BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Gillian Wearing quiere hacer una película con las vistas de tu ventana

Es una conmoción que, por culpa del automatismo o del opio que nos obliga a andar dormidoa por la vida, ha dejado de llamarnos la atención como merece. Descorremos las cortinas, subimos la persiana, alzamos el store… La primera impresión es un golpe de luz que descoloca el diafragma del ojo y, al inundarlo de flujo luminoso, nos obliga a un mínimo ajuste del sistema óptico para poder ver lo que hay más allá del cristal de la ventana.

El cerebro se ocupa de la mecánica de adaptación a las nuevas condiciones lumínicas, un asunto de décimas de segundo y perfección asegurada si nada anómalo sucede con nuestra visión. Al cabo de esa fracción de tiempo que tiene la potencia, al menos eso imaginas cuando es de mañana, estamos en primavera y afuera está despejado, de una fulguración solar, logras discenir el edificio de enfrente, la calle, la sucesión de techumbres, una pared con suciedad de varias generaciones, un horizonte quebrado por los rufianes de la promoción, que han convertido las siluetas urbanas en miserables gráficos de líneas quebradas… Si eres afortunado, ves una pradera, un castaño, lejanas ventanas que encierran otras vidas tan solventes o doloridas como la tuya. Abrir una persiana es una de las formas más simples de practicar el comunismo.

La artista inglesa Gillian Wearing (Birmingham, 1963) quiere que seas consciente de ese telón que se descorre.


Ganadora en 1997 del prestigioso Premio Turner, Wearing comenzó en 2013 con el proyecto Your Views (Tus vistas). Ha recibido 400 clips y ahora quiere lanzar otro llamamiento para añadir nuevos ventanales a la recolección.

Las condiciones de la convocatoria abierta establecen que se debe realizar una grabación en plano fijo del panorama que se ve desde cualquier tipo de ventana, balcón o ventanal. Los interesados deben iniciar el plano con las cortinas o las persianas cerradas y abrirlas sin dejar de grabar para revelar la vista. La opción alude al telón que se abre o descorre al inicio de las sesiones de cine o teatro, mostrando la nueva realidad de una pantalla en la que proyectan siempre una película diferente pese a que nos intenten convencer de lo contrario.

En la página de instrucciones aparecen otros detalles más técnicos, como la obligación de que el plano sea horizontal, la recomendación de que el enfoque sea manual y el clip final, que se puede subir en esta web, no supere los 700 megas de peso. Las vistas recibidas formarán parte de A Room With Your Views, el proyecto que Wearing presentará en el House Festival de Brighton, del 30 de abril al 29 de mayo.

La idea, dice la artista, es que los impulsos personales y universales converjan:

La forma en que cada participante haya seguido las instrucciones es personal y el resultado será universal, ya que une a todos en el gesto armónico de abrir las cortinas, persianas o contraventanas y darnos una idea de sus puntos de vista.

Wearing, provocadora y paródica, está interesada en que el arte haga visible las relaciones sociales y ahonde en los roles que jugamos, no siempre libremente. La artista ha utilizado los mismos recursos que los mass media (la cámara invisible, lo imprevisible, el juego de suposiciones falsas…) y se ha mofado de productos de consumo de la baja cultura como los reality shows. También le gustan las reacciones individuales ante situaciones anómalas y la investigación de la influencia de los medios de comunicación en la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Es la autora del polémico y muy conocido proyecto fotográfico, realizado entre 1992 y 1993, Signs that Say What You Want Them to Say and Not Signs that Say What Someone Else Wants You to Say (Carteles que dcen lo que quieres decirles y no dicen lo que algún otro quiere que digas), en el que la artista cedía papel y rotulador a personas elegidas al azar para que escribiesen el mensaje personal que deseaban transmitir y luego los fotografiaba. Las 600 imágenes, entre ellas la de un policía con el rótulo “¡Ayuda!”, un funcionario con el mensaje “Estoy desesperado” o un hombre con la frase “Declarado parcialmente loco”, convirtieron a Wearing en una de las grandes promesas del arte brítanico.

Your Views tiene la misma carga de urgencia: abrir los ojos de una maldita vez, otra vez. Ver más allá de las ventanas, regresar al pasmo de algunos momentos en que todo parece nuevo, como si despertaras en otro planeta o, casi mejor, como si este planeta fuese transformable.

Jose Ángel González

Los comentarios están cerrados.