El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

‘Aterrados’, una insólita muestra de cine de terror argentino

Sitges 2018

La película en sí misma es un fenómeno paranormal. Una rareza que se trate de una producción de terror procedente de Argentina. En los últimos años su cinematografía ha experimentado un leve auge con propuestas de género de bajo presupuesto, aunque tampoco es que hayan logrado trascender demasiado fuera de sus fronteras. Pero intentos ha habido como El eslabón podrido (2015) que pudo verse en el mismo festival de Sitges en 2015.

Visto así no es de extrañar que Aterrados de Demián Rugna haya sido considerada por algunos de los medios de su propio país como la mejor película de terror argentina. No había mucho donde elegir, pero no le resta méritos. El reconocimiento de que fuera elegida como la mejor de terror en el pasado Fantastic Fest de Austin ya dice mucho de bueno sobre ella.

Aterrados

( ®Machaco Films / INCAA )

Una impactante muerte en el baño en una de las escenas iniciales, un falso culpable, extraños movimientos magnéticos, la presencia de seres de aspecto espeluznante, el cadáver de un niño que ha vuelto misteriosamente a su casa y un reducido grupo de parapsicólogos, con la ayuda de un comisario de la policía a punto de retirarse por problemas de salud, investigando los sucesos que están ocurriendo en un barrio del Gran Buenos Aires.

Aterrados es el particular Stranger Things argentino. Rugna ha facturado una estimable propuesta que solo pretende contar una efectiva historia de sustos con atmósfera inquietante sin más pretensiones. Y lo consigue. A tener en cuenta para los fans del género. Y que ha funcionado da buena cuenta el que ya se prepare una segunda parte (Aterrados: El libro de Jano) o el que los norteamericanos ya se hayan hecho con los derechos para un posible remake. Nota: 7

Y además…

Tumbbad. Un acercamiento a la mitología India, y las huellas del colonialismo británico, que auguraba ser una inmejorable buena muestra del cine fantástico hindú. Rodada en formato digital, la película realizada por Rahi Anil Barve y Adesh Prasades (y colaboración creativa añadida de Anand Gandhi) acaba convirtiéndose en una fábula moral sobre la codicia humana. Nada en contra si no fuera porque le falta inspiración y ritmo a sus tediosas imágenes. Nota: 4.

Un couteau dans le coeur. Recupera las formas y contenidos del giallo italiano en una producción francesa que se centra en el mundo de los rodajes de películas porno gay en 1979. Asesino enmascarado, sordidez y poesía, paralelismos con el SIDA que empezaba a hacer estragos y una sensible actuación de Vanessa Paradis interpretando a una directora y “caza talentos”. Su director es Yann Gonzalez. Nota: 6

Luz. La carta de presentación del alemán Tilman Singer es un relato de posesiones demoníacas, la de un espíritu maligno enamorado de una peculiar taxista chilena, Luz (Luana Velis); pero lo hace de manera insólita, cine amateur codeándose con el teatro experimental. Intensa e intrigante, para degustadores de nuevas y radicales formas para elaborar historias. Asombrosa o decepcionante, según se mire. Nota: 5.

2 comentarios

  1. Dice ser Javier

    La vi hace poco tiempo y me sorprendió gratamente. No me fío mucho de las películas de terror sudamericanas ya que tienen un sentido del terror peculiar para mi gusto. En este caso me gustó bastante.

    11 octubre 2018 | 07:55

  2. Dice ser Sociólogo Astral

    Los argentinos están mas “aterrados” de sus políticos que les hunden la vida que de las películas.

    11 octubre 2018 | 19:46

Los comentarios están cerrados.