BLOGS
Arquitectación Arquitectación

Si la arquitectura te rodea, deberías empezar a fijarte en ella

Algo más que un impacto visual

Dicen los que saben de ésto que la arquitectura ha de transmitir sensaciones, crear un cierto impacto en el observador y afectar a la vida del usuario.

Desde luego ésto estaría bien, muy bien, aunque no es suficiente y hace falta algo más, como muestra el siguiente e invernal ejemplo.

En estos días en los que todo el mundo está hablando del esquí por el triste y desafortunado accidente de Michael Schumacher, he recordado uno de los paisajes más impresionantes que he tenido ocasión de ver por esas montañas blancas en las que los aficionados al esquí acuden ansiosos por descender sus laderas, L´Aiguille du Midi en los Alpes franceses, al pie del maravilloso pueblo de Chamonix.
En un espectacular ascenso en funicular (el más vertical que he visto en mi vida) se puede acceder desde el mismo pueblo hasta una construcción de montaña colgada literalmente de la roca desde la que cientos de esquiadores se deslizan en un fuera de pista increíble (la Vallee Blanche) que dura varias horas hasta volver a Chamonix a través de glaciares y grietas de hielo azul.

En este entorno, se ha construido un prisma de vidrio desde el que el visitante puede dar un paso en el vacío, (así han llamado a esta atracción) y situarse “flotando” en el aire mientras observa el Mont-Blanc.

No puedo decir que arquitectónicamente sea digno de mención siquiera, ni creo que los que han pergeñado este asunto lo pretendiesen, pero desde luego cumple esas premisas de las que hablábamos al principio, lo cual me reafirma en que el impacto visual e incluso la provocación de una reacción en el espectador y el usuario no son suficientes para hablar de buena arquitectura. Hace falta algo más.

¿Te atreves tu a decir que es ese “algo” más?

 

Nota del arquitectador: Empecemos el año buscando esa respuesta.Los comentarios están abiertos, a ver si al final del año somos capaces de encontrar la respuesta.

 

 

Los comentarios están cerrados.