BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

El compromiso de fidelidad es una fantasía

Por Rodrigo Solís

Una mujer besando (Gonzoo).

Los labios de una mujer (Gonzoo).

Una pareja decide contraer nupcias. Se pacta fecha para el evento, se prepara la iglesia para la ceremonia religiosa y el local para celebrar la fiesta. El siguiente paso es la despedida de solteros. El hombre se marcha con sus amigos a un destino desconocido. La mujer, a la playa con sus amigas. Justo en esa fecha, el matrimonio más famoso del mundo, anuncia su divorcio a la prensa. En realidad, a nadie le importa mucho. Las celebridades cada día son menos populares desde el instante en que los mortales empezaron a tener acceso a sus cinco minutos de infamia en la palma de la mano.

Tememos y condenamos al estado islámico por sus actos barbáricos, pero nos parecemos a ellos más de lo que creemos. Observamos indignadísimos en la pantalla imágenes y vídeo de la fiesta de despedida: la futura novia se besa con un hombre. En las redes sociales aún no existe la opción “lapidar”, pero lanzamos insultos y burlas más filosas que las piedras. La presión social acorrala al novio y le obliga a cancelar el compromiso de boda.

¿Por qué? Siendo justos, ella no incurrió en ninguna falta. Las despedidas de solteros, no nos engañemos, son el buffet al que asistimos antes de comenzar una dieta que durará (en teoría) toda la vida. Si no es así, para evitar malos entendidos y penosas rupturas, deberíamos cambiarle el nombre a, por ejemplo, “otra aburrida fiesta con amigos”.

Enfundado en el traje del abogado del Diablo, si me permiten agregar, el compromiso de fidelidad en pareja es una fantasía tan grande como una catedral. Más temprano que tarde, alguno de los dos caerá en la tentación de sentir o imaginar entre sus brazos a otro cuerpo distinto al que juraron exclusividad. Nos ahorraríamos millones de pesos en juzgados, abogados y demandas (y escarnio público), si nos enfocáramos en descifrar si poseemos la capacidad del perdón antes de prometer algo contra natura.

11 comentarios

  1. Dice ser Lola

    No creo que debió de armarse tanto alboroto ¿Acaso los hombres cuando se van de despedida de solteros se quedan en un monasterio a rezar? Sucede que algunas cosas se ven bien cuando las ejecutan hombres y no tanto cuando son mujeres las protagonistas.

    02 octubre 2016 | 17:51

  2. Dice ser David

    Realmente la fidelidad más que una fantasía, se basa en la honor y la honestidad.

    02 octubre 2016 | 21:52

  3. Dice ser Antonio

    Buenas noches,

    Por partes.

    “En las redes sociales aún no existe la opción “lapidar”, pero lanzamos insultos y burlas más filosas que las piedras. La presión social acorrala al novio y le obliga a cancelar el compromiso de boda.”

    Efectivamente, no existe la opción lapidar, y lo que se ha hecho en las redes sociales, no es ni comparable con eso.

    Utilizando otra comparación estúpida, seria como decir que porque ella hizo eso, el pobre novio debía suicidarse.

    “Siendo justos, ella no incurrió en ninguna falta. Las despedidas de solteros, no nos engañemos, son el buffet al que asistimos antes de comenzar una dieta que durará (en teoría) toda la vida.”

    El compromiso en una pareja, no empieza con la boda, sino mucho antes, desde que mantienen una relación formal y en exclusividad(parejas abiertas y demás, obviamente no). Con lo que no ha cometido una falta, a roto uno de los pilares de su pareja, sin contar con lo hipócrita que es casarte (siendo fiel ) y demás, con lo que anular la boda, es una opción correcta.

    Las despedidas de soltero son solamente una excusa para salir de fiesta, no para poner los cuernos a tu pareja, que dicho sea de paso me parece de estúpidos hacerlo precisamente ese día señalado.

    @lola, los cuernos son iguales si lo hace una mujer o un hombre. Lo de los hombres mucha leyenda urbana, al final se dedican a emborracharse una streeper y poco mas, pero si hablas con algun organizador de despedidas de soltera(como la suerte que yo tuve) te contara que son mas burras que los tios, y que sino es la novia, otra se tira al boy….sin contar lo que se hacen en los juegos de la despedida en si.

    Respecto la noticia en si, me alegro por ambos, ella podra disfrutar la vida sin tener que engañar a nadie, y el es libre para encontrar a una mejor.

    Un saludo

    02 octubre 2016 | 23:20

  4. Dice ser morlaco

    La naturaleza nos hizo promiscuos y aunque nunca he puesto los cuernos sí los he perdonado. Para mí lo más importante es que la persona que se levanta a mi lado siga queriéndome cada mañana no que el resto de su vida solo se acueste conmigo.

    03 octubre 2016 | 1:11

  5. Dice ser Antonio

    @morlaco

    Eso existe y es respetable, se llaman relaciones abiertas.

    Eso se habla con la pareja y 0 problemas. Ahora sí se pactan otras cosas es normal que la pareja se acabe al no cumplir ese pacto.

    Un saludo

    03 octubre 2016 | 8:17

  6. Dice ser :)

    Oh vale, lo que tú digas.

    03 octubre 2016 | 23:12

  7. Dice ser Jesús

    Sólo pueden ser “fieles” el ex-vicioso que está de vuelta de todo, y el reprimido extremo que se autosugestiona para sentir repugnancia hacia el sexo. Aparte de esa absurda fidelidad conyugal (de cónyuge, es decir “estar con un yugo”) sólo puedes serte fiel a ti mismo.

    04 octubre 2016 | 0:03

  8. Dice ser julio

    Si amas a tu pareja le serás fiel porque no existirá otra mujer o hombre para tí, si le eres infiel, es porque no la amas.

    Es lo que hay y todos los infieles son de compadecer, no han encontrado nunca el verdadero amor y solo el sexo rige sus vidas, de pena la verdad.

    04 octubre 2016 | 10:54

  9. Dice ser Kira

    Julio, mira lo que te digo, ja ja y ja.

    04 octubre 2016 | 19:35

  10. Dice ser padre Jiménez Güeto

    EL ATEÍSMO DEBERÍA PROMOVER LA INFIDELIDAD
    .
    …Pues sí, amigo Rodrigo, la fidelidad es sinónimo de catecismo, de los 10 mandamientos de la ley de Dios, de los 7 pecados capitales. Y nosotros, por fortuna, vivimos en un Estado aconfesional. Significa eso que tanto los militares como los curas están fuera de nuestras instituciones. Están donde tienen que estar: en los cuarteles y las iglesias. (Incluso el militar ése de Podemos. Acuérdese: se llama don José Julio Rodríguez Fernández. Fue Jefe del Estado Mayor de Defensa y tiene una de las condecoraciones que tuvo Franco: la ‘’Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo’’. Pese a intentarlo 2 veces, la gente se resiste a que un militar ocupe un escaño del Congreso. Afortunadamente.)
    .
    …Pero volviendo al tema. Digo que si somos ateos, debemos serlo con todas sus consecuencias. No podemos ser ateos, apóstatas o laicos a tiempo parcial o de manera selectiva. Sería absurdo. Como es absurdo ser al mismo tiempo de derechas y de izquierdas, del Real Madrid y del Barcelona, independentista y español por los cuatro costados, comunista y monárquico, sordomudo y tenor de ópera, patizambo y modelo, rico y pobre, etc. Hay que aclararse y elegir.
    .
    …Y si elegimos ser ateos debemos renegar también de la familia, las celebraciones religiosas, la fidelidad conyugal y los nombres del santoral cristiano.
    .
    …¿Por qué la familia? Muy sencillo: porque así lo dicta la Iglesia católica. Y nosotros, los ateos, estamos en contra de ella. Dice el catecismo de la Iglesia católica que la familia es una comunión de personas, reflejo e imagen de la comunión del Padre y del Hijo en el Espíritu Santo. También dice que hay que honrar a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la Tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar (Ex 20, 12). Pues bien, si optamos por el ateísmo, a nuestros padres no hay que hacerles caso. Por supuesto, no esperarles a mediodía a la hora de comer. Uno llega de fuera, se come su filete, deja allí el plato y a otra cosa mariposa.
    .
    …De cajón no celebrar un bautizo, comunión o boda por la iglesia. Como mucho un entierro y éste porque vayamos a recibir cuantiosa herencia. ¿Qué sentido tiene ir más allá del registro civil para casarse? Ninguno. Sin embargo, ¿cuántas veces hemos oído todos el típico alegato del amigacho que se casa?: ‘’Yo me caso por la iglesia –dice– porque mi mujer se ha emperrado.’’ No, hijo mío, tu te casas por la iglesia para celebrarlo luego en un restaurante y recibir el consabido sobre de dinero. Esto no puede ser. O somos católicos ricos o ateos pobres. Pero no perdamos nuestra identidad or dinero.
    .
    …Otro concepto fundamental básico del ateo es la infidelidad. El ateo ha de volver a su naturaleza primitiva. El hombre es infiel por naturaleza. En cambio la iglesia dice otra cosa: ‘’El matrimonio exige la fidelidad de los cónyuges y urge su indisoluble unidad.’’ (GS 48,1) Lo que significa que sólo el católico ha de engañar a su mujer a escondidas. Después pasa lo que pasa. El ateo no. El ateo ha de ser más moderno y ofrecer su esposa en una reunión de amigo. Y claro, ofrecerse él también. En el ateísmo vale todo (mesas redonda, bacanales romanas, cuartos oscuros, intercambios de parejas). Siendo de mutuo acuerdo, la pareja atea puede durar toda la vida, sin que aparezcan los cornudos o los c abritos.
    .
    …Luego llegan los hijos. Y evidentemente a los hijos no se les puede bautizar con nombres del santoral cristiano. Nada de Pepito, Conchita, Ramiro, Rigoberto o Cesarín. O bien recurrimos a nombres ateos, de raíces germánicas, griegas o latinas, como Orencia, Ursicinio, Hermógenes, Filogonio o Canuta. O nos lo inventamos nosotros. Total, no va a pasar por la Iglesia. Toroto, Pilanca, Arjete, pandereto, cartucho, Minina, J ulai. Son más divertidos.

    05 octubre 2016 | 0:11

  11. Dice ser full

    El padre tiene razón, el ateísmo es una impostura en la gran mayoría de los casos.

    07 octubre 2016 | 1:19

Los comentarios están cerrados.