BLOGS
El ojo de Gran Hermano

"Cual babosa se están arrastrando por la casa de habitación en habitación según les conviene" Javi Gran Hermano 8 (Año 2006)

Desvalijan la casa de Gran Hermano Revolution y les hacen chantaje para recuperar sus cosas

CAMBIO RADICAL DE TEMA

Venga, ahora empieza. Les mandan a todos a la sala de pruebas. Han montado una especie de karaoke con estilo de fumadero de hachís árabe.

Y mientras están todos en la sala de pruebas un montón de señores y señoras con pinta de currelas y camiseta de GH se están deslomando para sacar los muebles. ¿?

Por favor, que pongan el número de los que han vaciado la casa porque la han dejado pelada en cinco minutos y para una mudanza viene bien. O para asaltar un piso, quién sabe.

Esta gente podría poner una academia de robos a viviendas y se les apunta hasta James Moriarty.

Total, que esta noche los concursantes deben elegir entre una llamada de teléfono con sus familiares o recuperar objetos de la casa.

Vemos un vídeo en el que se muestra que hay muchos que odian a Mina, entre ellos Daniel y Miguel. La verdad es que a mi Mina me cae bien. Es una persona que no se calla y valiente. Y si es cargante a veces por ser mandona, pues se habla o se pasa de ella.

Hay dos porcentajes que destacan con más de un 40%.

Y OJO: MIRIAM Y LAURA SE QUEDAN LAS DOS pero A CAMBIO SE IRÁN DOS EN SU LUGAR

O sea, que se abre la votación y se irán las dos que menos apoyo tengan. SE VA A LIAR PARDA PORQUE LAS VAN A ODIAR PARA LOS RESTOS.

Vídeo. Hugo poniendo a parir a Maico. Hugo sigue más aislado que un chorizo en un buffet libre para veganos. Y Maico… tiene mucha suerte como bien dice Hugo, porque siendo poco amado por la audiencia siempre que ha estado nominado ha tenido al lado a alguien más odiado.

Sala de expulsión. Vuelven a la casa, con los porcentajes más bajos Mina y Maico.

La pregunta es… ¿Cumplirá Mina su promesa de hacer topless? Y ¿Por qué leches no echan a Maico?

Carlos y Dani se quedan al borde de la expulsión.

Mina y Maico vuelven a la casa. En cuestiones de alegría está que te despidan, el funeral de tu abuela  y luego la recepción que les han hecho a Mina y Maico sus compañeros.

A Mina, que está hartándose de dejar claro el poco porcentaje que ella tenía, la mandan a la casa. Será la primera en recibir una llamada, pero si descuelga dormirán todos en el suelo.

Mina flipa con que la casa esté vacía. El Súper le explica: si no descuelga hay camas. “Yo lo voy a descolgar, podemos dormir una noche en el suelo”, dice ella.

Pero no es sólo una noche, como le aclara el Súper, así que ella flipa. Suena el teléfono. Es su madre. Ella duda un poco, se resiste… pero descuelga. A punto de que fuera para nada, porque se ponen las dos a llorar y no hablan.

Luego le dice la madre que no se preocupe, que su padre está a tope con ella y que le pilla a escondidas viendo el programa. Mejor que le pille viendo eso y no cosas obscenas, como películas iraníes sobre el fondo del alma humana.

“La gente te ha visto el fondo bueno que tiene. Prefiero mil veces a Hugo de rival que desde el principio sabes como es. Hay otra gente que tienes que mirar. Ríe, baila”, le dice la señora.

JJV le mete cacota a Mina: “Yo como concursante me habría cabreado” por la decisión de Mina.

Turno de Pilar: Su tentación será la comida. Llamada o comida de la despensa. La muchacha lleva una semana en la que sólo llora, se lamenta y no tiene ganas de nada. O sea, como yo cada mañana en el curro.

Y Pilar esta semana criticó que los demás cotillean y piensa que hablan de ella. Eso es como si Jack el Destripador se quejara del tipo de La Matanza de Texas por hacerle daño a la gente.

Pilar va al teléfono. “No hay comida para nadie a partir de esta noche”, dice el Súper. Y responde Pilar: “¡¡¿¿COMOOOOOOO??!!”

Hora de la verdad: Pilar debe elegir entre comida o teléfono. Suena el teléfono y se pone a llorar. Sin lágrimas, porque tiene los ojos más secos que un pantano murciano, pero a llorar. Resiste la tentación y podrán comer.

“Mi maaaaadreeeeee, no lo he cogidooooooooo”, le dice a Mina cuando la ve en el confe. Si yo me quedara sin comida cada vez que me llama mi madre y no se lo cojo, ahora mismo pesaría 25 kilos.

JJV le mete más mierda a Mina: “Mina se está empezando a arrepentir y a darse cuenta de lo que ha hecho. Muy bien por Pilar”.

Creo que a JJV Mina le cae igual que una piedra de dos kilos en el riñón.

Vamos con ÑamÑam. Ha pasado la semana en plan acoso y derribo a Hugo. Lo malo es que Hugo pasa de ella como de hacerse una colonoscopia con la tubería de bajante de su casa.

“Anoche mis manos estaban muy frías, ¿tu cuerpo está caliente?”, le preguntó ÑamÑam a Hugo y éste le dijo: “Ve al Súper a pedir un edredón”. JA JA JA JA JA QUE FORMA DE HACER LA COBRA.

“Mi madre siempre me dice que soy pesada y que me repito”, confesó ÑamÑam esta semana. ¿Sabéis qué? Cuando más natural me parece ÑamÑam es cuando habla con Hugo.

La china debe elegir entre la ropa y la llamada. El Súper le tiene que repetir quince veces el trato, porque ella iba todo contenta a coger el teléfono. La llama su amiga Yaiza. Pero al final se entera y decide: “Yo quiero coger, prefiero sin ropa”. Creo que está pensando en que Hugo no tenga ropa…

Pero cuando pregunta y le aclaran que es la ropa de todos los demás dice “compañeros tienen que ir con ropa” y decide no coger el teléfono. Se va llorando. Pero es que ÑamÑam llora mucho. Es su estado natural, de hecho. Si un día ÑamÑam no llora, asustaos.

O más gente coge el teléfono o van a crucificar a Mina.

Volvemos a ÑamÑam. Sus compañeros no se la creen y piensan que miente para quedar bien y que su forma de ser es una fachada. Pero ninguno renuncia luego a que les haga la manicura o la pedicura o a los masajes… hipocresía pura.

Y vídeo: Hugo la vaciló diciéndole que iba a dormir con Laura y ÑamÑam se puso celosa-agresiva. La china intentó separarlos que sólo le faltó prenderles fuego. Laura pidió “una hora sin ÑamÑam”.

A Hugo la broma le salió por la culata, porque empezó a agobiarse. ÑamÑam se puso como una luchadora de Pressing Catch a hacerle llaves a Laura.

JA JA JA

Cuando Laura le dijo que era broma y ella se las prometía felices, se metió en la cama de Hugo Miriam. Y claro, a ÑamÑam le dio un brote que si le pones delante doscientos antidisturbios, los hostia a base de bien.

JJV defiende a ÑamÑam en este caso y se muestra airado por el trato que le dieron y por la broma. Creo que JJV ha pedido un crédito para poder votar más a ÑamÑam. En el teléfono tiene gastadas las teclas que hay que pulsar para salvar a la china.

El caso es que Christian Gabaldón se erigió en defensor de ÑamÑam, pero no sé si lo hizo por defender a la china o por atacar a Laura. El caso es que ÑamÑam acabó gruñendo como si le estuvieran metiendo astillas de bambú debajo de las uñas.

“Esta mujer es un tamagochi aquí en la casa”, dijo Carlos de ÑamÑam y piensa que se hace la “víctima por excelencia”.

Turno de la elección de Hugo. Ve la casa vacía y dice “guau”. Es de un expresivo que asusta. Si él hubiera escrito El Quijote habría sido así: “Un señor loco se junta a un gordo y van a sitios a hacer cosas. Fin”.

Hugo recibe una llamada de su hermano. No la coge. Recupera los muebles del jardín y las máquinas de deporte. Cada vez que alguien llega al confe, Pilar destaca “yo tampoco he cogido el teléfono”.

Y JJV sigue con Mina: “Mina se está quedando sola…”.

Después de la siguiente publi va a aparecer JJV con dos postes de madera fabricando una cruz y buscando en Google Maps una buena colina donde crucificar a la pelirroja.

Esta semana Miriam ha pasado de Rubén como de oler el sobaco de un orco después de hacer ejercicio. Y claro, eso a Rubén le pone malo. A este tío, que es un johnny fucker, no le entra en la cabeza que una tía pase de él.

Turno de Rubén para elegir. Puede recuperar las camas de la otra habitación. Le llama su madre. No hay relojes, ni en la NASA, suficientemente precisos para medir el poco tiempo que ha tardado Rubén en contestar. Si graban eso con una cámara de esas de alta velocidad y lo pasan a cámara lenta, seguiría saliendo su mano borrosa del movimiento.

Rubén llega al confe. Sí: Pilar le deja claro que ella no lo ha cogido. Por otro lado, bien por Mina, porque se reparte la culpa.

El siguiente será Maico, “ese hombre nómada que vive sin zapatos y sin jabón”, según le describe JJV. Eso no es un nómada, es un guarro de manual.

Mandan a Maico a la casa. “¿Puedo ir un segundo al baño a mear?”, pregunta él. Debe elegir: productos de aseo y agua caliente a cambio de llamada.

Le llama la madre de su hija. “Valentina lo entenderá”, dice y mientras suena el teléfono se mete a mear. JA JA JA JA JA JA JA J AJAJAJ

El Súper le habla mientras mea. Fijo que ha dejado gotitas en la taza. ¿MAICO, ESTÁS AHÍ? Le dice el Súper. “Sí, es que con el frío se me escapaba el pipí”, dice Maico, que no: No se ha lavado las manos después de mear.

Para JJV un minuto en el que no le de cera a Mina es un minuto perdido.

CAMBIO DE POST. CAMBIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser mehagolasueca

    Ay Gus lo que me estoy riendo. Con el temita de Hugo y el Quijote, y por otro lado lo de las llamadas de tu madre y los 25 kilos… Madre mía, que parezco una loca con estas carcajadas. Mira yo me alegro mucho porque hayan quedado en la casa Míriam y Laura. Lo de Carlota, sus palabras, confirman lo que pasó con JM o al menos ella quiere dar a entender eso. Ahora espero que expulsen a Dani. Y que los otros dos expulsados sean Maico, Yang, Gabaldón, Pilar o Miguel. A ver cómo se pone la cosa.

    09 noviembre 2017 | 23:40

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.