BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Atrapado por una sinfonía del pasado

No sé cuántos juegos tengo pendientes por terminar, la lista es extensísima. De hecho, no son pocos los videojuegos que ni siquiera he desprecintado. Supongo que es la maldición del jugador veinteañero que acaba convertido en coleccionista de treinta y tantos.

El caso es que, con tantas joyas aún por jugar esperando en la estantería, mi ánimo me lleva a sentir atracción por pequeños títulos ligeros, a los que puedo echar partidas de unos pocos minutos o, peor aún, videojuegos a los que ya jugué en su día pero que me apetece rejugar.

Tales-of-Symphonia-Cast

Exactamente esto es lo que me ha pasado con Tales of Symphonia, una joyita de Namco Bandai (ahora Bandai Namco) que me tuvo deliciosas horas pegado al mando de la a menudo infravalorada GameCube. Una aventura larga, mágica, con giros sorprendentes, personajes carismáticos y un sistema de combate dinámico y divertido (el habitual en la franquicia).

Aquel juego me marcó, para mí es uno de esos fascinantes casos en los que recuerdas exactamente cómo era tu vida en aquel momento concreto, con detalles de lo que hiciste durante esos días en los que gran parte de tu pensamiento volaba hacia el absorbente mundo virtual de la aventura. Coincidió con mi primer viaje a Barcelona. Fue corto, pero se me hizo eterno, tres días en los que me maldecía por haber dejado a medias la apasionante historia de Lloyd, Colette, Kratos, Zelos, Mythos…

Ahora, con la llegada de Tales of Symphonia: Chronicles a PlayStation 3 he vuelto a sentir la necesidad de revivir aquello. El juego incluye versiones en HD tanto de Tales of Symphonia como de su continuación, Tales of Symphonia: Dawn of the New World, una secuela —algo inferior, dicen— que vio la luz para Wii y que yo compré pero que se encuentra entre esos muchos juegos que finalmente no he llegado a tocar.

¿Qué mejor oportunidad que esta para revivir aquel cuento y descubrir cómo continúa? No sé qué hacer. Por un lado, creo que es mejor que me centre en algunos imprescindibles con los que tengo una cuenta pendiente pero, por otro, Tales of Symphonia me ayudó en su día a recuperar el gusto por los juegos de rol e incluso por los videojuegos en general (por aquella época también los había dejado un poco de lado), así que, ¿quién sabe?, tal vez jugarlo ahora tendría el mismo efecto positivo sobre mí.

Hoy ya le he echado una horita y media. Mañana decidiré si sigo con él o si doy el salto a algo nuevo.

3 comentarios

  1. Dice ser Klint-psk

    Un juegazo en toda regla, ahora y siempre. El 2 a mí me encantó aunque mucha gente hecha pestes de él. Siendo objetivos, no es tan malo en absoluto, pero la mezcla de la nostalgia del 1 con el ser comparado y claramente salir perdiendo no le ayudaron en su momento. Igualmente me sigue pareciendo excelente a su manera y el final me gustó mucho más que el del 1.

    Decir cabe que este “port HD” del 1 es realmente un desastre técnico aunque no se ve a simple vista. Para hacerlo usaron la versión de PS2, que traía más extras pero era técnicamente MUY inferior a la de GC. Los gráficos viejos cantan la traviata, las voces regrabadas y fatal integradas la cantan aún más.

    03 abril 2014 | 12:02

  2. Dice ser Roskat

    Hola! Yo tardé un año entero (que se dice pronto) en pasarme el Tales of Symphonia. Me gustaba mucho la historia, pero creo que los combates eran un poco complicados. Me costó horrores sacar las invocaciones de Sheena, y a día de hoy, solo lo logré tres veces. Eso sí, el final es precioso, merece la pena (y eso que no logré conseguir todos los bonus)

    Empecé también la continuación, pero no me ha enganchado, y me da los mismos problemas en los combates, así que lo tengo en stand-by.

    03 abril 2014 | 12:42

  3. Dice ser falvarez

    Lo de los juegos pendientes (y por qué seguimos comprando juegos mientras otros acumulan polvo en la estantería) no da para un post, sino para un blog entero.

    03 abril 2014 | 19:42

Los comentarios están cerrados.