BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Día de la Diversión en el Trabajo: las profesiones más divertidas vistas en cine

Cinefilia

¿Diversión y trabajo pueden ir unidos? El caso es que desde 1996 se instauró la iniciativa de dedicarle un día a la posibilidad de demostrar que el trabajo también puede ser “alegre, divertido y entretenido” o que nunca está de más dedicarle unos momentos al buen humor. El Día Internacional de la Diversión en el Trabajo (Fun at Work Day) es el 1 de abril, pero cuando cae en festivo (caso de este año, en domingo) se traslada al primer jueves del mismo mes.

Sin embargo, los responsables del proyecto Humor Positivo, una empresa de consultoría y principales impulsores de esta jornada en España, han marcado la celebración para este viernes: “El 6 de abril de 2018, con motivo del Día Internacional de la Diversión en el Trabajo, invitamos a todo el país a celebrar con nosotros la mayor contribución española a la diversión en el trabajo: El Futbolín”, proclaman en su web.

Sea el 1, 5 o 6 de abril ahí queda una fecha señalada para que jefes y empleados tomen nota. Y desde luego que hay puestos de trabajo de ensueño, de los que más bien pagaríamos por hacer, como el de probador de toboganes de agua o vigilante de una isla privada, con el aliciente añadido de que están muy, muy bien pagados. Aunque, lamentablemente, no abundan en cuanto a plazas vacantes. Nos queda el consuelo de las películas para soñar con historias, personajes y, por supuesto, trabajos insólitos, fascinantes o de lo más divertidos (al menos en apariencia).

 

“Cazafantasmas” en ‘Los cazafantasmas’ (1984 – 2016)

Cazafantasmas

( ©Sony )

Requisitos: simpatía, espíritu emprendedor y una clara vocación por la parapsicología. No se valorará necesariamente la experiencia ni anteriores posibles encuentros con entidades ectoplasmáticas. Mucho mejor si ha sido expulsado de alguna universidad por experimentar con artefactos raros.

 

“Detective de mascotas” en ‘Ace Ventura’ (1994 – 1995)

Ace-ventura

( ©Fox )

Requisitos: humor y personalidad excéntrica. Predilección por las camisetas hawaianas y peinados estilo Elvis Presley. Es indispensable mostrar un altísimo conocimiento sobre mascotas, de muchas clases.

 

“Exorcista de vivos” en ‘Bitelchús’ (1988)

Bitelchus

( ©Fox )

Requisitos: mostrarse poco amigo de la higiene, grosero, travieso y astuto. Se valorará que su aspecto sea zarrapastroso (mejor si se viste con un traje a rayas pasado de moda) y que considere las cucarachas como un manjar exquisito. Ser “bioexorcista” (o exorcista de vivos) no es cosa de risa pues echar a molestos y tozudos humanos de los lugares donde habitan los fantasmas no es tarea fácil. Imprescindible haber antes fallecido para ser candidato a posibles vacantes.

 

“Magnate de una fábrica de chocolate” en ‘Un mundo de fantasía’ (1971) y ‘Charlie y la fábrica de chocolate’ (2005)

Charlie y la fábrica de chocolate

( ©Fox )

Requisitos: simpatía y alegría, también sentido de la rectitud. Que no sea especialmente amante de mostrarse en público y dispuesto a afrontar el reto de elaborar solo los mejores chocolates y golosinas del mundo siguiendo la tradición del gran maestro Willy Wonka.

 

“Niñera mágica” en ‘Mary Poppins’ (1964)

Mary-Poppins

( ©Disney )

Requisitos: inmejorable mano derecha con los niños, especialmente con los más traviesos y rebeldes. Se valorará el dominio de las artes mágicas, que sepa volar con un paraguas o le guste andar alegremente por los tejados. Imprescindible pronunciar de un tirón, y sin inmutarse, la palabra “supercalifragilisticoespialidoso”.

 

“Inventor de utensilios que no funcionen” en ‘Gremlins’ (1984)

Gremlins

( ©Fox / Warner Bros )

Requisitos: inventiva para hacer difícil lo fácil y, sobre todo, poseer el ingenio adecuado para idear y construir todo tipo de cachivaches de apariencia cotidiana, pero que funcionen de pena, como un martillo eléctrico, un barajador de cartas automático, batidoras, exprimidores y cafeteras que no sean aptas para el uso que fueron concebidas, el cenicero absorbente Pelzter o el revolucionario “compinche del aseo” (equipado con navaja de afeitar, espuma, pasta y cepillo de dientes, hilo dental, cortaúñas, lima y hasta un espejo) ideal para reducir peso cuando uno se va de viaje. Se valorará tener palique y echarle morro a la hora de intentar vender los productos, siempre bajo el lema de “Ideas fantásticas para un mundo fantástico. Hago lógico lo ilógico”.

 

“Redactor de tarjetas de felicitación” en ‘(500) Días juntos’ (2009)

500-dias-juntos

( ©Fox )

Requisitos: saber escribir de manera clara, precisa y coherente. Habilidad para empatizar con los demás. Se valorará que sea tierno y detallista, de carácter romántico y soñador.

 

Extra bonus:

“Agente 007” en la saga Bond (en activo desde 1962)

007

( ©Sony / Fox )

Desempeñar un cargo de espía secreto, al servicio de su Majestad, para salvar al mundo desarticulando armas de destrucción masiva o retorcidos complots internacionales para dominar la Tierra, debiendo enfrentarse a villanos desalmados, esbirros y asesinos a sueldo de la peor calaña, puede parecer un trabajo de lo más peligroso. Pero no lo es. Uno siempre acaba saliendo ileso.

Durante las misiones hay tiempo de sobras para disfrutar de todo tipo de placeres, carnales, gastronómicos o probando todo tipo de vehículos y artefactos de lo más sofisticados y, además, cada cierto tiempo te van rejuveneciendo con un rostro y un cuerpo atractivo, cachas y seductor. Eso sí, lo más recomendable es hacerse justamente con el número 007. La experiencia nos indica que otros agentes con licencias para matar y cifras diferentes acostumbran a durar más bien poco.

 

Buscadora de tesoros y aventurera en la saga Tomb Raider (en activo desde 2001)

Tomb-Raider

( ©Warner Bros )

Nuestra Lara Croft debe ser lanzada, curiosa, muy apañada y aún más temeraria. Sin miedo a nada. Atrévete a seguir los pasos de Angelina Jolie o Alicia Vikander como la heroína humana más famosa de los videojuegos.

Los comentarios están cerrados.