Salvi, el indigente que murió de frío en Nochevieja entre cartones

Muchos de los que paseáis por Madrid, concretamente por la calle Génova donde se sitúan las Torres de Colón que simulan un enchufe, se habrán cruzado contigo, un indigente que en los porches de este edificio había construido su pequeño hogar. Allí dormías, escuchabas la radio y lucías aseado, bajo los cristales graduados de tus gafas.

La noche del 31 de diciembre, Salvi, morías allí mismo, tras días enfermo por culpa del frío. Lo último que los vecinos recuerdan es ver a unos chicos acercarte cena caliente las últimas horas del año en las que casi todos nos mostramos felices y fantaseamos con un 2017 cargado de éxitos.

Hasta bien avanzada la mañana de Año Nuevo, pese a madrugar siempre, permaneciste acurrucado en tu improvisada cama como tantas otras veces. Pero ya no despertarías, como en el cuento de Andersen de La cerillera.

La sociedad está tan enferma que ni siquiera es noticia que hayas muerto, lo cual es triste e inhumano. Tu recuerdo sólo se dibuja en esa esquina de la Plaza Colón, donde unas velas y un cartel plastificado en el que te hacen saber que te querían consiguen que tu imagen cobre vida al pasar.

Siempre me sentí felizmente desconcertada al comprobar que la gente se sentaba a conversar contigo durante horas, te llevaban calzado nuevo, ropa y una cálida conversación, porque las personas que vivís o habéis vivido en la calle pasáis a ser invisibles y ni siquiera os miramos o devolvemos un saludo, como si no importaseis, mientras os consumís en el silencio de la indiferencia.

Y no nos damos cuenta de que detrás de cuerpos atrapados en la sombra de la indigencia o la mendicidad, se esconden miles de historias de personas que como tú nada esperan ni obsequian, arrastrados por una jugarreta del destino de la que es difícil salir: un trabajo que no prosperó, un amor que se fue, el lastre de la enfermedad, una mala gestión, las drogas, el alcohol o la soledad que otorga la locura.

Pienso muy a menudo que es más fácil de lo que pensamos acabar allí.

Y me indigna que en una ciudad en cuyo ayuntamiento se lee un inmenso cartel que reza “Refugees Welcome”, los que limpian su desdicha acostados en las aceras importan muy poco, como en el resto de España, donde reina la demagogia mientras los brazos permanecen cruzados ante la miseria.

Es inhumano que en el siglo XXI todavía haya gente sin una vivienda digna, un derecho que reza la Constitución Española en su artículo 47.

Se me parte el alma al ver el drama de personas con los labios cortados y brasas en los ojos bajo puentes, sobre las rejillas del metro, en cajeros o portales, donde el tiempo pasa muy despacio y se evaporan las ilusiones y los sueños de que todo cambie.

Cada ciudad tiene sus capillas funerarias y en Colón hay unos cirios vigilando tu sitio. Descansa en paz, Salvi.

Ojalá todo cambie.

Avec tout mon amour,

AA

67 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Nitro

    Si hubiera sido un perro no hubiera acabado así pero sólo nos da pena los chuchos.

    06 enero 2017 | 07:41

  2. Dice ser DD

    Es que ese es el problema tio, que es a los ciudadanos a los que siempre se le pide dinero, desde campañas de esto y lo otro tanto en la calle como en televisión constantemente, saquearnos a nosotros es lo mas fácil, cuando precisamente son los Gobiernos los que deben hacerlo en lugar de gastarselo para estupideces o en ellos mismos dandose buenas comilonas. Ellos se lavan las manos pensando “bueno, ya se encarga la gente de ayudarles, ya está”. Cuando se trata de sacar una Ley para pagar mas la aprueban enseguida y a los dos dias ya está funcionando, cuando se trata de ayudas sociales de todo tipo éstas se retrasan años, ¿porqué? Ya colaboro en obras sociales, mi mujer con Médicos sin Fronteras y otra mas, a parte de alguna monedillas que doy por la calle, pero esa no es la solución.

    06 enero 2017 | 08:33

  3. Dice ser Progresía

    Vale, un ser humano ha muerto. Se da la circunstancia que este ser humano era “discapacitado social” (según el lenguaje progre) y que dormía en la calle. ¿Cuantos militant@s de partidos que defienden la igualdad y los derechos humanos podían haber acogido a este ser humano en sus casas? Para exigir a los demás, creo que primero se debería dar ejemplo con la vida de cada uno. No exijas a las instituciones lo que tú mismo no estás dispuesto a ofrecer. Antaño existía el auxilio social y el voluntariado para cubrir las lagunas oficiales, para ayudar. Ahora todo depende de “papa Estado”.

    06 enero 2017 | 08:58

  4. Dice ser lolaza

    He pasado largos años de mi vida sin tomarme un café o una cerveza porque el mundo no era justo y más valía ayudar a otras personas. Conclusiones, casi se me va la pinza porque todo no lo puedo resolver yo solita con mis mil euros y la injusticia viene repartida de otra forma. Pienso que la bondad empieza por ser buena madre, hermana, vecina, compañera de trabajo, usuaria del metro… Los pequeños gestos nos salvarán y salvarían al mundo. Mientras haya gente que cobra al minuto lo que yo al mes, este mundo no se puede arreglar. Porque además de acciones hace falta dinero. Cuando se me fue la pinza, pasaba yo por los cajeros y me parecía que no era tan difícil terminar ahí y me quedaba mucho rato sentada en el coche, demasiado, y me parecía un sitio seguro y entendí por qué había gente que se quedaba viviendo dentro de los coches. No es tan difícil tirar la toalla. Desde entonces me cuido más, me permito algún gusto porque no puede ser que yo me prive de todo mientras hay gente con aviones privados que contaminan y gastan más que yo. Detrás de cada persona hay un mundo de experiencias e historias. ¿Qué le habrá pasado a Salvi? No lo sabemos. Quizás sí tenía familia o pensión por invalidez o incluso ingresos y era su cabeza la que no le permitía salir adelante. Quizás tampoco fuera buena persona o escondía una historia terrible del pasado. Lo que sí tiene que haber es recursos para que el SAMU pase cada noche por cada sitio donde hay alguien sin hogar y le ofrezcan la opción de un techo caliente. Esa noche en que el hombre murió ahí tirado pasó desapercibido.

    06 enero 2017 | 09:04

  5. Dice ser lolaza

    También digo que Madrid es una ciudad dura. Yo soy de capital de provincia y cuando he ido a Madrid me sorprende la cantidad de gente en la calle pero claro, el que vive allí se habrá hecho su coraza porque quizás sea la única forma de sobrevivir.

    06 enero 2017 | 09:07

  6. Dice ser Dani

    Salvi es Salva, Salvador. Un hombre excelente, inteligente y educado. Los que trabajamos en el teatro Fernán Gómez le conocemos bien. Allí dormía hacía 10 años ya hasta que hicieron las obras y cerraron la cascada, entonces se pasó a la calle Génova, bajo la torre de Colón.
    Vi a Salva hace un mes en el café Colón, se interesó por como estábamos, me preguntó por Esther, por Alex… en ningún momento le pregunté yo a él cómo estaba, daba por hecho que bien, como siempre, siempre risueño.
    Estoy abatido con la noticia de su muerte. Salva era un tipo que ejemplifica a la perfección que cualquiera de nosotros podemos acabar así si algo se tuerce en la vida. Es muy difícil salir después.
    D.E.P. Salva

    06 enero 2017 | 09:34

  7. Dice ser JOSÉ ANTONIO RUBIO

    DESCANSA DEFINITIVAMENTE, SALVI. DESGRACIADAMENTE TU DESAPARICIÓN NO CONMOVERÁ LOS CORAZONES INSENSIBLES DE ESTOS HUMANOS QUE SE CREEN POR ENCIMA DEL BIEN Y DEL MAL. GRACIAS, ADRIANA, POR TU EMOCIONANTE TESTIMONIO.

    06 enero 2017 | 10:15

  8. Dice ser No

    Nunca he visto a multimillonarios, que no pagan sus impuestos, invertir de por vida o donar parte de su dinero para que todo el mundo tenga un techo. O puedan comer todos los días. O resuelvan situaciones que llevaron a la ruina a gente de la calle, a trabajadores que sostienen la pirámide desde la base, a gente que suda para pasar el fín de mes, a gente que se suicida por perderlo todo después de haberlo dado todo. Sólo se llama a la conciencia del ciudadano de a pie, sólo a los ciudadanos que se quiebran el lomo esclavos de su “vida feliz” y con aprietos para pasar el fín de mes. Nunca he visto que un gobierno en España haya sabido gestionar algo que proclama en su constitución: el derecho a una vida digna y un techo.
    El dinero se guarda para otras cosas. Campañas políticas indecentes, construir aeropuertos que no se utilizan, (vaya usted a saber para qué) levantar estatuas adefesio y carísimas para embellecer un parque en el que los bancos están destartalados hace 3 años, lavar la imagen o esconder la mierda debajo de la alfombra de cara a Europa y al mundo (que por otra parte todo encaja en el engranaje) los viajes a todo tren que se gastan con dinero público, las fiestorras que se marcan, los sueldos vitalicios con 40 y 50 años de mucho chupóptero… y mil cosas más. En resumen: el robo, y la estafa a un país que no se levanta lleno de recortes a cosas indispensables para que esa constitución que ahora vale para poco, se pueda realizar. Los cojones, no se los recortan, no.
    Sólo los ciudadanos esclavos de “su vida feliz ” son los que tienen que emocionarse con estos casos. Y le compran un pollo asado o un pan al indigente de la esquina, le tiran una moneda “porque es navidad” y aquí paz y después gloria.

    06 enero 2017 | 11:05

  9. Dice ser me lo publicas?

    No he visto ni a Zapatero antes ni a Rajoy (ni derecha ni izquierda, centro y pa adentro) pasearse por las calles del país que gobiernan repartiendo lotería premiada (por ejemplo), a los indigentes que alfombran esas calles llenas de comercios y bancos. O en su defecto, regalar y resolver viviendas a la gente que perdió todo antes de que se suicidasen.
    Antes de morir, seguro que alguna moneda o compasión tuvieron para los Salvis que se encontrasen en el camino.
    Qué irónica es la vida.
    Y cuánto robo y estafa.

    06 enero 2017 | 11:39

  10. Dice ser Kiki

    Q pena Salvi con lo q podías haberle enseñado al mundo…

    Raúl eres bastante necio.

    06 enero 2017 | 23:23

  11. Dice ser angel

    AA, me encanta tu columna, hasta que mencionas al ayuntamiento como culpable del hecho.
    No se si sabras que no son delincuentes, osea, que no se les puede obligar por ejemplo a dormir en un albergue, cosa que no se si era el caso de este pobre hombre, lo que si sabras es que mencionas al ayuntamiento y no a las personas que decis le queriais, que imagino que tendriais medios suficientes para haberlo evitado
    Piensalo
    Un saludo

    07 enero 2017 | 02:34

  12. Dice ser Filipe

    Me he enterado esta mañana y me duele mucho todo lo que he leído. SALVA era una persona increíble que me acompañó durante 8 años todos los días en el desayuno. Éramos muchos los que le ayudábamos y muchas ONGs. Además este año pasado una ONG que no me acuerdo el nombre le estaba ayudando a conseguir una ayuda para poder tener un techo y con ello conseguir un trabajo. No era un drogadicto, solo un hombre con una historia increíble de malos sucesos que le hicieron terminar en la calle y sin ganas de vivir. Muchos éramos los que cada día le escuchábamos y el a nosotros. Todos los días me sacaba una sonrisa y me acompañaba al trabajo. Por circunstancias de mi trabajo estos últimos meses apenas le podía ver pero siempre que tenía oportunidad iba a verle a conversar con el y a darle y recibir su amor. Para mí se ha ido una gran persona, un gran amigo. No habléis de lo que no conocéis.

    09 enero 2017 | 15:59

  13. Dice ser Angeles

    Salva, me he enterado hoy que has fallecido hace unos días. Todavía no puedo creerlo! Intenté ayudarte y motivarte durante casi dos años, para que salieses de la calle y tuvieses una vida mejor, pero no pude conseguirlo…
    Llevaba sin hablar contigo un tiempo, y no sabes lo que ahora me pesa! Tuvimos muchas conversaciones, de todo, y compartíamos buenos momentos. Seguramente me ayudabas más tú a mí, que yo a ti.
    Siempre ibas bien arreglado, y además tenías buena planta 🙂
    Ojalá hayas encontrado la tranquilidad, el cariño y el calor… que tanta falta te hacían, y que sin duda te merecías.
    Sólo te pido que me perdones, por no conseguir que dejaras esa vida, para intentar otra, y sobre todo, por llevar un tiempo sin vernos y sin hablar. Lo siento muchísimo!!!!!
    Descansa en Paz Amigo!

    Angeles.

    09 enero 2017 | 17:03

  14. Dice ser Estela

    GRANDÍSIMA ADRIANA!!. Me encanta escribir sobre las injusticias sociales, pero me has impresionado. Tus palabras tienen una empatía, dulzura y pena, que son de admirarables y sentidas por quien te leemos. Una maravilla, el saber que hay personas tan bonitas de alma como tu, en este mundo tan anorexico de verdad.

    09 enero 2017 | 23:04

  15. Dice ser Ismael

    Yo le conoci en el año 2014 cuando trabajaba en la calle Génova. Le saludaba siempre y le compraba un bocadillo o bebidas calientes, lo que podía. Un hombre muy amable y educado. Me comentó que había trabajado para Coca Cola españa pero que circunstancias familiares y la crisis le llevaron a vivir ahí. Que pena el mundo en el que vivimos y la sociedad que hemos formado.

    Dondes estes piensa que nunca te olvidaré y que estarás vivo en mi recuerdo y en las personas con las comparti y compartire tu historia. Un abrazo amigo y te pido perdon por no haber podido ayudarte mas.

    10 enero 2017 | 11:43

  16. Dice ser Celebes

    D. E. P.

    12 enero 2017 | 09:51

  17. Dice ser A guy who walked past every day

    I walked past Salva practically every day for years as I live just around the corner. He never seemed to be begging for money (and sometimes he and his cardboard setup weren’t there, even on some days Summer 2016), I hadn’t even noticed him there this Winter. I never approached him as he was always tucked away in the alcove often with his radio. The irony is not lost on me, a guy dies ill, homeless and alone near the entrance to an investment bank on New Years Eve (it used to be Barclays but I can’t remember which bank occupies Torres de Colon now), either way it’s almost poetic the contrast between full blown capitalism and absolute povertyin such close proximity in a so called 1st world country, with the PP government HQ just 3 minutes walk away and the tourist attraction wax museum across the road where only today a typical social justice warrior got naked in protest for Donald Trump’s effigy being revealed today – where was the social justice for Salva ? In this information age we just cannot be bothered with what is in front of our very eyes if there is no tangible benefit for ourselves and I am guilty of it and so are all of us, shame on all of us and I will always regret not ever speaking to him or checking on him on New Years Eve when I was just around the corner from him in comfort and celebration. D.E.P. Salva, I’m very sorry that I never spoke to you or ever helped you.

    18 enero 2017 | 01:02

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.