no fue suficiente.

No solo pincharon en taquilla sino que las críticas, de la prensa especializada o de los mismos espectadores, se convirtieron en su peores archienemigos.

Estas son algunas de las producciones con superhéroes que alcanzaron el peldaño más bajo en la escala de valoraciones. Las de peor recuerdo y algunas tan malas que incluso sus mismos protagonistas renegaron de ellas. Tampoco faltan las que han ido adquiriendo con el tiempo un pequeño estatus de obra de culto (más o menos).

1 – Catwoman (2004)

Catwoman (2004)

( ®Village Roadshow )

El francés Pitof era un reputado especialista en efectos visuales y su ópera prima, Vidocq, protagonizada por Gérad Depardieu, un debut prometedor que incluso ganó el premio a mejor película en el Festival de Sitges.

En Hollywood olieron el talento y le propusieron dirigir una ambiciosa versión de Catwoman protagonizada nada menos que por Halle Berry que el año antes había ganado el Oscar por Monster’s Ball.

Finalmente, la Catwoman de Pitof fue “aclamada”, merecidamente o no, como la peor película de superhéroes jamás filmada. Lo que tampoco era tan fácil, vistos otros precedentes. Pero los fracasos, sobre todo si son mayúsculos en taquilla, se pagan muy caros. Pitof no ha vuelto a dirigir un largometraje desde entonces.

2 – Batman y Robin (1997)

Batman y Robin

( ®Warner Bros )

Antes de la llegada de la trilogía de Christopher Nolan, la decadencia se había instalado en la saga cinematográfica del Hombre Murciélago con Batman Forever (1995). Val Kilmer sustituyó a Michael Keaton en la misión de enfundarse el traje del justiciero de Gotham, y el elenco incluía a Nicole Kidman o a Jim Carrey encarnando a Enigma.

Pero el desbarajuste alcanzó su punto culminante con Batman y Robin y eso que contó con George Clooney y Schwarzenegger haciendo de supervillano. Ambas fueron dirigidas por Joel Schumacher. ¿Las principales críticas? pues que más bien eran una fiesta de colorines con exceso de pezones (bueno, de superhéroes y supervillanos marcando pezones) tanto femeninos como masculinos.

3 – Superman IV: En busca de la paz (1987)

Superman IV: En busca de la paz

( ®Warner Bros )

El Superman de Christopher Reeve es icónico y tanto la primera, de 1978, como la segunda, de 1980, son de lo mejor que se ha hecho en el cine de superhéroes (salvando las distancias actuales en cuanto a efectos visuales). Por eso parece mentira que las dos siguiente entregas, que también protagonizó Reeve, llegaran a ser tan pésimas

Superman III, de 1983, era ya más bien una parodia de las películas anteriores, pero la puntilla final la daría la cuarta, cuando Alexander Salkind y su hijo Ilya Salkind se desentendieron del proyecto y vendieron los derechos a la compañía Cannon Group, muy activa en cuanto a productos de acción de serie B en los 80.

El argumento ya no daba ni para hora y media de metraje (pese a que el mismo Reeve participó como guionista), y el recorte de más de la mitad del presupuesto fue determinante para redondear (o cuadrar) un despropósito infumable. Pero al menos puede presumir de haber tenido a uno de los villanos más cutres y nefastos del cine: Nuclear Man.

4 – Supergirl (1984)

Supergirl (1984)

( ®Warner Bros )

Ilya Salkind, eufórico ante la popularidad del Superman de Christopher Reeve, se animó a producir las aventuras de la prima de éste: Linda Lee, el alías humano de Kara Zor-El, y más conocida en el planeta Tierra (del universo DC) como Supergirl.

La interpretó Helen Slater rodeada, en una operación similar a la del Superman de 1978, de actores secundarios de enorme prestigio como Faye Dunaway, Peter O’Toole o Mia Farrow, . Y puede que sea repetirse en esta saga, pero es que el batacazo artístico y comercial fue de los que hicieron historia.

5 – Ghost Rider: Espíritu de venganza (2012)

Ghost Rider: Espíritu de venganza

( ®Warner Bros )

En 2007, otro personaje de Marvel, el Motorista Fantasma, fue objeto de una versión que se hizo célebre gracias a su protagonista, Nicolas Cage o, mejor dicho, gracias a su peluquín. De hecho, fue el accesorio que acaparó mayor atención y mejores críticas se llevó (ejem).

La secuela, cinco años después, validó el dicho de “segundas partes nunca fueron buenas”. Logró superar a la primera en cuanto a mala. Aún así, muchos nos preguntamos cómo hubiera sido ese proyecto, nunca materializado, con Nicolas Cage encarnando a Superman y dirigido por Tim Burton.

6 – Daredevil (2003)

Daredevil (2003)

( ®Fox )

Ben Affleck tampoco se ha cansado de mostrar públicamente, y varias veces, su arrepentimiento por haber protagonizado la versión de Daredevil que llegó a los cines hace más de quince años. La dirigió Mark Steven Johnson, un reincidente en esto de hacer malas películas de superhéroes teniendo en cuenta que luego también fue el realizador de Ghost Rider.

No ha sido hasta la serie de Netflix que el personaje, abogado de día, justiciero de noche, ha podido redimirse con una adaptación digna. Pero volviendo a la película de Affleck, tuvimos suerte. Dos años después llegó un spin off con Elektra, protagonizado por Jennifer Garner (y sin Affleck ni Daredevil en la trama), dando fe de que las cosas podían hacerse peor.

7 – Linterna Verde (2011)

Linterna verde

( ®Warner Bros )

Ryan Reynolds está contento. Al fin encontró a su superhéroe, y el papel de su vida, con el mercenario bocazas y políticamente incorrecto llamado Deadpool. Atrás quedan los días en los que interpretó a Linterna Verde en otra adaptación de ingrato recuerdo, y fugaz paso por taquilla.

El ajuste de cuentas de Reynolds, consigo mismo, llegaría en formato escena post-créditos en Deadpool 2, haciendo que éste le disparase en el momento que el actor consideró como una gran idea aceptar el guion de Linterna Verde.

8 – Cuatro fantásticos (2015)

Cuatro fantásticos

( ®Fox )

Mr. fantástico, la Mujer invisible, la Antorcha Humana y la Cosa siguen sin tener una película que les haga justicia. El listón tampoco estaba demasiado alto con los más recientes precedentes de Los 4 Fantásticos (2005) y Los 4 Fantásticos y Silver Surfer (2007), por no hablar de la infame producción de 1994.

Pero la adaptación de 2015 fue aún peor, con las consiguientes “desavenencias creativas” con su director, Josh Trank (que ideó una versión más oscura y solemne), y los rumores que aseguraban que era incapaz de tomar las riendas de un proyecto de semejante envergadura.

Josh Trank llegaría a pedir disculpas a los fans de Marvel, aunque también había dejado entrever que su montaje original era mucho mejor que el estrenado. Lo cierto es que vimos a unos cuatro fantásticos sin gancho. Personajes muy planos pese a la maleabilidad y mutaciones de sus poderes.

Posts relacionados

Deadpool

( ©Fox )

Las escenas más políticamente incorrectas del cine de superhéroes

Secuelas y superhéroes: el abrumador dato que demuestra su poder en taquilla

Los comentarios están cerrados.