Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

El dinero invisible del mundo: los FinCEN Files

Los reguladores se supone que deben vigilar y actuar para que los grandes capos del bigmoney cumplan las normas.

Para que no escondan el dinero, no hagan trampas, no proporcionen balances hinchados, no avalen pufos, etc.

Los reguladores están más desprestigiados que los propios jerifaltes a los que tendrían que supervisar. Pero ahí siguen, regulando el disimulo universal.

El regulador también se llama supervisor. A estos supervisores reguladores no hay nadie que los vigile.

Quizá no lo hacen queriendo, simplemente no saben o no pueden o no tienen medios para cumplir su misión.

Qué pereza.

En ese caso, lo dirían, y presentarían sus dimisiones. Pero tampoco.

Este domingo ya ido, 19 de septiembre de 2020, año del Pandemonium Total, el consorcio de medios ICIJ (International Consortium of Investigative Journalists) ha publicado otra remesa de docs con pufos globales: este párrafo de la BBC:

“Documentos filtrados que dan cuenta de transacciones que suman unos US$2 billones revelan cómo algunos de los bancos más grandes del mundo han permitido que delincuentes y políticos corruptos muevan dinero sucio por todo el mundo.

Se trata de los FinCEN Files, que incluyen más de 2.100 “reportes de actividades sospechosas” elaborados por bancos y otras instituciones financieras y enviados a la Red de Control de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (FinCEN, por sus siglas en inglés).”

También cuenta la BBC cómo está el asunto de la filtración anterior, aquellos Panamá Papers de 2016.

Lo que suele ocurrir es que matan o persiguen con saña al mensajero, filtrador, etc: Assange. Aquel Falciani. En fin.

Parece que estos movimientos opacos de billones sirven para evadir impuestos, financiar terrorismo y blanquear toda clase de delitos. Es la Caja B del mundo, algo que no parece tener solución.

Casi todo lo que ocurre es secreto, fuera de las leyes y de las haciendas. Equivale quizá al 80 de materia oscura que nadie sabe qué es ni cómo funciona.

Alguien sabrá algo…

Sería bueno que hubiera un gobierno mundial, un super-supervisor, o tal vez no. En todo caso, bienvenidas sean estas pequeñas filtraciones, rendijas que amplían la info de cómo funciona el mundo hiperreal.

Más efectivo sería convencer a esa gran masa evasora de que pagara un 0,001 % de sus beneficios, una propinilla, a cambio de dejarlos en paz. Una especie de amnistía universal por x años. Quizá mil años. Algo así.

Aguantar y prosperar en el lado A tiene cada día más mérito.

 

 

 

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.