BLOGS
140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Archivo de la categoría ‘Twitter’

La conversación de los Oscar en Twitter

Como suele ser habitual, Twitter ha dado sus cifras sobre la ceremonia de los Oscar de cine. En este mapa, de Carto DB, se han resaltado los hitos más importantes de la gala y la intensidad de la conversación en Twitter mientras se sucedían. Los picos de tuits por minuto han ido a parar, entre otros, para Lady Gaga y Patricia Arquette.

 

¿Por qué Arcadi Espada tiene una cuenta de Twitter “para suscriptores”?

La pregunta tiene su miga. Por el protagonista y por la cantidad de veces que durante los últimos días he visto compartido este enlace. En Twitter y con machaque, claro. Hay que decir que el tema no es nuevo, es fundamentalmente recurrente, pero yo acabo de reparar en él y he decidido preguntar, que para eso estoy.

¿A quién? Pues a Arcadi Espada (por mail).

 

 

Dos cosas a tener en cuenta antes de leer.

En primer lugar, para saber de qué estamos hablando, hay que echar un vistazo a @arcadi_espada, que el periodista creó el 7 de enero de 2013. Más de 2.000 tuits, 158 seguidores y ‘candadito’, es decir, que sus tuits no los puede leer todo el mundo, solo aquellos usuarios aceptados previamente. También hay que mirar el mencionado apartado de su web, que dice que quien se suscriba a ella accederá “de forma exclusiva” a los mensajes de la cuenta de Twitter.

En segundo lugar, hay que recordar que la relación entre Arcadi Espada y la red social de la que hablamos no ha sido nunca fácil. Me remito, entre otras cosas, a algunos de sus artículos. Como este, este o este.

Vamos allá.

¿Por qué ligar la cuenta de Twitter a una suscripción de pago? Espada -que me matiza, por cierto, que Diarios de Arcadi Espada no es un blog, sino una “página”- explica que sus tuits “forman parte” de su web y que, por tanto, “es natural que se rijan por las mismas condiciones”. Esto es, una suscripción que cuesta 20 euros al año (inicialmente eran 15). Añade que su cuenta no es privada, sino pública, “aunque ciertamente no es gratuita en ningún sentido”.  

 

He estado buscando una cifra actualizada oficial, pero no he encontrado más que esto: según un estudio de 2012, un 11,8% de los usuarios de Twitter tiene sus tuits protegidos; según otro de 2014, el 5,2% de las cuentas (52,9 millones) llevan candado. Los porcentajes no son muy altos. De hecho, no es que sea una medida demasiado popular, al margen de episodios concretos de cierres repentinos por polémicas puntuales (meteduras de pata, vaya).

Pregunto a Espada si tener la cuenta restringida, sobre todo tratándose de una persona de cierta relevancia, no va contra él y contra la filosofía del medio. Respuesta: “Yo lo único que aspiro es al perdón de sus filósofos [los del medio])”. El periodista me da números. Su página tiene mas de 400 suscriptores -150 de ellos “utilizan Twitter y me siguen”- y, en sus palabras, no pagan para leerle, sino “para que escriba”.

Me lo cuenta porque planteo -el eterno debate- si las fórmulas de pago aplicadas a redes sociales podrían servir para rentabilizar contenidos. Solo apunta que muchos de sus suscriptores lo son para tener “una conversación tranquila” en su web. Y añade: “Esto es algo que los piratillas, los niños desescolarizados y los corruptores de menores no entenderán jamás”. Asumo: conversación reducida, con personas escogidas y lejos de trols e incomodidades varias.

[Aprovecho para señalar una curiosidad: si bien Diarios de Arcadi Espada tiene apartados como “Crónicas 1990-2006” o una llamada “Faction” cuyos contenidos no podemos ver si no estamos suscritos, resulta que las entradas que están en la home sí se pueden leer en otro sitio: están en abierto en El Mundo, al menos todas las que yo he consultado].

Arcadi Espada

Si la cuenta de Twitter va ligada a la web, ¿solo tuiteará sobre lo que allí publique? “Tuiteo lo que me parece, aparte de las novedades diarias. Aforismos. Esbozos. Ideas. Fotos. Un cuaderno de notas público”. No me dice Espada si usa otras redes, aunque descubro por ahí un tumblr, podcasts, listas de spotify… (si es que esto entra en el concepto ‘social’).

Por último, le pido opinión sobre si la tasa Google podría acabar afectando a las redes sociales y sobre cómo se puede compaginar, en su opinión, una legislación sobre PI con una Red basada en compartir enlaces.

Os dejo la respuesta completa: “La llamada conversación de Twitter parte, en su abrumadora mayoría, de contenidos que generan los medios. Twitter gana dinero con esa conversación, pero los medios no ganan dinero con Twitter. Al menos en proporción comparable. Pero los periodistas parecen felices. Y es que a falta de pan, el ego alimenta”.

Twitter ha anunciado hoy la puesta en marcha de los grupos para tener conversaciones en privado. Ahí lo dejo.

Twitter crea los grupos privados

La red social Twitter ha anunciado que a partir de ahora los DM o mensajes directos/privados podrán intercambiarse entre más de dos usuarios. Es decir, se podrán crear grupos para hablar en privado e intercambiar texto, enlaces, fotos y, dice expresamente el vídeo promocional, “emojis”. Al asalto de WhatsApp.

 

Festival del humor (y de ruka)

Es recurrente. De vez en cuando, los social media o CM de ciertas marcas dan juego en Twitter con sus respuestas, comentarios y afán de poner salsa a su actividad comunicativa.

Esta estrategia, que a algunos les parece frivolona y a otros les genera bastante empatía –conseguir un equilibrio no es fácil-, ofrece momentos gloriosos de vez en cuando (un saludo a Carlos, de @policia).

En este caso, la protagonista desde hace un par de días con sendos episodios tuiteros es la cuenta de Alcampo. Todo comenzó con un troleo (o bromita) de un usuario y siguió con el cierre de Pirate Bay.

Incluso Fabrik (sí, esa Fabrik) ha participado en las idas y venidas de comentarios, además de unas cuantas conocidas marcas más. Aquí unos ejemplos de todo esto:

 

 

 

Las palabras tuit, tuitear, tuitero y red social ya están en el diccionario

Se anunció hace un par de años y ya es una realidad. Hoy se presenta la nueva edición del “Diccionario de la Lengua Española” (la anterior es de 2001), que incluye las palabras “tuit”, “tuitear”, “tuitero” y “red social”. También hay otras como “precuela” o “dron”. Así lo ha avanzado la RAE en Twitter.

 

 

Por cierto, que leo en Efe que el diccionario, que se puede comprar ya, tiene 93.111 entradas, 4.680 más que el anterior, y cuesta 99 euros.

Coster-Waldau, Gayet y Washington comparten Twitter Mirror en San Sebastián

El Festival de cine de San Sebastián también se ha rendido a Twitter Mirror.

Ya se han hecho fotos y estampado su firma en esta cámara para celebrities, entre otros, Nikolaj Coster-Waldau -Jaime Laninster de Juego de Tronos-, Viggo Mortensen, John Malkovich, Willem Dafoe, Noomi Rapace -Lisbeth Salander en la ficción-, Antonio Banderas, Raúl Arévalo, Jesús Castro y Julie Gayet -supuesta pareja del presidente francés François Hollande-.

Podéis ver todas las fotos en la cuenta del festival en Twitter o en el hashtag #62SSIFF.

SanSebastian

El Mundial de Baloncesto se alía con Twitter

Durante el pasado Mundial de Fútbol de Brasil se escribieron 672 millones de tuits relacionados con el campeonato. Los picos tuvieron lugar durante la retransmisión en directo de los partidos. Este sábado comienza el Mundial de Baloncesto, que se celebra en España, y en la red social Twitter aseguran tener unas “expectativas bastante altas” sobre su impacto en Internet.

Mundial de Fútbol en Twitter

“El basket en nuestro país tiene un engagement muy alto”, me cuenta por teléfono David Núñez, director de Media Partnerships de Twitter España. Los deportes tiran y mucho. Twitter lo sabe y por eso se encarga de mantener unas fluidas relaciones con equipos, con representantes de jugadores y también con “stakeholders” como la FIBA y la FIFA, con los que trabaja codo con codo cuando tiene lugar un acontecimiento de este tipo. ¿Cómo? Con acciones concretas.

En este caso, por ejemplo, si a partir del inicio del Mundial y durante la celebración de uno o varios partidos un usuario tuitea “@FIBA scores”, sabrá automáticamente el resultado de los mismos. “Es algo que no se hace habitualmente”, dice Núñez, señalando la especificidad de un deporte como el baloncesto, en el que “los puntos suman más rápido”.

También se han importado un par de formatos que normalmente se están utilizando en alfombras rojas como las de los Globos de Oro o los Grammy: Vine Booth y Twitter Mirror. El primero graba vídeos de Vine -seis segundos- de 360 grados de aquellos que se presten. Tiene su aquel en entregas de premios por aquello de los atuendos, pero seguramente los jugadores y asistentes a los partidos den bastante juego; el segundo es una cámara de selfies, para hacer posados. La idea es mostrar qué hay detrás de un campeonato de este tipo.

 

 

Twitter tiene en España un equipo dedicado al Mundial que lleva meses trabajando y desplazará a algunos representantes de la red social a las distintas ciudades donde se jueguen encuentros. A los jugadores, dice Núñez, los animan constantemente a participar, “relatar sus experiencias, sensaciones”, a que “tuiteen en directo, siempre y cuando sea posible”. ¿Qué deportistas hacen un buen uso de la red?, pregunto. Me cita a Cristinano Ronado, a Rafa Nadal, Paul Gasol, Kobe Bryant y LeBron James, algunos de los cuales compaginan profesión con vida personal.

También sale a colación Mireia Belmonte y su capacidad para hacer visible, además de con sus triunfos y medallas, un deporte que no suele tener tanto espacio en los medios y en las redes. Las fotos y los vídeos, sobre todo estos últimos, son una de las claves en Twitter. Pregunto por futuras apuestas en este y otros sentidos, pero la confidencialidad es máxima, dicen.

Al principio citaba a la retransmisión en directo de los partidos: la televisión se ha convertido en la amiga del alma de Twitter. “El prime time televisivo es el prime time de Twitter”, dice Núñez, añadiendo lo que ya se ha constatado durante los dos últimos años, que la red social “se ha convertirlo en la doble pantalla”, sobre todo en acontecimientos en directo. Las cadenas, además, “han descubierto un nicho que es el del público que está con el móvil y que tiene Twitter y si se meten en su conversación pueden tener una audiencia mayor”.

Las marcas también (me cita a McDonald’s y el mordisco de Luis Suárez). No hay anuncio o cartel publicitario sin hashtag hoy en día. ¿Saturación? Núñez no lo ve así.  “Antes se ponía la web, ahora es el hashtag, es parte del medio del que estamos ya inmersos”.

Asegura que no sabían de la marcha de Xabi Alonso de la Selección, pero destaca que utilizó Twitter para lanzar la carta de despedida, lo mismo que la casa real con la carta de abdicación del rey Juan Carlos. Es algo que ya es “previsible”, apunta, porque Twitter ya se considera una vía de comunicación “oficial”. O al menos así lo han entendido estos usuarios.  

Seguir o no seguir en Twitter (II)

En el post anterior hablábamos de los límites. Twitter pone obstáculos a la hora de que un usuario siga a otros. Lo hace para que no se desmadre la comunidad. Por ejemplo, solo se pueden seguir 1.000 usuarios al día.

Asimismo, la red social controla lo que llama “seguimiento intermitente” y/o “seguimiento agresivo“. Ups. “Twitter no es una carrera para obtener la mayor cantidad de seguidores”, dice. Ajá.

Cuando un usuario sigue a más de 2.000 cuentas, tiene limitaciones para seguir a más en función de su proporción entre seguidores y seguidos. Es decir, que si solo te siguen 10 tú no puedes seguir a 10.000. No puedes.

Dicho esto, hay cuentas que siguen a millones (sí, millones). Hay 18 usuarios en Twitter que siguen a más de un millón de usuarios, según podemos ver en este artículo de Media Bistro. Los datos son de Twitter Counter.

La primera en la lista, con más de 2,4 millones de seguidos, es @arabicbest. ¿Y la número 19? Pues @yokoono. En la situación opuesta se encuentra @katyperry, la que más seguidores tiene (55,9) y que solo sigue a 154.

Twitter Counter

 

 

* Imagen: pantallazo de la web de Twitter Counter.

Seguir o no seguir en Twitter (I)

¿Cómo sé a quién estoy siguiendo? Buena pregunta. Sobre todo desde esta semana. Yo ya he empezado a ver en mi timeline de Twitter algunos tuits de usuarios a los que no sigo. Forma parte del cambio de reglas del juego de la red social.

Twitter ha abierto una compuerta para renovar el agua de su pantano. Mover lo que en un principio se nos presentó como ecosistemas individuales al gusto en los que podíamos elegir y conformar nuestro universo.

Al final, éramos conscientes de que estábamos restringiendo nuestras propias relaciones y limitando mucho nuestra visión, las opiniones sobre un tema, la propia información. Lo sabíamos, y aun así decidimos acomodarnos; no sin, por cierto, hacer creer al mundo todo lo contrario: Twitter dice, Twitter grita, Twitter llora.

La red social ha decidido romper esa comodidad en aras de darle vida a su comunidad, algo estancada. Curiosamente, sigue manteniendo sus limitaciones para seguir a gente, el poder de los usuarios para bloquear, para proteger sus comentarios, para tomar decisiones sobre lo que publica. Es un toma y daca.

No hay libertad total de movimiento, nunca la ha habido. Y, sobre todo, no hay momento para dormirse. Los planes de Twitter a corto plazo incluyen varias apuestas, como la del vídeo. Y es muy probable que, a pesar de manejar el timón, la red social se vea sorprendida por sus usuarios, que a pesar de todo siguen entendiendo de qué va esto.

Arias Cañete no se destruye, se transforma

Era fácilmente deducible solo por el nombre: @Canete2014_. Que no iba a durar mucho, digo. Por eso, cuando el pasado 23 de mayo, dos días antes de las elecciones europeas, el eurodiputado Miguel Arias Cañete, aka CÑT, dejó de tuitear, nos temimos lo evidente. Y claro:

canete222

Esto lo supe ayer por @JRMora. Y entonces, hice la que creo que fue mi séptima llamada en dos semanas al PP sobre este asunto.

Había decidido esperar un plazo de tiempo razonable tras el 25-M para evaluar si los principales candidatos a los comicios europeos cortaban o no de raíz sus andanzas mitineras. Algunos, como Elena Valenciano -que abandonó Twitter en marzo de 2013 y volvió en diciembre de ese mismo año-, han bajado el ritmo de publicación sensiblemente. Otros, como Pablo Iglesias (el de “Hablemos”, como dice una allegada mia), han seguido como antes y alguno ha cogido carrerilla a su manera, como Javier Nart.

La situación a 27 mayo la describió muy bien Elena Mengual en Enredados. Yo esperé hasta el 30 de mayo para preguntar por CÑT, que era el que más papeletas tenía de desaparecer, aunque hasta hoy mismo no he obtenido respuesta. En “la casa” no tenían claro qué iba a pasar con la cuenta -“Pero está activa, ¿no? Pues dejará de estarlo cuando ya no lo esté (sic)”-, si iba a cerrarse o si el parón tenía más que ver, como dejó caer uno de mis tres interlocutores en este tiempo, con un impasse hasta -al menos- la jura del cargo (eso es mañana).

Me explican hoy que le plantearon a Arias Cañete, que carecía de cuenta en Twitter, crearse una con motivo de la campaña y que ahora, que han optado por continuar con ella, han decidido quitarle el 2014, la referencia temporal. Ah, que no lo he dicho: resulta que @Canete2014_ es ahora @MAC_europa (sí, como MAR, aunque yo me sigo quedando con CÑT, a pesar de).

La elección es extraña, siendo que existe ESTO, oficioso, creado solo dos días antes que la oficial, así como ESTO OTRO, mucho más antiguo, ¡de 2012!. Y también porque hay una marca de cosméticos y una línea de ordenadores, ambos MUY conocidos, con el nombre de MAC.

canetecollage

Probablemente, haya sido un tema de prisas y de descoordinación, o de que ha habido equipos distintos de trabajo (no lo sé, no he podido acceder a ellos).

Pregunto a una amiga que coordina las redes sociales de una empresa importante -“Como estrategia es pésima”, dice- y me explica que hablar con Twitter para unificar cuentas y que conste solo una con el nombre de la persona afectada es un trámite “más o menos sencillo”, teniendo en cuenta que se trata de un político relevante y que, me recuerda con tino, el PP pagó durante toda la campaña electoral por tuits promocionados, incluido este:

Tuit

La cuenta oficial de Arias Cañete a día de hoy no está verificada. Mi opinión es que los distintos factores -nombre caduco con fecha, intenciones dudosas por parecer que la cuenta de Twitter era como una valla publicitaria electoral y cambio de nombre- crean confusión en el usuario. A ver si con esta reconducción es posible que la cuenta se asiente y, sobre todo, que establezca una relación del eurodiputado con los followers como la que tienen otros politicos.

Dos tuits ha escrito desde el 23 de mayo y ha hecho un RT. De momento, no mucho más. Sí me dicen que, como hasta ahora, lo más probable es que la cuenta se actualice de forma conjunta entre el eurodiputado y gente de su equipo. Así: