Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘alegria’

La fuente de la alegría

Por Venancio Rodríguez Sanz

Joven africana sonriendo.

Una joven sonriendo. (RYSZARD KAPUSCINSKI)

A primeros de diciembre preguntaba a la gente: “¿Qué tal se preparan las fiestas?” Y la gran mayoría me contestaba que ojalá ya hubieran pasado. Ahora que ya quedaron atrás, cuando me intereso por cómo fueron éstas: unos me contestan, sin mucho entusiasmo, que muy tranquilas; y otros que menos mal que ya han pasado. Entonces, a hurtadillas, escudriño sus ojos para leer en ellos y puedo ver la tristeza. Recuerdo que mi madre decía que lo normal en la vida era tener problemas, que solo cuando morimos terminan y que hay que aprender a convivir con ellos.

Tenía un amigo que se fue con una ONG a un pueblecito de África para enseñarles a soldar. Cuando volvió, organizó una serie de charlas para intentar captar voluntarios. Recuerdo que nos dijo que allí, a pesar de la extrema pobreza en la que viven, la gente ríe mucho. Yo le argumenté que se notaba que al él se la habían contagiado por el entusiasmo con que nos explicaba su experiencia. Y es que tanto la alegría como la tristeza se trasmiten. Con la diferencia de que la primera es una fuente de la que todo el mundo quiere beber, y la segunda, de la que todo el mundo huye.

Cambiar de actitud mejora la salud

Por Beatriz Andrés

Pareja de jóvenes riéndose. (GTRESONLINE)

Una pareja de jóvenes riéndose. (GTRESONLINE)

Estoy así como un poco harta de la falta de positivismo en las noticias y medios de comunicación en general. Lo que está demostrando el país es que la gente necesita reírse: una comedia española está rompiendo las taquillas.

No hablan de todas las personas que se esfuerzan en el trabajo o que se levantan con el mejor de los ánimos para buscarlo. De las numerosas comidas hechas con mimo por abuelas cuidadoras de sus nietos y de las sonrisas que se reparten en comedores solidarios acompañando los platos calientes. No comentan lo que se esfuerzan ese altísimo porcentaje de autónomas, buscándose la vida con toda la ilusión necesaria.

De esos aprovechamientos de ropa, de libros, de lo que haga falta dentro de las familias. De las ruedas de trueque que existen en numerosos sitios, ya sea de ropa o cosas, que no sólo de comprar vive el hombre. De las risas que te puedes echar en los vestuarios de una piscina municipal conversando con las doñas de edad… “uy, hija, yo los 75 no los cumplo”. De cómo si un vagón de metro no va lleno, unos desconocidos pueden medio terminar hablando creándose un ambiente de lo más agradable.

El positivismo, que nadie dice que sea fácil, mejora el sistema inmunológico y aumenta la capacidad muscular. Todos son beneficios.

De lo amable que te responde la gente sólo con que tú lo seas. Que por nuestros andurriales, de Galicia a Andalucía, como te dé por preguntar una dirección con una sonrisa, no te acompañan al sitio de milagro.

Sí, es una época de mucho esfuerzo pero ¿no es mejor un ‘¡ale, a por el día!’? ¿Y si cambiamos el sudor y lágrimas por esfuerzo y alegría? Sé que no soy la única que opina así.