140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Entradas etiquetadas como ‘Twitter’

El ‘sprint’ electoral de Obama y Romney

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos se juegan en una decena de estados denominados swing states. El voto está muy apretado o bien fluctúa, por eso la noche del martes ambas candidaturas contendrán la respiración hasta saber quién gana dónde.

El índice o medidor que ha creado Twitter con la colaboración de Topsy, llamado Twindex (The Twitter Polítical Index), que analiza millones de tuits cada día para saber qué se dice en la red social sobre los aspirantes Barack Obama y Mitt Romney y si los comentarios son a favor de uno u otro, se fija también estos días en estos estados incógnita. Aquí podéis ver uno de los últimos gráficos que ha publicado @gov y que abarca desde el pasado 16 de octubre hasta el 1 de noviembre.

Topsy y Twitter también han pisado el acelerador en los últimos días de campaña y han decidido analizar cada hora, desde el 31 de octubre y hasta el día D, los mensajes que la gente escribe en cada uno de los estados. El resultado es una animación bastante chula que usa una escala de colores que va desde los comentarios “pro Romney” hasta los “pro Obama”. Si pincháis en el mapa, veréis la visualización completa.

Por último, podéis revisar el mapa que mide las reacciones de los usuarios a cada tuit de Obama o de Romney y sus interacciones, es decir, favoritos y retuits. También podéis ver, estado por estado, sobre qué temas versan los tuits de los candidatos que más conectan con los usuarios.

Por ejemplo, en Florida, el terrorismo es lo que parece interesar más a los usuarios que siguen a Obama, mientras que en el caso de Romney el vínculo emocional mayor se establece, al parecer, cuando el candidato habla de educación. También se pueden filtrar los tuits buscando palabras concretas o saber en qué estado un tuit ha suscitado más movimiento en la red social. Os entretendréis con ello…

Ver el mapa

Marcar como favorito un tuit…

Leo en The Next Web que Twitter está haciendo pruebas para sustituir la función de marcar como favorito un tuit por, directamente, un “me gusta” a lo Facebook.

 

Mucha gente usa desde hace tiempo el botón de “favorito” como un like, dado el evidente boom de aplicaciones en web y móviles para marcar contenidos y leerlos después.

Para eso lo uso yo, para recordar de forma fácil algo que me ha interesado pero que no tengo tiempo de leer en el momento. Pero también uso Pocket, por ejemplo. O me mando mails a mi misma -cutre, pero eficaz-. Así que hay un exceso evidente y externo de oferta que le quita la gracia al fav.

De momento, Twitter no suelta prenda, pero algunos usuarios han podido comprobar en sus timelines cómo el botón de favorito se llama ahora “Like” o “Star”, en una clara alusión a la estrellita que podemos ver en la app de Twitter en los móviles.

Cuestionarse para qué sirve el cuerpo celeste es tan antiguo como preguntarse por el origen del universo. No tenéis más que echar un vistazo al Storify: 

Marcar un tuit como favorito…

http://storify.com/MirenM/marcar-un-tuit-como-favorito

Dos cosas sobre Twitter

Una, que la RAE ha decidido incorporar al diccionario de la lengua -a la 23 edición, que se publicará en 2014- las palabras “tuitear”, “tuit”, “tuitero” y “tuiteo”, según explicó el pasado jueves el director de la academia, José Manuel Blecua, durante la presentación de la Guía para los nuevos medios y las redes sociales.

Lo hacen “en reconocimiento a una actividad que ejercen millones de personas, a título particular o como representantes de instituciones”. El avance de la edición también incluye ya “nuevas definiciones de libro electrónico, de tableta y de blog”.

¿Por qué tuitear y no facebookear (o como se decidiera escribir o adaptar)? Lo digo porque hay más usuarios en Facebook que en Twitter. ¿Y postear? ¿Y whatsappear? Digo.

 

 

Dos, que antes de fin de año podremos descargarnos al fin todos nuestros tuits gracias a una herramienta en la que Twitter está trabajando hace meses, según explicó el CEO Dick Costolo en la Conferencia de la Online News Association en San Francisco.

Es una buena noticia que ya tengamos fecha, ya que como sabéis las limitaciones de Twitter son bastante rígidas en este sentido. Aunque ya os he hablado de herramientas de backup como Twissues, que están bastante bien…

Twitter y Facebook, tanto monta…

Twitter ha hecho cambios y ahora se parece un poco más a Facebook. A este paso, la verdad, o se fusionan o acabarán acusando la cirugía estética, como ciertas madres e hijas (es broma, pero no tanto). Aún no sé si me gusta o no.

Entre otras cosas, ahora existe la posibilidad de colocar una foto de fondo en una nueva cabecera que se asemeja a la del timeline de la red de Zuckerberg y que incluye nuestro avatar en el centro. Esta foto se puede subir desde el móvil (yo lo he hecho así) y se ve desde todos los dispositivos. Por tanto, se unifica el perfil.

Cabecera del perfil

Para el móvil, de hecho, se han lanzado actualizaciones de las apps para iPhone, Android e iPad. La de tableta prácticamente se ha reconstruido, han explicado desde Twitter. Si accedemos desde la versión web podremos observar cómo columna de la izquierda también se ha modificado: las fotos se ven más grandes y están más arriba.

Por último, un detalle que a mi me parece curioso e importante al mismo tiempo: se hace visible -y grande- en el perfil propio (así me parece a mi cuando consulto el mio) el icono para mandar mensajes privados. ¿Será lo próximo un chat?

Dick Costolo, CEO de Twitter, ha anunciado los cambios hoy mismo; se irán implementando en las próximas semanas para todos los usuarios. ¿Os gusta?

‘Tweetsawards’: premia al tuitero

Te gusta Twitter, todo lo que le rodea, sigues a algunos (o muchos) personajes interesantes y tienes tus favoritos… Pues tienes que saber que los próximos 27 y 28 de septiembre se celebra la segunda edición de los Tweetsawards.

Serán dos jornadas en las que profesionales del Social Media y tuiteros varios explicarán sus experiencias en esta red social. Estos encuentros se celebrarán en Madrid, en el Espacio Fundación Telefónica, y los speakers y ponentes confirmados no están nada mal.

En el cartel, por cierto, vemos a usuarios bastante conocidos, como @mtascon, @digitalmeteo, @fmaldifassi, @modernadepueblo, @policia, @A_Valenzuela, @Electricnana, @Fundeu, @GuiaRepsol, @Javiermoya, etc. Aunque aún habrá más incorporaciones.

Las entradas se pueden reservar en Ticketea, por si queréis acudir.

También habrá dos workshops (podéis inscribiros) sobre aplicaciones basadas en Twitter y sobre empresas con un modelo de negocio en el que twitter “tenga una presencia destacada”.

Y después, claro, están los premios.

Se ha abierto ya el período de candidaturas en 31 categorías y las sugerencias serán admitidas durante toda esta semana. Cualquier persona puede recomendar en Twitter a otra para uno de los premios y así se van conformando los distintos apartados.

La forma es escribir un tuit con el hashtag de la categoría concreta, el usuario al que se vota y los motivos. Los que van acumulando más apoyos entran en lo que los organizadores han llamado El Nido. Puedes ver aquí el proceso y cómo se elegirá a los tuiteros ganadores.

1,6 millones de tuits para despedir a Armstrong

Solo 32 segundos de visualización para explicar cómo tras la muerte del primer hombre que pisó la Luna, Neil Armstrong, el pasado 25 de agosto, se enviaron 1,6 millones de tuits de despedida en todo el mundo. Es el particular homenaje de Twitter al hombre del espacio:

¿Aburrido? ¿Jugamos una partida?

Será cosa del ocaso del verano, pero Raúl Olivan (@raulolivan, dirige Zaragoza Activa) ha conseguido que me ría un rato, recién estrenado el sábado, con esta socarrona versión social media del Juego de la Oca. Se llama TwitShit, el juego del Social Mierda (yo igual  no hubiera sido tan escatológica, pero son cosas mías) y su objetivo es que, con solo con tirar los dados, llegues a ser un “gurú” de los buenos en Twitter.

Yo era más de Hotel y comprar cosas, así que la segunda versión (3.0) podría incluir la compra de followers y demás; ahí lo dejo. ¿Y qué tal una versión del Cluedo?…

TwitShit incluye todo tipo de tópicos y verdades: yo soy muy fan de las casillas “sigues a @financialtimes” y “te haces un RT a ti mismo”. También encontramos a referentes (entiéndase como se quiera, cada uno en su lugar y papel) de los 140 caracteres, como @iescolar, @edans, @yoriento, @masaenfurecida, etc. El tablero, que se puede descargar en PDF e imprimir y tiene licencia creative commons, incluye unas reglas básicas para empezar a jugar.

Pues eso, a jugar.

 

Conversaciones en Twitter: ¿un barómetro social?

Me he quedado muchas veces con las ganas de asistir a mesas redondas, ponencias o debates en los que han intervenido gente como Mariluz Congosto o Mar Cabra. Interesantes profesionales con interesantes cosas que contar sobre los datos, su análisis, la información y el periodismo. Algún día lo haré.

Mientras tanto, y aprovechando las últimas novedades, decidí llamar a la primera para que me contara qué está haciendo exactamente con una herramienta llamada t-hoarder, que nos lanza tres veces al día tuits como este:

 

Congosto es investigadora independiente, estudia “la información basada en las relaciones” y está llevando a cabo desde principios de año varios experimentos para su tesis doctoral -antes hizo algunos más- sobre monitorización de tuits y estudio de conversaciones en Twitter acerca temas de relevancia social, a saber, Bankia, Urdangarín, los recortes del Gobierno, etc.

Hace unos días decidió integrarlos todos en un mismo panel (t-hoarder), que se actualiza automáticamente cada hora, y observar su comportamiento de forma solapada en el tiempo.

Explicado de forma más sencilla: se escoge un tema de actualidad “candente”, se seleccionan hashtags de Twitter relacionados con él, se cuentan los usuarios únicos y nuevos -diarios- que hablan del asunto, las palabras más relevantes que utilizan, los usuarios más mencionados, los más activos, etc. Todo eso se almacena y se sigue en el tiempo, se monitoriza. Y ya tenemos un experimento en el que se puede profundizar a través de gráficas interactivas que ofrecen información en función de los contenidos, la participación y los usuarios.

Gráficas experimento Urdangarin

El experimento más longevo activo -la conversación seguida durante más tiempo por Congosto- es sobre Reforma laboral y recortes: 170 días; el más joven, la prima de riesgo, tiene 12 días de vida. Los experimentos Urdangarin, Aniversario 15M y Bankia completan el panel t-hoarder, que la investigadora ha creado para que se vean todos los proyectos juntos y pueda apreciarse, por comparación, de qué habla más la gente en un día concreto.

Todo esto lo hace gracias a las APIs de Twitter: Search, Streaming y Rest, aunque esta última, que da información usuario-usuario, no la usa demasiado.

Los usuarios seguimos lo más comentado en Twitter a través de los llamados trending topics, que “miden muchas cosas, muchas de ellas muy relevantes”, explica Congosto, pero que se olvidan de temas que llevan mucho tiempo en el candelero para dar paso a otros nuevos. “Te sale Justin Bieber y pierdes de vista la actualidad”, dice, añadiendo que una monitorización como la que ella hace “sirve de alguna manera para ver cuándo las cosas se despiertan y cuándo se apagan”. Queda, además, un registro histórico, un twitterline.

Por supuesto, las posibilidades son infinitas. Se puede estudiar si los usuarios hablan en positivo o negativo de algo y qué tipo de sentimientos expresan; o se pueden “sacar los grafos de qué comunidades se forman”.

Esto ya lo ha hecho, aunque aún no lo ha publicado. Y algunas de las conclusiones son, por ejemplo, que la conversación sobre los recortes está dirigida de alguna manera por “plataformas, partidos políticos y sindicatos” y la de Urdangarin por la prensa y usuarios anónimos que dan su opinión, incluidos los “personajes graciosos” que aportan ironía y humor.

El componente sociológico es grande, “va más allá del dato puro”, aunque hay que dejar claro que no es representativo de la sociedad. “En Twitter no estamos representados igual los hombres que las mujeres”, la edad de la mayoría de los tuiteros se sitúa en una horquilla determinada y “el nivel de estudios es medio alto”. No es representativo, por mucho que a veces los medios nos empeñemos en ello (autocrítica on)…

Por eso no es posible, entre otras cosas, hacer una predicción de resultados electorales usando datos de Twitter, añade Congosto. A pesar de todo esto, asegura, la red social “sí te da una medida de cuál es la opinión de un grupo concreto de personas, gente bien informada”. Más o menos, una cierta élite.

Twitterline 2012

¿Y qué hay de las restricciones de Twitter? Porque este es un aspecto que suele dar muchos problemas, aunque solo quieras buscar información.

“Twitter nunca te lo da todo, pero te lo da de una manera estadística y siempre igual, te da una muestra sin sesgo. El todo es relativo, pero la medida es buena”, dice Congosto. Uno de los límites de la red social es el de los “50 tuits por segundo”, que provoca una saturación cuando lo comentado es, por ejemplo, “un evento deportivo”. Se publican tantos comentarios que al buscarlos después Twitter solo te muestra, como máximo, 50 por segundo, no más. Y “pierdes mucha información”.

Pero cuando no se llega a esa cifra “el porcentaje que te da a lo mejor es el 80%“. En cualquier caso, explica, “hay mucha gente haciendo artículos científicos sobre Twitter y se basan en las capturas de datos por streaming o por search dándolos por buenos”.

Algunos números: el pasado 11 de julio, cuando el presidente del Gobierno anunció su gran paquete de recortes, hubo un pico de más de 123.000 personas comentando el tema en Twitter, “una barbaridad”. Según Congosto, en el momento más álgido del 15-M en 2011 la cifra fue de 65.000, aproximadamente. Todo sigue siendo relativo. “Estadísticamente hay mucho por hacer, esto no es el CIS, pero sí es como un barómetro, un barómetro de cierta sociedad española”, comenta.

Una última pregunta sobre los datos y las dificultades para obtenerlos. En general, pero sobre todo en relación a la Administración pública. Congosto, prudente, expresa un deseo: “Tendrían que ir hacia un modelo tipo API, pero lo veo lejos”…

Estado tuitero del Gobierno

Esta semana la ministra de Empleo, Fátima Báñez, se ha dado de baja de Twitter. En principio, lo ha hecho por falta de uso, aunque a nadie se le escapan algunos episodios recientes poco afortunados. Esto nos hace preguntarnos por la relación entre políticos y redes sociales, que no siempre es tan fluida como debería, aunque muchos son los buenos ejemplos.

Aprovechando la coyuntura, he hecho un repaso del estado tuitero de todos los miembros del Gobierno español. No todos tienen Twitter, y los que están presentes en la red social le dan un uso diferente (algunos escriben, otros delegan, otros optan por la fórmula mixta). Me dejo por el momento sus departamentos, que tienen historia propia, según sus últimas aventuras.

– Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. ¿Tiene cuenta? @marianorajoy. ¿Desde cuándo? 27 de julio de 2011. ¿Seguidores? Más de 350.000, muchos más que @desdelamoncloa, Twitter de la Secretaría de Estado de Comunicación. Hace bastantes retuits y cuelga muchas fotos. Le faltan hashtags y suele lanzar muchas frases de discurso. ¿Último tuit a la hora de publicar este post (excluyendo retuits)?

– Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta, ministra de la Presidencia y portavoz. ¿Tiene cuenta? @sorayapp. ¿Desde cuándo? 24 de septiembre de 2009. ¿Seguidores? Más de 65.000. Suele escribir una vez a la semana, más o menos, coincidiendo con el Consejo de Ministros. Siempre en un tono muy solemne. Suele hacer bastantes retuits, sobre todo a la cuenta de la Vicepresidencia, @M_Presidencia. ¿Último tuit?

– José Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación. No tiene Twitter. Le ha salido alguna cuenta falsa, pero no muy activa.

– Alberto Ruiz-Gallardón, ministro de Justicia. No tiene cuenta de Twitter, pero la tuvo: @equipogallardon. Se creó poco antes de las elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo de 2011, pero después se eliminó, justo antes de que Rajoy anunciara quién iba a formar su equipo de Gobierno. Tenía más de 7.000 seguidores. Tiene varios imitadores en la Red.

– Pedro Morenés, ministro de Defensa. No tiene Twitter.

– Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas y Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad. ¿Tienen cuenta? No. Ambos han tenido, no obstante, varias parodias o cuentas falsas en Twitter, como @MinistroMontoro, @Montorooficial, @CristobMontoro (sigue activa), @Ldeguindos, @deguindos (activa, pero parada) o @deguindosluis, incluyendo entre ellas las que abrió el periodista italiano Tommasso Debenedetti, que suplantó también a otros tres miembros del Gobierno de Rajoy. Los ministerios de Hacienda y Economía tuvieron que desmentir que fueran las oficiales.

– Jorge Fernández, ministro del Interior. ¿Tiene cuenta? @jorgefdezpp. ¿Desde cuándo? 16 de septiembre de 2011. ¿Seguidores? Más de 6.000. No utiliza la cuenta desde el pasado 21 de diciembre, después de saber que sería ministro. La abrió un mes antes del inicio de la campaña para las elecciones generales. Tuiteaba mucho en catalán. ¿Último tuit?

– Ana María Pastor, ministra de Fomento. ¿Tiene cuenta? @anapastorPP. ¿Desde cuándo? 29 de mayo de 2011. ¿Seguidores? Más de 15.200. No utiliza la cuenta desde el pasado 24 de diciembre, justo después de ser designada ministra. ¿Último tuit?

– José Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte. ¿Tiene cuenta? @Jiwert. ¿Desde cuándo? 22 de mayo de 2011. ¿Seguidores? Más de 27.000. Solo ha escrito un centenar de tuits; entre mayo y noviembre no tuvo actividad en la red social. Tuitea de vez en cuando. Cuelga fotos y pone enlaces. ¿Último tuit?

– Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social. Ya no tiene cuenta en Twitter. Esta semana se ha dado de baja @FatimaBanez por supuesta inactividad. Protagonizó en las últimas semanas algunos desafortunados episodios. Tenía más de 14.000 seguidores y se creó el 3 de octubre de 2011. Su parodia, @Fatima_Banez, le sustituye.

– José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo. ¿Tiene cuenta? @jmsoria. ¿Desde cuándo? 6 de febrero de 2010. ¿Seguidores? Más de 17.000. Conversa bastante. ¿Último tuit?

– Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. No tiene Twitter, aunque consta una cuenta no oficial ni verificada con solo dos tuits escritos en marzo: @AriasCanete.

– Ana Mato, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. No tiene Twitter. Consta con su nombre un huevo con un tuit escrito el pasado mes de octubre: @anamatopp.

El turista un millón

Esto es lo que ha sonado en mi cabeza…

 

 

…cuando hoy he visto estas tres cosas en un periódico de tirada nacional, en una entrada en Facebook de otro diario y en una nota de prensa en la web de un partido político:

 


El otro día se preguntaba una amiga: “¿Cuándo dejarán de decir los titulares que alguien ha dicho algo en Twitter?”.  La respuesta, aunque no verbalizada, apuntaba a un simple “cuando ya no esté de moda”. ¿Nos estamos pasando un poco mirando a las herramientas en vez dedicarnos a usarlas?

Me surgen varias dudas con este tema. No sé si acabamos de darnos cuenta de que tenemos lectores y votantes; no sé si tenemos inflado el ego virtual; no sé si nos publicitamos en vez de comunicar; no sé si nos hemos acomodado en Internet o es que llegamos tarde. A veces me da la impresión de que los llamados internautas -terrible palabra- son (somos) considerados todavía como un colectivo especial, desconocido y extraño, al que hay que adular y reconocer, simplemente porque hay que captarlo.

Probablemente todas las manifestaciones que se ven en la imagen no impliquen nada más que un simple agradecimiento, aunque me consta que cada uno de los que las ha expresado -indirectamente, creo que me comprendéis- entiende las redes sociales de una forma muy distinta. Supongo que no basta con premiar al turista un millón, sino que además hay que hacerle caso.