BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

¿Viajamos juntos?

Compartir coche se ha convertido en una fórmula habitual de viajar o de ir al trabajo en los últimos años. Se ahorra en gastos de gasolina, se viaja en compañía, se ayuda a la disminución de CO2, de la congestión de tráfico y se pueden hacer nuevos amigos. Los precios son baratos, una viaje Madrid-Valencia puede salir por 14 euros

Son millones los usuarios del llamado carpooling, según las cifras que manejan las webs que se dedican a poner en contacto a conductores con viajeros.

En blablacar, los usuarios comparten  intereses, profesiones, idiomas y preferencias musicales en sus perfiles. También, la preferencia BlaBla que permite indicar su nivel de conversación: “BlaBlaBla” si te gusta hablar sobre la vida, el universo y de todo o simplemente “Bla” si prefieres dormir o mirar el paisaje.

Imagen de la web blablacar

Imagen de la web blablacar

Casi todas las páginas tienen un mapa interactivo donde se fijan los puntos de encuentro entre los viajeros y los conductores, así se evitan un montón de llamadas para decir dónde estás. Y también puedes señalar en tu perfil si eres alérgico a los gatos, si no quieres que se fume o si escuchas música.

Amovens es otra web que fomenta el uso del coche compartido en las empresas, universidades, administraciones, actos y festivales. Y Carpooling vende estas soluciones anticrisis a más de cinco millones de usuarios registrados en toda Europa.

Compartir es una red de municipios, empresas y organismos oficiales que fomentan el compartir vehículo para viajar, ir al trabajo o a la universidad, y Roadsharing hace lo mismo, pero en Europa.

 

2 comentarios

  1. Dice ser Maxi

    Yo voy a en la universidad con Amovens y la verdad es que es fantástico!!! Estas navidades lo probaré para un viaje a Valencia. ¡A ver que tal!

    12 diciembre 2013 | 09:40

  2. Dice ser Noa

    Amovens, los conozco y he probado con ellos, mi experiencia ha sido muy buena, os lo recomiendo.
    Mucho mejor con gente especializada en el tema que cuando compartía viaje con gente que dejaba un anuncio en el tablón de mi empresa.
    Un viaje a Málaga desde Madrid fue el peor de mi historia. A mis dos compañeras de empresa, se les sumaron el hermano de una de ellas y un amigo…y estuve a punto de tirarme en marcha a medio camino…algunos jovenzuelos pueden ser más insufribles que los propios adolescentes.

    12 diciembre 2013 | 10:05

Los comentarios están cerrados.