BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Las escenas más políticamente incorrectas del cine de superhéroes

Listas de cine

No solo poseen superpoderes sino que también acostumbran a ser un modelo de comportamiento íntegro, aunque a veces también tengan dilemas éticos y morales o muestren sus momentos de debilidad. Son los superhéroes, de DC Comics o Marvel, mutantes de X-Men y sucedáneos. Hace menos de un par de semanas nos llegaban los primeros avances de dos nuevas y esperadas películas.

Sobre todo Deadpool 2, calificado como el “mercenario bocazas” o el superhéroe más gamberro de Marvel, y que se estrenará en nuestros cines el 18 de mayo. Ryan Reynolds repite enfundado en el traje rojo y negro del protagonista. Mientras que Venom, el simbionte de origen extraterrestre y uno de los enemigos de Spiderman, tendrá a punto su primera incursión en solitario para octubre encarnado por Tom Hardy.

Y ambos formando parte de las propuestas seguramente más políticamente incorrectas, y oscuras en el caso de Venom, que nos pueden deparar los superhéroes. Pero, ¿cuáles han sido las escenas que han roto esquemas por la inclusión de sexo, palabrotas o una violencia gráfica excesivamente explícita?

 

Deadpool (2016)

Deadpool

( ©Fox )

En cuanto a cine comercial, Deadpool se lleva la palma y la primera incluso fue censurada en China (el mercado extranjero más importante para las producciones de Hollywood). No solo por su lenguaje malsonante, tampoco hizo ascos a mostrar en pantalla los momentos más gore. Y se atrevió con el tabú del sexo, por ejemplo, mostrando los particulares juegecitos en la cama de Wade Wilson con su novia (Morena Baccarin).

 

Escuadrón suicida (2016)

Harley-Quinn

( ©Warner Bros )

La propuesta más gamberra de DC Comics, una banda de peligrosos asesinos y delincuentes reconvertida en un equipo para salvar el mundo de los peores villanos. Fuera del grupo se quedaba el siempre imprevisible y alocado Joker (Jared leto), y dentro la psicópata Harley Quinn (Margot Robbie), con su amor enfermizo y fatal hacia el Joker. Igual de imprevisible y letal, desquiciada e insolente, Harley tampoco dudaba en recurrir a su sex-appeal para lograr objetivos. Fue la gran estrella de esta primera incursión cinematográfica, dirigida por David Ayer.

 

Hancock (2008)

Hancock-2009

( ©Sony )

Will Smith encarnó a este peculiar superhéroe con demasiada predisposición por empinar el codo. La bebida es su punto débil y su reputación no pasa por su mejor momento, así que recurrirá a un relaciones públicas (Jason Bateman) para mejorar su deteriorada imagen pública, mientras siente además una irresistible atracción hacia la mujer de este (Charlize Theron). No falta alguna palabrota y momentos como una curiosa sodomización, por decirlo de manera suave (la que inflinge Hancock a dos presos, durante su estancia entre rejas), o la sexo no grafico, con el mismo superhéroe desahogando sus ardores con una prostituta.

 

Kick-Ass: Listo para machacar (2010)

Kick-Ass

( ©Sony )

La adaptación de los cómics de Mark Millar daban jugo para lo políticamente incorrecto. Su joven protagonista era un estudiante de instituto, Dave izewski (Aaron Johsnon), que realmente no tenía superpoder alguno, pero decidido a meterse de lleno en el rol de superjusticiero urbano. Sin embargo, lo que más chocó y más revuelo provocó fue ver a Chloë Grace Moretz como Hit-Girl (trece añitos tenía la joven actriz cuando se estrenó la película). Una menor repartiendo patadas y hostias como panes sin remordimiento alguno, y también acostumbrada a recurrir a la fuerza bruta y a ver o provocar las muertes más bestiales.

 

Logan (2017)

Logan

( ©Fox )

A James Mangold, como director, y Hugh Jackman de nuevo encarnando a Lobezno habrá que agradecerles el haber realizado la que seguramente es la mejor de las películas de X-Men (y ha logrado una nominación al Óscar, en el apartado de mejor guion adaptado). Las críticas fueron excelentes, pero también sorprendió por la brutalidad de sus escenas de violencia, salvajes y contundentes. Uno de los momentos más recordados, en la habitación del hotel de Las Vegas, con Lobezno atravesándole el cráneo en primer plano con sus garras a uno de los esbirros que asedian al profesor Xavier.

 

Punisher 2: Zona de guerra (2008)

Punisher

( ©Sony )

El exmarine reconvertido en despiadado justiciero es uno de los personajes más violentos del universo de Marvel. Ya cuenta con su propia, y más que interesante, serie de Netflix pero hay que recordar que hace diez años Ray Stevenson lo encarnó en una modesta producción, que pasó con más pena que gloria por los cines, exhibiendo un vasto catálogo de truculencias y muertes entre las que se incluía una larga secuencia de masacre en el interior de una mansión.

 

Super (2010)

Super

( ©Fox )

Antes de triunfar con las adaptaciones de Guardianes de la galaxia, su director, James Gunn, nos brindó una visión mucho menos optimista del superhéroe, aunque sus protagonistas tampoco tenían superpoder alguno, solo sus neuras, traumas y ansias de hacer el bien (o algo así). Super no llegó ni a estrenarse en nuestros cines (no lo haría hasta tres años después, y directamente en DVD), a pesar de contar en su reparto con figuras de renombre como Liv Tyler, Ellen Page o Kevin Bacon. Entre las escenas más sorprendentes, la alucinación de su protagonista, Frank Darbo (Rainn Wilson) digna de los mejores tiempos de Hannibal Lecter, y en la que el mismísimo Dios, en forma de viscosos tentáculos, le abre la cabeza para tocar y bendecir su cerebro, al descubierto.

 

Superman II (1981)

Superman-2

( ©Fox/Warner Bros )

La periodista Lois Lane (Margot Kidder) ya intuía en la primera entrega, la clásica de 1978, que los atributos de Superman podían ser realmente enormes. En la segunda, de 1980, el romance con Clark/Superman llegaba a consumarse, con la fortaleza secreta de este situada en el Polo Norte como nido de amor. Se evitaba mostrar más detalles, pero a Lois, y al hombre de hierro, se les veía felices en la cama. En Batman v Superman: El amanecer de la justicia (2016), Lois Lane (interpretada por Amy Adams) también aparecía desnuda, sin mostrar demasiado, en una escena en la bañera.

 

Watchmen (2009)

Watchmen

( ©Warner Bros )

Fiel a su estética dura, a su gusto por las pin-ups o a exhibir su fetichismo por las indumentarias de inspiración sadomaso, Zack Snyder se explayó a placer en la oscura adaptación de la no menos sombría y referencial novela gráfica de los 80 de Alan Moore y Dave Gibbons. Destacó la “escena de amor” entre Espectro de Seda II (Malin Akerman) y Búho Nocturno (Patrick Wilson) (con el dudoso honor de ser considerada una de las peores escenas de sexo de la historia del cine), ver al azulado Doctor Manhattan (Billy Crudup) en cueros o a Carla Gugino también como Espectro de Seda, primera versión, ataviada con esa estética dura, y en corsé, tan querida por el director.

 

3 comentarios

  1. Dice ser en pleno siglo 21, el arma de destrucción masiva

    Ahora se podría hacer una palícula en la que una mujer enseñara un arma poderosísima, jamás visto su poder en ninguna tra en toda la Historia de la Humanidad. Un secreto milenario forjado bajo las temibles capas de la censura. Un batallón de humanos frente a ella dispuestos con sus termonucleares a arrasarlo todo. Entonces ella, tranquilamente, va y se abre la camisa, se baja una copa del sostén y enseña un pezon. Nooooo, el batallón huye despavorido, un pezón nooooooo. es lo peor que existe, nisiquiera lo hemos visto tan claro como el mosntruo del lago ness o el Yeti en sus mejores tiempos nooo, unpezón noooo,eso es lo peor del Uiverso. Tapaaaaos los oooojos, no mireeeeis, nooo,que os perturbaaaa los cerebrebrebrebroooos.

    20 febrero 2018 | 17:42

  2. Dice ser Néstor S.

    Desconocemos el nivel de censura o autocensura de cada productora en un país, el norteamericano, muy ambivalente en lo que al tratamiento de contenido violento o sexual se refiere, lo que sí parece poco rigurosa e ineficiente es esa cultura obsesiva por parte de la industria audiovisual para intentar convertir a los superheróes más famos@s de los cómics en iconos del consumismo juvenil, hasta el punto de preoducir películas mediocres rebosantes de castings hormonados y poco talentosos. Si a ello le unimos los precios abusivos de entradas de cine, DVDs, CDs, libros y demás artículos calificados como culturales con un IVA excesivo, la percepción por parte del ciudadano de que se le está coartando por todo tipo de obstáculos (institucionales y corporativos) su acceso a la cultura, es manifiesta. El anuncio hoy del CIERRE de 21 páginas web que podrían albergar contenidos con derechos de autor, posean o no ánimo de lucro (esto es lo realmente grave), unido a lo que la UE ya confirmó en su momento su disconformidad con la nueva LPI española, que alertaba sobre el impacto en la competencia y una internet libre como base del desarrollo y el crecimiento, no va a deparar un futuro nada halagüeño para aquellos quienes amparándose en un derecho de pernada, asumen que consumidores y usuarios de dispositivos de almacenamiento que ya tienen que pagar el incremento del nuevo canon digital, vean cómo se les coarta el acceso a redes de intercambio P2P sin ánimo de lucro. Y lo que es más importante, esto va a suponer como así se ha demostrado con el cierre de otras webs de ese tipo, el incremento abusivo de precios de este tipo de artículos.

    Por otro llado, aquellos que se quejaban de la Ley Sinde, van a tener que plegar velas ante este nuevo ataque por parte del actual Ejecutivo contra la red de redes, los derechos de usuarios y consumidores que no lo olvidemos, ante su ya de por sí mermada capacidad adquisitiva, van a contemplar como este nuevo ataque desproporcionado (ya que la Justicia ya se había pronunciado en ccontra de considerara a las redes P2P de intercambio de archivos sin ánimo de lucro como piratería) instigado por el lobby cultural que no contentos con cargar sobre los sufridos bolsillos de los usuarios y consumidores sus cuestionables modelos de enriquecimiento (SGAE, CEDRO, etc.), se apoyan en el PP para volver a desvirtuar el acceso a la red de redes cuya banda ancha es la más cara de la UE. Este tipo de medidas abusivas sin duda van a tener un efecto boomerang en el electorado, así como en los grandes damnificados de las mismas, los cada vez más depreciados y sufridos bolsillos de consumidores y usuarios en un entorno de preciariedad creciente. No, señores y señoras, esta noticia no sale gratis para gobierno, industria audiovisual y entidades de gestión cultural en general (Alex de la Iglesia, entre otros, ya se manifestaron en contra de este tipo de censura mercantil del siglo XXI), porque los derechos de usuarios y consumidores de las operadoras en este país, se ven una vez más pisoteados en favor de una industria insaciable, codiciosa y cínica. Poner barreras al campo del conocimiento tiene una serie de consecuencias, si se quieren asumir tarde o temprano se tendrán que asumir en términos de menor competencia como ha reconocido la UE, por no hablar de reducción de acceso a banda ancha así como en definitiva la deciisón de voto en los futuros comicios electorales, como se ha demostrado en otros países donde estas medidas se han implementado.

    20 febrero 2018 | 23:56

  3. Estas películas son geniales

    22 febrero 2018 | 03:43

Los comentarios están cerrados.