BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Las 10 peores escenas de sexo de la historia del cine

Listas de cine

James Franco ha hecho en The Disaster Artist una muy buena película de una película que era muy mala. Algo parecido, en plan homenaje, a lo que hizo Tim Burton en la igualmente estupenda Ed Wood (1994).

Estrenada el pasado viernes 29 de diciembre en nuestros cines, The Disaster Artist recrea la historia del excéntrico y enigmático Tommy Wiseau y el rodaje de The Room (2003) que él mismo dirigió, protagonizó y financió y considerada por algunos críticos como “la peor película de la historia”. Tan mala que incluso se ha convertido en objeto de culto, con proyecciones especiales en los que los no pocos admiradores de esta “extraordinaria” obra de Wiseau se reúnen para pasárselo pipa. Un gran mérito el conseguir que uno se eche unas buenas risas o carcajadas, pese a que la intención del autor era volcarse en un drama erótico personal e íntimo, o algo así.

No han sido pocos los cineastas que han puesto en escena momentos que llevan a la vergüenza ajena o al ridículo cuando lo que buscaban era envolvernos con la excitación. Repasando el buen o el peor cine de las últimas décadas encontraríamos puñados de escenas de sexo que podrían calificarse como “antisexuales” o de coitus totalmente interruptus. Esta es una posible listas de diez de ellas.

‘The Room’ (2003)

The Room 2003

( ©Tom Wiseau )

La “maravillosa” película de Tom Wiseau contiene cuatro o cinco escenas de sexo, la mayoría largas e innecesarias. Lo más llamativo es que todas brillan por la ausencia de talento en la puesta en escena. El propio Wiseau protagonizaba sin rubor algunas de ellas, entregado al exhibicionismo o creyendo que al público le encantaría verle desnudo (tampoco se equivocaría tanto).

Un ejemplo, la pareja de secundarios que interpretaban Mike Holmes y Robyn Paris (y que no pintaban nada en la película) en la que posiblemente sea la peor escena de sexo oral jamás rodada. Es conocida como “la escena del chocolate del amor”. La cara de ¿orgasmo? del susodicho Mike no tiene precio.

 

‘El regreso de la cosa del pantano’ (The Return of Swamp Thing, 1989)

El regreso de la cosa del pantano

( ©Lightyear Entertainment )

Pasemos a un “clásico” ochentero. El cuarto largometraje de Wes Craven fue una producción también de bajo presupuesto, la adaptación de DC Comics de La cosa del pantano. Eran otros tiempos. Pese a que era cutre, funcionó moderadamente bien y alguien decidió que podía hacerse una secuela (que llegaría siete años después). Su director, Jim Wynorski, posee un largo currículum en el género fantástico, y bastante cargado de erotismo, siempre en películas de serie Z y carnaza directamente para vídeo o televisión. Aún hoy en día sigue en activo. Son títulos como Vampiro del espacio (1988), Ghoulies IV (1994), The Bare Wench Project (2000), Cheerleader Mssacre (2003), Pirañaconda (2012), Scared Topless (2013) o Sharkansas (2015).

La escena elegida de El regreso de la cosa del pantano es la de “amor”, con un erotismo light, muy light, pero muy ilustrativo.

 

‘Matrix Reloaded’ (2003)

Matrix-reloaded

( ©Fox )

Una de las secuelas más esperadas de la pasada década fue la de Matrix, nuevamente con las Wachowski (por entonces aún “los” Wachowski) repitiendo en la dirección. Pero es lo que tienen los mitos, que a menudo una secuela (o secuelas) no logran hacerles justicia. El regreso a ese mundo dominado por la inteligencia artificial también incluyó una (esperada) escena de amor carnal entre Neo (Keanu Reeves) y Trinity (Carrie-Anne Moss), cobijados en Zion, la única ciudad (fortaleza) humana que ha escapado al control de las máquinas.

Su acto de consumación amatoria tendrá lugar en una festiva Zion, con sus habitantes inmersos en una especie de desenfrenada rave. Pero la escena, y sus montaje, fue tan anodina y repetitiva que se entiende que las máquinas desearan controlar la humanidad.

 

‘Shoot ‘Em Up – En el punto de mira’ (2007)

( ©TriPictures )

Una de las mejores “peores” escenas de sexo. Un prodigio y referente es sin duda la de esta comedia de acción pura y dura, absurda, desmadrada y descerebrada que protagonizaron Clive Owen como Smith (un tipo duro, de corazón blando, experto tirador) y Monica Bellucci interpretando a Donna (una prostituta). La leve trama se sustentaba en el mcguffin de tener que proteger a un bebé de una violenta red de asesinos y mafiosos.

Enorme es la escena en la que Smith y Donna se enrollan en un motel. De repente entran unos sicarios dispuestos a liquidarles y Smith reacciona raudo y veloz disparándoles uno a uno, aparezcan por donde aparezcan. Nada de especial si no fuera porque todo ello lo consigue mientras sigue dándole placer a su pareja. Michael Davis no solo dirigió sino que también firmó el guion. ¡Olé!

 

‘Cincuenta sombras de Grey’ (Fifty Shades of Grey, 2015)

Cincuenta-sombras-de-Grey

( ©Sony )

El fenómeno literario erótico (¿erótico?) de la escritora E.L. James era también un filón que aprovechar en el cine. La historia ya la conocen, el guapo, multimillonario y seductor Christian Grey (Jamie Dornan en su encarnación cinematográfica) dispuesto a introducir a la muy inocente Anastasia Steele (Dakota Johnson) en los dominios del bondage, dominación y sumisión. Y ella, en contrapartida, dispuesta a enseñarle al sr. Grey lo que es el amor verdadero.

Aunque ella prefiere el “sexo vainilla” aceptará meterse en la temible habitación roja para recibir sus dosis de castigos y sexo duro, muy duro (ejem) para satisfacer al Sr. Grey.

 

‘Jack Frost’ (1997)

Jack-Frost

( ©A-Pix Entertainment, Inc. )

Retrocedamos un par de décadas atrás para toparnos con otro “clásico”. Una película de comedia y terror (¿terror?) inspirada en Chucky de Muñeco diabólico, aunque aquí el psicópata asesino se encarnaba en… un muñeco de nieve. Dirigió un Michael Cooney que incluso logró convencer a los productores para rodar una secuela tres años después. Ambas fueron a parar directamente al formato casero y son los dos únicos largometrajes de ficción que ha realizado.

La escena merecedora de estar en esta lista es la de una violación en la bañera, tal vez inspirada por una de las escenas más famosas de Pesadilla en Elm Street.

 

‘Watchmen’ (2009)

Watchmen

( ©Warner Bros )

Zack Snyder no ha tenido suerte en sus adaptaciones de los universos de los cómics y superhéroes. Antes de la Liga de la Justicia o El hombre de acero, se atrevió con el cómic de culto y referencia de Alan Moore, e ilustrado por Dave Gibbons, publicado a mediados de los 80 y que acentuaba el lado oscuro de los superhéroes. A Snyder le llovieron las críticas, pero Watchmen tenía también sus puntazos geniales (¿una película a reivindicar?).

Aunque entre los momentos geniales no figuraría precisamente la “escena de amor” con Espectro de Seda (Malin Akerman) y Búho Nocturno (Patrick Wilson), y con la canción Halleluya de Leonard Cohen ambientando la banda sonora. Definitivamente, quedó algo rara, rara, rara… o simplemente desafortunada.

 

‘300: El origen de un imperio’ (300: Rise of An Empire, 2014)

300-El-origen-de-un-imperio

( ©Fox )

Zack Snyder sí que triunfó con la original mezcla de cómic y cine de 300. “¡Esto es Esparta! y volveríamos a ese universo en la secuela que dirigió Noam Murro y protagonizaron Sullivan Stapleton como Temístocles, el general griego que intentará unir a los diferentes pueblos de Grecia contra los persas, y Eva Green como Artemisia, la despiadada comandante de la flota naval invasora.

Artemisia era la mala, pero también tenía sus motivaciones para sobrevivir, y destacar, en un mundo fiero gobernado por los hombres. La esperada escena de sexo entre ella y Temístocles tenía lugar, pero algo acelerada, rozando el ridículo. Quería mostrar un “sexo duro” de la misma manera que duros eran sus dos protagonistas. Pero… ¡rodar una chapucera escena de sexo como esta con Eva Green no tiene perdón!

 

‘El cuerpo del delito’ (Body of Evidence, 1993)

Madonna - El cuerpo del delito

( ©Fox )

Instinto básico (1992) puso de moda los thrillers eróticos. Entre las que fueron tentadas, y aceptaron, protagonizar alguno estuvo Madonna. Su partenaire fue Willem Dafoe, un abogado que debía demostrar la inocencia del personaje de Madonna, acusada de haber matado a su millonario amante (de una edad ya bastante avanzada) en la cama, a base de darle caña, o sea, demasiado ajetreo erótico-festivo y cocaína… El letrado también terminaría sucumbiendo a sus encantos. Más que tensión sexual, la película provocó bostezos e incluso fue nominada al Razzie a la peor película del año. La que sí ganó su razzie fue la propia Madonna.

Entre las escenas más “memorables”, una muy peculiar versión del “Dar cera, pulir cera”, sin Kárate Kid. En su lugar con Madonna desparramándola, bien caliente, encima del pecho de su abogadooo.

 

‘Tirante el Blanco (Tirant lo Blanc)’ (2006)

Tirant-Lo-Blanc

( ©Enrique Viciano, productor )

Tirant lo Blanc es uno de los grandes clásicos de la literatura caballeresca (y una de las pocas novelas que Cervantes salvaba de la quema en “El Quijote”), escrita por el valenciano Joanot Martorell y publicada en 1490 (un par de décadas después de su muerte). Un reflejo también de los gustos sobre todo carnales y eróticos de la época que no podía pasar desapercibido por otro maestro en la materia, en este caso el cineasta barcelonés Vicente Aranda. La adaptación, reconozcámoslo, era difícil pero tampoco es que le saliera especialmente bien. Tal vez es que su marcado tono de parodia o comedia no fue suficientemente comprendido.

Tirant lo Blanc (interpretado por Casper Zafer) es un guerrero tanto en el campo de batalla como en la cama. Plagada de diálogos absurdos y de escenas eróticas que no cuajaban, por destacar alguna estaría la del héroe con las piernas rotas (hacia el tramo final de la película) y ayudado por sus sirvientes, atado a una especie de camilla, para fornicar con su amada, Carmesina (Esther Nubiola), también pretendida por un sultán turco.

Sin video.

 

5 comentarios

  1. Dice ser preciosa naturaleza primavera de mundo guapo

    Qu´eindo ver a una mujer en portada de un medio de comunicación sin cuadraditos negros en sus pezones.
    Respetada íntegramente su imagen, su ser, admirada su belleza natura. Preciosa, Marisol y muy positivo que desaparezca de lso medios la censura de “los dignos y las dignas” contraros a la belleza y que se perturban por ver naturaleza humana. No sé qué tipo de educación han recibido ni obligarán a recibir a sus hijxs, porque decir que un pezón perturba el correcto desarrollo de no sé qué es como decir que andan perturbados por haberlos visto. O eso o son hipócritas diciendo que nunca los han visto y, por ello, no están perturbados, que sería aún peor. Y lo de culpabilizarlos de barbardades sexuales… A ver si va a ser que vean un banco y se dediquen a robar, porque les provoca que haya bancos que tienen dinero, o si ven una película donde hay disparos, a ver si culpan incluso a los de la Guerra de las Galaxias de provocar al gatillo fácil.
    Bendita naturaleza humana, tan negada para mentes antinatura y poco reflexivas y muy injustas y prejuiciosas.
    Preciosa Marisol pintando de belleza positiva las almitas de los humanitos.
    Estas Naidades ya se han visto modelos asculinos anunciando colonias. Ese es otro avance. Igualdad en amor a la belleza ajena, tengamos el sentir que tengamos respecto a la nuestra, que también debería ser positivo seamos como seamos. Lo malo es atacar belleza, envidiar, odiar, culpabilizar. Eso no es de mundo guapo sino todo lo contrario.
    Y a ver si de una vez la mujer cobra lo mismo que el hombre cuando hagan el mismo trabajo y cuando no lo hagan igual, que se le pague como merece, no menguando sueldo por pensar que es inferior. Hipócritas gobernantes y políticos del mundo entero, excepto Islandia, que parece que cobran lo mismo, que no paran de hablar de igualdad y sólo andan fijandose en lo que se enseña o se deja de ensseñar de cuerpo, que tampoco es malo el enseñar o dejar de enseñar libremente. Y ser guapo o guapa tampoco es malo; no hay que pedir perdón por ello.

    09 enero 2018 | 10:32

  2. Dice ser Jose

    Para que no tengas la peor escena de sexo, sigue los siguientes consejos.
    tinyurl.com/ConsejosMejoresErecciones
    tinyurl.com/ConsejosRetardarEyaculacion
    tinyurl.com/ConsejosAgrandaPene

    09 enero 2018 | 14:47

  3. Dice ser Ibai

    No es por nada, pero vamos que la cosa de pantano es de DC comics no de marvel.

    09 enero 2018 | 14:59

  4. Dice ser sexo y cien comercial como que no. Eso es otra cosa

    Yo es que es leer sexo y luego ver Youtube y ya no me interesa.
    El tratamiento que ama Youtube del sexo es el mismo casi que hace que se censuren con cuadrados negros los senos femeninos. Y las pelis lo tratan también conmás terror que cuando hacen películas de alienígenas brutísimos o de escenas súper violentas. El cuerpo, ese gran enemigo para Hollywood también, tan escondidito, porue claro, parece que escondiditas andaban también las maneras de algunos.
    Si amaneciera como luz de primavera seguro que no habría tantos años de aguantar el abuso sexual. En un mundo ma´s abierto y educado en conciencia a favor del sexo seguramente no ocurrirían esos abusos de poder amparados en silencio y vergüenza. No sé, me parece que el tratamiento sería distinto. Las culturas cerradas no son precisamente amantes de libertades ajenas ni de educaciones sexuales, ni siqueira corporales. Siempr ese anda a la censura y a la culpabilización de quien menos la tiene.
    Sexo y Youtube, eso no se lo cree nadie. Será cómo evitar hablar del sexo y presentarlo de una manera hipócritamente digna y rodeado de estrambóticas situaciones. Cuando no el cambio de cámara perverso a la aparicion repentina de un monstruo o un grito, o lo que sea, para mantener uan situación bonita en la sombra, como siempre.Siempre el susto, el indicar que debe mantenerse oculto, escondido… ya, ya.

    09 enero 2018 | 15:52

  5. Dice ser Antonio Larrosa

    Una escena de sexo en una película de Nanni Moretti es lo más ridiculo de la historia del cine. Raro que no lo mencionasen pero también es porque hay cientos de casos en la historia del cine a partir de 1969 que es cuando se permite tal cosa en el cine comercial.

    Clica sobre mi nombre

    09 enero 2018 | 16:22

Los comentarios están cerrados.