Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘espacio publico’

¿Pokémon Go o el éxito de lo superficial?

Por José Manuel López

Pokémon Go (VANDAL).

Pokémon Go (VANDAL).

Partiendo del respeto a las personas que juegan a Pokémon Go, me parece que, aunque ya sea un fenómeno social, dista mucho de ser un videojuego de gran utilidad, especialmente, para sus usuarios. En cambio, lo está siendo para el marketing y publicidad de determinadas marcas y multinacionales, que han encontrado un filón más a explotar. Atraen clientes y aumentan sus ventas y beneficios.

No en vano, en Japón, un restaurante de comida rápida va a convertir 3.000 establecimientos en bases y gimnasios Pokémon. Y en el resto de países es de suponer que también harán algo similar con el tiempo.

No me parece bien que el videojuego de aventura de realidad aumentada que es Pokémon Go obligue a salir de casa para capturar a exóticos monstruos. Se puede pensar que es una forma de impulsar a la fuerza a que los jugadores incrementen su consumo en las calles y plazas, lo que aumenta, sin duda, las posibilidades de negocio, y genera nuevas oportunidades de mercado y de publicidad. Debería ser algo opcional en el juego.

Este videojuego para móviles puede incrementar la superficialidad en las relaciones sociales. Existen muchas maneras de relacionarse, sin necesidad de jugar a este videojuego. Se puede estar aislado en la calle también compartiendo actividades superficiales, y perdiendo un tiempo que se podría dedicar a actividades más creativas y productivas. Jugar en casa, no es sinónimo de estar aislado, por numerosas razones.

Parece que, en muchos casos, Pokémon hace que la gente camine demasiados kilómetros al día intentando cazar o capturar nuevas criaturas virtuales. Y también existe un riesgo de banalización de las interacciones sociales, y de las relaciones interpersonales. Ha habido casos en Estados Unidos de accidentes, incluso mortales, por el uso de este juego en las calles norteamericanas. Y, probablemente, irán a más si sigue aumentando el número de jugadores, porque se van añadiendo elementos nuevos al videojuego.

Por supuesto que cada persona es muy libre de jugar o no a este videojuego, pero debe tener presentes sus riesgos, en relación con su seguridad y la de los demás.

Una comisaria de policía de Australia ya dice que es necesario levantar la mirada del móvil, y observar el mundo real directamente. Me parece que transformar las calles, en un espacio de juego virtual más es algo excesivo o, como mínimo, discutible. La tranquilidad y la seguridad de las personas en los espacios públicos deben ser protegidas y garantizadas. El riesgo de molestias a los viandantes es evidente. En la vía pública deben hacerse cumplir las leyes. En cualquier caso, si se logra un adecuado equilibrio entre el disfrute de este videojuego, y el respeto a las normas, las cosas irán bien.

Lactancia: en cualquier sitio y en cualquier circunstancia

Por Lide Azkue Iruretagoiena (*)

El pasado mes de noviembre dos madres fueron reprendidas por amamantar a sus bebés mientras jugaban con sus hijos más mayores en el espacio infantil Txikiland de la Mediateka de la Alhóndiga, en Bilbao, bajo el argumento de que las “normas de convivencia” del espacio público prohíben dar el pecho, y fueron exhortadas a irse a la sala de lactancia ubicada en otra planta del edificio.

Desde la Liga de la Leche de Euskadi queremos comunicar nuestro total apoyo a estas madres y a sus bebés y queremos recalcar que las salas de lactancia son unos espacios opcionales destinados a las madres que prefieren dar el pecho en la intimidad, pero de ningún modo son obligatorios ni su finalidad es la de “esconder” la lactancia materna.

Una mujer dando el pecho a su bebé de pocos meses (GTRES)

Una mujer dando el pecho a su bebé de pocos meses (GTRES)

Por lo tanto pedimos a los responsables del Ayuntamiento de Bilbao que revisen y modifiquen su política en lactancia materna dentro de todos sus espacios públicos, ya que entendemos que la lactancia materna en ningún caso atenta contra las normas de convivencia y su prohibición es una clara vulneración de los derechos de los bebés y discrimina a las mujeres por querer vivir una parte importante de su sexualidad con normalidad.

Así mismo, queremos pedir a las autoridades competentes que desarrollen la protección jurídica que garantice a todas las madres su derecho a dar el pecho a sus bebés en cualquier sitio y en cualquier circunstancia, sin que sean objeto de censura ni crítica, ya que la lactancia a demanda es la opción natural y óptima para la salud tanto física como emocional del bebé y de su madre, y no ocasiona ningún perjuicio ni al entorno ni a las personas de alrededor.

(*) Liga de la Leche de Euskadi