Entradas etiquetadas como ‘Vin Diesel’

‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2’ y un año que puede ser de récord para la taquilla

En primer plano

Guardianes de la Galaxia Vol. 2

( ©Marvel / Disney )

Este puede ser un año histórico para los blockbusters de Hollywood. Con Guardianes de la Galaxia vol. 2 podría darse el hecho, casi seguro, que en los cinco primeros meses del año (cuento también mayo) se hayan estrenado tres películas que superen los mil millones de dólares en taquilla.

La primera, de 2014, amasó 773,3 (casi 710 millones en euros) y esta segunda parte, aunque sea más de lo mismo, es otra gozada, más grande, más divertida, más espectacular y con más secundarios de lujo como recogía en su crítica del pasado viernes Daniel G. Aparicio. Doy por sentado que la secuela la superará también en taquilla. Solo con las cifras estimadas de las recaudaciones en los primeros países, unos 17 (y entre los que todavía no estaban ni Estados Unidos, donde se estrenará la semana que viene, ni los más importantes mercados asiáticos como China, Japón o Corea del Sur. Tampoco aún aparecían las cifras en España), Guardianes de la Galaxia vol. 2 ya había logrado 22,3 millones de dólares.

La bella y la bestia lleva 1.105 (y seguramente acabe el año entre las doce más taquilleras de la historia), Fast & Furious 8 nada menos que 972,6 (este fin de semana rebasará los mil millones); y además, una cuarta superproducción, la de Piratas del Caribe 5: La venganza de Salazar (con estreno aquí el 26 de mayo) podría ser la cuarta inminente en dar la campanada, y todo durante la primera mitad del año (y tres de ellas, de Disney). La anterior, En mareas misteriosas, de 2011, alcanzó los 1.045,7.

Lee el resto de la entrada »

¿Cuál es la mejor (y la peor) de todas las entregas de ‘Fast & Furious’?

En primer plano

Fast Furious 8 poster

( ©Universal )

En verano de 2001 se estrenaba en los cines norteamericanos una modesta película de acción que se convertiría en uno de los sleepers (éxitos sorpresa) de la temporada. Era Fast & Furious (traducida entre nosotros como A todo gas) dirigida por un director, Rob Cohen, que se había labrado un pequeño prestigio en el cine de acción y fantasía con títulos como Daylight. Pánico en el túnel (1996) con Sylvester Stallone, Dragonheart (1996) o Dragon, la vida de Bruce Lee (1993). Nada especialmente memorable, tampoco que desentonara demasiado.

Sus dos protagonistas masculinos tampoco eran unas estrellas. Vin Diesel había sido un secundario en Salvar al soldado Ryan (1998) de Spielberg y venía de protagonizar una igualmente modesta película de ciencia-ficción que gozó de cierto prestigio, Pitch Black (2000); mientras que Paul Walker se había formado sobre todo en televisión (en la serie Autopista hacia el cielo empezó con 11 añitos) y en la gran pantalla algunos papeles como secundario y títulos de casi nula repercusión.

A nuestros cines llegaría en octubre de ese mismo 2001, y todo indicaba que empezaría y terminaría allí. En la secuela que se estrenaría dos años después, 2 Fast 2 Furious (A todo gas 2), ni siquiera aparecía Vin Diesel; y en la tercera, A Todo gas: Tokyo Race, ya no estaba ni Paul Walker, aunque Diesel sí, limitándose a realizar un cameo. La taquilla pasó bastante de ella. Y entonces, se reunieron para una cuarta, Fast & Furious: Aún más rápido (2009) dirigida al igual que la anterior por Justin Lin. Un éxito razonable, al nivel de la primera, y críticas tirando a malas hacían presagiar nuevamente que todo podría acabar aquí.

Lee el resto de la entrada »

Paul Walker, coches voladores y unas cervezas (‘Fast & Furious 7′)

No hay duda. La séptima entrega de Fast & Furious es y será la de más éxito de toda la saga, y será recordada como la obra póstuma del fallecido Paul Walker en su última encarnación en pantalla del agente Brian O’Conner. Walker encontró prematuramente la muerte un 30 de noviembre de 2013 y, por esas ironías del destino, la fatalidad quiso que precisamente fuera en un trágico accidente automovilístico.

Cuatro dobles de acción, trucajes digitales (de voz y cuerpo) y la colaboración de dos de sus hermanos, Caleb y Cody, ayudaron a que la “interpretación” pudiera completarse. Paul Walker y su Brian O’Conner están presentes en todo el metraje gracias a la pericia de los autores de la película. Se nota que se han aprovechado descartes, que hay planos generales en los que O’Conner parece estar algo ajeno a la acción real, a lo que sucede en pantalla (en varias escenas ha sido recreado mediante CGI); o que en muchos primeros planos abunda el maquillaje digital. Pero allí está. Descartada la posibilidad de volver a filmar un nuevo guión que no le incluyese, la película no oculta su voluntad de ser a la vez un lujoso monumento funerario a su memoria y también un espectáculo capaz de batir los récords de aparatosidad y audacia de la saga.

Lee el resto de la entrada »