140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Entradas etiquetadas como ‘Twitter’

En una tarde en Twitter… (I)

…descubres algunas cosas interesantes, como por ejemplo, que Wikileaks anda diciendo que Aaron Swartz, hacker, cofundador de Reddit y uno de los creadores del RSS, que se suicidó hace una semana, mantenía contactos con Julian Assange, ayudó a la red y que podría haber sido una de sus fuentes:

 

 

Swartz tenía puestos encima los ojos del Servicio Secreto estadounidense que, por cierto, tiene cuenta en Twitter, algo así como cuando en la serie 24 cogían el teléfono y decían, grosso modo, “Oficina secreta de la UAT, ¿dígame?”. En cualquier caso, los espías no charlan, no siguen a nadie y muchos de sus tuits enlazan a notas de prensa. Pues vaya.

 

 

Si repasáis su timeline, este domingo se han dedicado, como no podía ser de otra manera, a tuitear informaciones de servicio público sobre la 57 toma de posesión. Las cuentas de la Casa Blanca, del presidente Barack Obama y la recién salida del horno @FLOTUS -muy fan, igual que de POTUS-, de Michelle Obama, han narrado también los actos.

De momento, la primera dama no llega a la treintena de tuits y solo sigue a cuentas oficiales -no a su marido-; la cuenta es gestionada por un equipo, aunque ella escribe a veces y firma como “-mo”.

 

 

Otro que ha estrenado cuenta -más bien re-estrenado- es el Papa. A su lista de idiomas en Twitter, Benedicto XVI ha sumado el latín. Hoy mismo ha escrito su primer tuit: “¿Qué nos pide el Señor para contribuir a la unidad de los cristianos? Orar constantemente, practicar la justicia, amar la bondad y seguirlo”.

 

 

Tina Fey reparte carnés para Twitter

¿Por qué todo el mundo tiene que usar Twitter? ¿Por qué necesitan felicitar los cumpleaños a la vista de todo el mundo? ¿Por qué son tan aburridos (y pesados) todos? Son preguntas -lo último es una afirmación- que se hace la actriz y comediante Tina Fey, una de las dos conductoras de la ceremonia de los Globos de Oro, en este corto y divertido vídeo de la NBC anterior a los premios, que forma parte de la sección Ask Tina. La actriz dice que habría que tener un carné para usar Twitter y que ella se ofrece voluntaria para repartirlos. Ahí queda.

Propósitos (por si acaso) 2013: 1 día, 1 red

Me diréis que no se cumplen y que normalmente tienen más de idealistas que de realistas, pero no voy a hablaros de propósitos a largo plazo, sino de algo que podéis (debéis) hacer un día de estos, aprovechando las vacaciones (si es que las tenéis) o al menos un festivo suelto. Al igual que ordenamos los armarios o las librerías de casa, poner orden en las redes sociales viene bien de vez en cuando. Y me refiero a un Facebook, un blog, un Tumblr, un Menéame o un Linkedin, a las más comunes.

Imagen de Magnus D

Ahora que empieza un nuevo año, podemos hacer un repaso a toda nuestra existencia digital. Para los que no tengáis mucha -seguro que más de la que creéis-, a lo mejor en un día lo tenéis solventado. Para los demás, recomiendo empezar por aquello que usamos más. Y aquí permitidme que os cite el correo electrónico, que no es estrictamente una red social, pero que sin duda es lo que más se utiliza: vaciad bandejas, mandan correos pendientes y dejadlo todo a cero.

En cuanto a las redes, y dados los cambios que últimamente han hecho muchas de ellas, creo que algo inteligente es repasar las configuraciones de nuestros perfiles, la privacidad, quién puede ver lo que publicamos y quién no, etc. Una por una. Y, por supuesto, hacer limpia de ‘amigos’, seguidos y demás. Ya, suena un poco cruel, pero es que es muy sencillo engrosar una lista que en un momento dado puede llegar a monstruo. Aquí, la ‘táctica de los jueves’ que os comenté en su día es muy útil.

El consejo es eliminar todo aquello (o a todo aquel) que ha dejado de aportarnos algo. A continuación, algo que no solemos cambiar: la foto del avatar. Podemos buscar una más actualizada o que represente un poco mejor lo que queremos ahora. Yo intento poner la misma en todos mis perfiles (también el nick), aunque esto no lo cumplo a rajatabla con algunas cuentas privadas; sí lo hago con el nick, siempre es el mismo, al menos desde que tengo conciencia digital.

Actualizar ‘bios’ o curriculum puede ser el siguiente paso, si es que tenéis algo que actualizar. Hablo de Linkedin, pero también de los textos breves que ponéis en los perfiles de Facebook o Twitter, por ejemplo. Eso que os define en una palabra o dos, o bien, ese blog que tenéis (¡ponedlo!). También podéis, de forma adicional, tener un about.me o similar. Un lugar en el que, de un plumazo, la gente pueda ver lo que sois en Internet y las redes sociales; los que tenéis web propia podéis mostrarlo ahí.

Hablando de blogs. Si tenéis alguno medio abandonado, cerradlo o retomadlo. Lo mismo con Tumblrs y demás (es mi caso, yo voy a tener que ponerme las pilas bastante). Poned al día vuestros tablones de Pinterest, los álbumes de Flickr y Facebook, etc. Y repasad todas esas cuentas o registros que hicísteis en webs, medios de comunicación, redes sociales que al final no tuvieron éxito u otras que usáis poco. Sopesad si queréis seguir con ellas.

El conjunto debería ser asequible y manejable, aunque esto no suele cumplirse casi nunca.

Por último, siempre es práctico fijarse en los perfiles de amigos y conocidos para saber en qué redes sociales se mueven o cuáles acaban de descubrir. Fijáos en gente que tenga una presencia en Internet solvente, constante y actualizada y a lo mejor podéis sacar ideas para la vuestra. Probad redes nuevas (sin ansiedad, ¿eh?) y, sobre todo, alternativas: de fotografía, profesionales, anónimas, de colaboración y cultura libre, temáticas, sobre hobbies, de storytelling, de vídeo

No os volváis locos, podéis proceder así tanto para organizar como para explorar: un día, una red. Así no se os hará pesado.

* Imagen de Magnus D.

Facebook, ¿qué más quieres que te cuente?

Espero, no sin miedo, a que llegue ese día en el que una de nuestras queridas redes sociales nos interpele de forma espontáneo-premeditada con un correo electrónico o incluso con un pop-up mientras navegamos. “Estoy convencido/a de que te has tomado un café con churros, como sueles hacer los domingos, ¿quieres subir AHORA la foto de tu desayuno?”. Llegará. Veréis.

Ya se sabe. Uno le da la mano a alguien y enseguida el brazo se convierte en el siguiente elemento codiciado. Sobre todo si están en juego una comunidad de usuarios y un monto de dinero sustancioso. La pelea por retener perfiles es evidente; aunque también es normal. Y nosotros nos dejamos querer, o bien, huimos horrorizados hacia otro entorno si es que nos vemos acorralados o no creemos manejar lo que puede ocurrir con nuestro contenido.

¿Qué me pasa? Que Facebook me ha hablado hoy. Y no sé qué más contarle, vaya. La famosa caja en la que escribimos nuestro “estado” ha empezado a alternar diferentes preguntas (mirad, mirad) más allá del ‘qué haces’ o ‘qué piensas’ y claro, el efecto bloqueo ha sido inmediato. ¿Que cómo me siento? No me tires de la lengua. La agresividad sube medio punto. Imaginemos un repertorio mayor de cuestiones concretas: “Veo que tienes una relación complicada, ¿y eso?”. Ay.

 

 

Exagero, aunque con una risa nerviosa de fondo. Como las diferencias entre ricos y pobres, el abismo entre los expuestos y los escondidos crecerá. Unos acabarán midiendo sus palabras hasta en las cartas a Papá Noel (ver política de privacidad); otros explotarán la vía Ed Harris, con seguimientos transmedia de sus 24 horas de vida. No me extraña que la hermana de Mark Zuckerberg se líe. No es fácil optar por el camino medio.

Resulta que colgó una foto en Facebook con su familia que, en principio, solo podían ver sus amigos. Pero etiquetó a su hermana y entonces la instantánea era también visible para los amigos de esta. ¿Qué pasó? Que alguien la tuiteó. Y Randi, la hermana de Mark, se enfadó un poco, aunque luego reconoció que la culpa había sido suya, no sin dejar de mencionar la “decencia y humana” (¿?) (aquí la secuencia completa). En casa del herrero…

 

 
No son Randi ni su hermano, el jefe, de los que hacen marketing con sus cosas. Por estos lares españoles tampoco se da esto en las altísimas instancias. O no como lo hacen Barack Obama y su equipo, con una estrategia global enfocada a enseñar del día a día presidencial, con tuits, vídeos, fotos y demás, como si de la estética se dedujera un fondo kilométrico. Se trata de enseñar sin contar mucho, de empatizar y de demostrar que uno está ahí. Y que mola.

 

 

En Pinterest o en YouTube, tanto da. Desde luego, saben cómo controlar ese aspecto y lo hacen muy bien. Decía que aquí vamos por detrás, pero me parece a mi que cualquier intento por asemejarnos a la inmaculada propaganda estadounidense va a interpretarse mal. La casa real intenta seguir esa línea y estrena canal de vídeo, web y “preguntas frecuentes”. Nos parece poco, porque hay demasiadas cosas que queremos saber y que no encontramos en ninguno de esos sitios (¿en la entrevista? nah). ¿El making of del mensaje de Navidad? Eso ya es un poco más Obama.

(Aprovecho para sugerir que las fotos y vídeos que difundan casa real, Moncloa y similares instituciones tengan una licencia de dominio público o creative commons. Por comentar).

No nos atrevemos demasiado, no acabamos de verle la gracia a colgar una imagen distendida con nuestra familia sin pixelar las caras de nuestros hijos, como hizo ayer mismo el presidente del Gobierno.

 

 

Mariano Rajoy no es muy dado a exhibir su lado personal, sorpresas aparte. Salvo algunas fotos de reuniones o cumbres o visitas a tropas, por ejemplo, cualquier cosa que comparte Moncloa en redes sociales tiene un carácter muy serio, siempre de trabajo. ¿Habría que cambiar eso? ¿Nos reiríamos si de repente Presidencia difundiera una imagen de estas características? (Es de Pete Souza)

 

 
Voy terminando. Creo que hay gente que acaba confundiendo el hecho de mostrar sin enseñar con ‘les doy algo para que estén contentos y así no me dan la brasa’. Que supongo que justifica buena parte de los excesos en redes sociales de algunas caras conocidas. O igual se trata de una simple ingenuidad, fruto de una confianza ciega en el feedback bueno.

Hace no mucho, el futbolista Gerard Piqué compartió en Twitter una imagen de la ecografía de su bebé, el que va a tener con Shakira. Mi opinión personal es que eso es como enseñar unos análisis de sangre o algo que sepamos calificar sin ninguna duda con la palabra “privado”. No soy especialmente remilgada con este tema, pero sí creo que la prudencia es importante. El tema de los padres que monitorizan las existencias de sus hijos en las redes sociales da para una tesis que no pienso escribir, aunque ya hay gente posicionada, muy en contra, al respecto.

Antes era patrimonio de famosos o de padres de estrellas infantiles exponer al vástago al escrutinio social masivo, aunque luego terminaban quejándose igual por el interés suscitado; ahora ya puede hacerlo cualquiera. Internet y las redes sociales son una magnífica herramienta para comunicarnos, aunque yo no le enseñaría una ecografía de mi futuro hijo a la señora del estanco. Pero hay quien sí. Las elecciones son siempre personales.

Como la de compartir con todo el universo las circunstancias de tu cena de Nochebuena, en general -ojo, Nochevieja está cerca-, o las de tu cuñado, en particular. Aunque esto va a ser una necesidad psicológica, me temo. O si no, ¿qué hacíais todos enganchados al móvil?

 

 

Twitter da acceso al archivo personal de tuits

Lo anunciaron el pasado verano y ya está en  marcha. Algunos usuarios de Twitter, escogidos, han empezado a ver una opción en sus cuentas, en web, que les permite acceder al archivo de todos sus tuits. Así lo cuentan, entre otros, The Next Web o The Verge.

Y no hablamos solo de los últimos doce meses, algo que se puede hacer desde que esta semana la compañía hizo su resumen de 2102 y, a través de una herramienta, permite hacer lo mismo a sus usuarios de forma individual. No, hablamos de todos los tuits, desde el primero.

En el apartado de configuración de cuenta aparece -lo hará en las próximas semanas de forma progresiva para todos, entiendo – un botón que pregunta al usuario si quiere acceder a un archivo descargable de sus tuits; de ser la respuesta afirmativa, se le envía un enlace por correo electrónico.

De esta forma, el usuario descarga un archivo comprimido que incluye sus tuits de forma organizada por meses, según podemos ver en la imagen de este usuario, @rivanov, citado por CNet:

Perfil de @rivanov

El gráfico indica el número de tuits que has escrito cada mes y, si pinchas en un mes concreto, te los muestra todos. Esto tiene un doble filo. Por un lado, nos puede ayudar a encontrar cosas a las que no habríamos tenido acceso en condiciones normales.

Me acuerdo cuando hice este tablón de Pinterest para @20m recordando nuestra cobertura de Acampadasol: me costó varias horas y mucho scroll obtener lo que quería. Pero imaginad que tenéis una cuenta desde 2006 y sois muy activos. Imposible.

La parte negativa es que veréis cosas que, seguramente, no querríais haber visto nunca más. A saber: chorradas, discusiones, errores de principiante, etc. Será, en cualquier caso, divertido recordar.

Por cierto, que si os habéis olvidado desde cuándo estáis en Twitter y queréis haceros una idea de cómo será vuestro archivo, podéis acudir a Twopcharts y su opción How long on Twitter.

2012 según Twitter, Google y Facebook

Los resúmenes del año ya están aquí. Inevitable. Dentro de la maraña de información y contenidos compartidos, las redes sociales andan estos días haciendo balance.

Twitter ha sido de las primeras, con una web especial muy chula en la que, por apartados, nos resume lo mejor y lo más sonado en 140 caracteres. Para empezar, Barack Obama, como no podía ser de otra manera.

El ‘tuit de oro’ del año es el que el presidente del Estados Unidos -o quien fuera de su campaña- escribió tras la reelección y acompañó con una foto en la que abrazaba a su mujer. Four more years sería además una de las frases del año, sin duda. En estos momentos -y sigue subiendo- el tuit acumula más de 800.000 retuits y unos 300.000 favoritos. Justin Bieber, segundo en la pugna, se ha quedado a bastante distancia con otra cuestión bastante sentimental, una dedicatoria a una fan fallecida. Dos tuits deportivos y una declaración de amor a la japonesa completan el ranking.

 

 

 

 

El deporte ha sido el rey este año en Twitter. Los Juegos Olímpicos, la Super Bowl y La Eurocopa han aglutinado la mayor parte de la conversación. Solo el acontecimiento londinense generó 150 millones de tuits. Los premios MTV generaron más de 52 millones de votos en tuits y, por supuesto, no podemos olvidar las elecciones en Estados Unidos, con 31 millones de tuits.

¿Y qué hay de los trendings, los hashtags y demás? El mundo ha puesto durante 2012 su mirada en el conflicto de #syria o en la serie Family guy (Padre de familia). Aunque también es curioso que uno de los hashtags más mencionados tiene ver con el hecho de compartir qué música escuchas mientras tuiteas: #nowplaying. El Curiosity -el espacio tiene mucho tirón-, James Bond, Kony o Ai Weiwei son algunas de las historias singulares que Twitter destaca, al tiempo que da la bienvenida a las nuevas incorporaciones durante el año, como Pelé, el Papa -que acaba de lanzar su primer tuit-, Ben Affleck o, claro, el cantante coreano PSY.

 

 

Pero también hace Twitter un guiño a los usuarios, dando la posibilidad de generar, a partir de nuestra cuenta particular, un gráfico interativo sobre nuestro año en Twitter gracias a Vizify. Nos dice cuáles han sido nuestros tuits más existosos, en qué mes hemos tuiteado más, qué hashtags hemos usado con más frecuencia, etc. Aquí podéis ver un ejemplo con mi perfil.

 

Mi año en Twitter

 

Hay más. ¿Qué ha sido lo más mencionado en Google+ mediante hashtags? Pues, entre otras cosas, la ley #SOPA de Estados Unidos o el huracán #Sandy. El buscador Google nos ofrece además un mapa interactivo sobre los mejores momentos de 2012 y listas mundiales y por países sobre lo más buscado, a saber, Whitney Houston -que ha sido, de lejos, una de las más requeridas en todo el planeta-, el iPad 3 o Kate Middleton. En imágenes gana el grupo One Direction.

 

 

¿Y en España? “Bankia” es líder de búsquedas en Google, aunque me gustaría destacar un par de cosas más.

Los primeros puestos en consultas que comienzan por “Cómo” y “Qué” están dedicadas a redes sociales. “Cómo funciona Twitter” y “Qué es Instagram” son algunas de las cosas que los españoles preguntamos más a Google. ¿Qué app ha sido la más buscada en Google en 2012? Pues la de Twitter. Todo está conectado.

Podéis encontrar todo esto en la web Zeitgeist 2012, merece la pena.

Pero vamos a lo personal: si queréis explorar vuestra propia actividad en Google, incluyendo búsquedas, maps, imágenes, vídeos vistos o noticias leídas, entrad en Web History.

 

Facebook Stories

 

Por último, Facebook, con 1.000 millones de usuarios activos al mes, también permite ya a los usuarios hacer su propio balance del año. Lo muestra, según explica Social Samosa, como un timeline y destaca las fotos, amigos nuevos y acontecimientos más importantes de cada uno en 2012, además de las páginas que nos han gustado, claro. Lo único que tenéis que hacer es poner vuestro usuario en esta url y os saldrá: www.facebook.com/yearinreview/usuario.

Si nos interesa más lo general -nos tenemos muy vistos-, podemos ver qué ha triunfado en España en esta red social durante el último año: el tema más popular ha sido el “trabajo”, seguido de “huelga” y “Rajoy”; la canción más escuchada, Rayos de Sol; y el lugar con más check-in, Las Ramblas.

 

Balance del año en Facebook España

 

Pero también podemos hacer un repaso a muchos más países. Solo tenéis que ir a Facebook Stories y navegar por todo el contenido. Con Estados Unidos se han explayado un poquito más y han incluido en sus listas de tendencias los memes, las películas, la política, la tecnología, etc. Por cierto, que Instagram ha sido en este último apartado lo más popular en Facebook en EE UU; y Barack Obama, en el apartado de figuras públicas.

Nos quedan muchas más tendencias y balances que ver. Habrá que estar atento a Instagram y Pinterest, las redes sociales de fotos más populares durante este año 2012. En YouTube, por si os lo estábais preguntando, no queda lugar para la discusión. El videoclip de Gangnam Style sigue batiendo récords.

 

Los filtros para fotos en Twitter, más cerca

Aunque pueda parecer lo contrario dada la última riña -Instagram decidió bloquear la visualización de sus fotos en Twitter, aunque por ahora yo las sigo viendo-, la red de microblogging más famosa y la de fotos más popular se acercan cada vez más. Las señales, según publican varias webs, entre otras All things Digital y The Next Web, apuntan a que antes de fin de año -Navidad, dulce Navidad- tendremos la posibilidad de subir fotos a Twitter, desde la misma aplicación, con filtros que las hagan más interesantes.

La noticia como tal no es nueva, se supo a principios del mes de noviembre. Pero claro, llegan las vacaciones y por lo tanto un uso del móvil mayor por parte de los usuarios. El boom que supuso en Estados Unidos Acción de Gracias en Instagram -se compartieron 10 millones de fotos relacionadas esta festividad- habría empujado a Twitter a darse un poco de prisa. El jefazo de Twitter, Jack Dorsey, está estos días compartiendo imágenes desde su cuenta de Twitter en blanco y negro; algunos empleados de la compañía hacen lo propio con supuestos filtros.

Esto, como sabréis, no quiere decir absolutamente nada. La cantidad de aplicaciones móviles para poner filtros, presentar collages o distorsionar fotos es inmensa, por lo que una foto subida a Twitter -y a Instagram y dónde sea- puede haber sido retocada en otro sitio antes de colgarla. Pero la guerra entre Facebook, dueño de Instagram, y Twitter es cada vez más intensa, sobre todo por todo lo que tenga que ver con la fotografía. No quiero ni pensar, si es que lo hacen, en el momento en el que se lancen a por los vídeos…

 

13 tuits sobre el Twitter del Papa

Benedicto XVI ha estrenado cuenta en Twitter. Aún no ha escrito nada: su primer mensaje está previsto para el 12 de diciembre. La agencia española 101 está detrás de la cuenta y la presencia en redes del Pontífice.

Aquí, algunas cuestiones -no menores- en tuits sobre este estreno: solo se sigue a sí mismo, tiene perfiles en varios idiomas, en solo un día ha alcanzado medio millón de seguidores, tiene un nick con significado, etc.

http://storify.com/MirenM/10-apuntes-tuiteros-sobre-el-twitter-del-papa-bene

12 cuestiones (mías) sobre Twitter

1.- Twitter es una empresa privada. Se montó un buen escándalo cuando anunció que aplicaría censura local, en función de las legislaciones nacionales. Abrió la posibilidad de eliminar contenido de forma aislada, solo para un país. Algunos lo consideraron un palo a la libertad de expresión; otros, todo lo contrario, por aquello de que la censura ya no es global.

2.- Las legislaciones, en general, no están al día sobre redes sociales, ni cuando hablamos de información, ni cuando hablamos de publicidad ni cuando hablamos de simples expresiones o comentarios anónimos. Por supuesto, fenómenos como el trending topic o el retuit masivo, tampoco se consideran jurídicamente, aunque sean noticia a diario.

3.- Difamar, injuriar o calumniar debería ser lo mismo en Twitter y en Facebook, en China y en Paraguay. Dentro de Internet y fuera. Entiendo que lo es. Igual que la libertad de expresión. Volvemos a lo local: en cada país estos conceptos son diferentes, aunque hay normas internacionales que intentan proteger los derechos fundamentales. Y gente que intenta ayudar en este sentido.

4.- No, no podemos olvidarnos del hecho de que en la Red la publicidad, la amplificación y la difusión son mayores que en el mundo real. La “publicidad” está contemplada en el Código Penal en ciertos delitos.

5.- ¿Cuánta gente ve realmente un tuit? No hay manera de saberlo. Solo es posible saber quién retuitea y quién favoritea. Al margen de esto, claro, está aquello de que los retuits sin leer el contenido (a veces ni siquiera el propio tuit) son frecuentes.

6.- Los bulos y los rumores han existido desde el ‘uno de vosotros me va a traicionar’. En el pueblo, en la empresa, en casa, en el colegio y en el monte. Darles pábulo o no depende cada uno; hay gente especialista en hacerlo y hay otra que se lo cree todo. El uso de las redes sociales es libre y, es verdad, hay personas que no han entendido cómo funciona eso.

7.- Hacerse eco de un bulo o un rumor es el pan nuestro de cada día, lo que no quiere decir que esté bien. Pero claro, nuestras fuentes casi siempre con fiables (nótese la crítica). ¿Era la BBC una fuente fiable para los británicos en el caso de Lord Alistair McAlpine aunque la cadena no lo citara expresamente? En principio, sí.

8.- ¿Tiene sentido querellarse contra 10.000 personas por difundir una información en Internet cuya fuente es otra distinta? Unos hicieron comentarios y otros, simplemente, replicaron contenido. ¿Unos son peores que otros? ¿Se les puede imputar un delito a todos ellos? Para mi es dudoso. Partían de una información que consideraban veraz (el concepto a sabiendas, a propósito -y aquí, no sé por qué, me acuerdo de Garzón-, es importante, creo) y, a partir de ahí, si se cometió alguna vulneración de la ley es otra cosa.

9.– El exasesor de Margaret Thatcher dice que pedirá una compensación en forma de donación simbólica a una ONG. En casos como este, en los que una acusación falsa y grave se propaga por la Red de forma injusta, me parecería una buena acción que partiera de la comunidad de usuarios como admisión del error y el apoyo a las buenas prácticas en la Red. Por qué no.

10.- Ya ocurre: usuarios de Twitter ya han sido metidos en la cárcel por regímenes concretos; en otros lugares, delitos como amenazas directas de muerte son perseguidos en arreglo a las legislaciones nacionales. Claro. Por no hablar del derecho de rectificación, tuit-sentencia incluida.

11.- Todo el mundo mete la pata. En este caso el tema salpicó a gente influyente y de medios de comunicación. La BBC metió la pata. Todos metieron la pata.

12.- ¿Qué pasa con una víctima de escarnio público? ¿Cómo resarcir a una persona señalada sin fundamento? ¿Es diferente una burla masiva a un castigo verbal masivo? ¿Son diferentes los juicios paralelos en la calle a un imputado, que no acusado? Y, sobre todo, ¿es responsable el medio utilizado?

Personalizar el perfil de Twitter

Twitter ha publicado un vídeo animado para enseñarnos cómo cambiar el avatar, la cabecera y la imagen de fondo de nuestro perfil. Por si os sirve.