BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Vince Vaughn lo borda en ‘Brawl in Cell Block 99’

En pantalla

Bradley Thomas (Vince Vaughn) es un cuarentón que optó por dejar atrás un pasado violento. Lo fue en el ámbito legal y deportivo, como exboxeador, siguiendo las reglas del cuadrilátero; pero también se codeó con delincuentes y mafiosos de entre quienes aún conserva cierta amistad con un narcotraficante. Ahora lleva una vida normal, discreta, empleado en un taller mecánico y con una esposa que ama (Jennifer Carpenter), aunque ella piense que no le dedica suficiente tiempo. Pero Bradley sigue siendo un tipo duro. La parte trasera de su cabeza rasurada se adorna con el ostentoso tatuaje de una cruz tintada y una lengüeta de alambre.

Un mal día lo tiene cualquiera. Luego están los que son más que pésimos, cruciales, y el que acaba teniendo Bradley es uno de esos. No tardará en ir a dar con sus huesos en la cárcel, a causa de un desafortunado incidente que puso a prueba su sentido ético y moral. Lejos de encontrar allí paz en su involuntario recogimiento entre rejas será extorsionado por una peligrosa banda de narcos que reclama su pellejo.

Brawl in Cell Block 99

( ©Sony )

“Las películas de los 70 eran mejores que las de ahora porque tenían más espacio para respirar”, se tomaban su tiempo, podían ser más largas, centrar gran parte de su metraje en historias que en apariencia ni eran necesarias para la historia central que contaban, pero esto mismo las convertía en obras maestras. Un ejemplo, Taxi Driver. Eran palabras del director norteamericano Steven Craig Zahler (o S. Craig Zahler, como le gusta firmar sus películas) en la rueda de prensa de la presentación de Brawl in Cell Block 99 en el pasado Festival de Sitges.

Y fue una de las películas que más gustó en Sitges, incluso la mejor para algunos, en la que Zahler (autor también del guion) se toma sus buenos minutos en explayarse con un ritmo lento, a tomarse su tiempo, bastante más del que supuestamente esperaría gran parte del público de hoy en día.

Después llega el personal descenso de Bradley a los infiernos (carcelarios). Siguiendo con los códigos del género presidiario, tampoco faltará un alcaide corrupto y desalmado (Don Johnson). La odisea del protagonista derivará hasta vericuetos de pesadilla para desembocar en un tramo final intenso y explosivo. Y, de nuevo, el estallido de la violencia. Patadas, golpes, brazos retorcidos, cráneos pisoteados y sesos esparcidos por el suelo.

Brawl in Cell Block 99

( ©Sony )

El esquema lo utilizó igual de bien S. Craig Zahler con su debut, el wéstern caníbal Bone Tomahawk (allí con Kurt Russell como gran estrella). Una película pausada, de personajes, y al final en un escenario igual de claustrofóbico el toque brutal y gore, salvaje, intenso, directo. Y ambas, Bone Tomahawk y Brawl in Cell Block 99, retomando el espíritu y la forma de hacer cine de los setenta.

Además, en esta ocasión, está la oportunidad de poder ver la que es sin duda la mejor interpretación de un gran Vince Vaughn en una película que es pura serie B, que habría sido carne de cines de doble sesión en los setenta, de videoclub en los ochenta, o lo es actualmente de estreno directo en blu-ray y DVD o streaming, pero ejecutado con mano maestra y pulso firme.

 

Estrenada en Blu-ray y DVD: el 4 de abril de 2018

( Cuando dices que te gusta el cine la primera pregunta que te suelen hacer es qué película recomendarías. Pues eso. En pantalla: recomendaciones de estrenos en cine, streaming o blu-ray/DVD )

1 comentario

  1. Dice ser Cristian

    La acabo de ver, ya que su mencionada ópera prima Bone Tomahawk me estremeció. Pues debo decir que esta segunda película continúa por los mismos derroteros, por lo cual vale totalmente la pena seguirle la pista desde ahora a este talentoso director.

    12 abril 2018 | 08:17

Los comentarios están cerrados.