BLOGS

El loro que más habla del mundo

Aunque no lo saco mucho a pasear en las redes sociales, hace 14 años que convivo con Rocco, un loro gris africano que habla por los codos y que si se le mira de frente parece que su madre -o sea, yo- haya robado una paloma del parque.

Cuando una mascota se muere se sufre demasiado y yo deseaba que la mía casi me sobreviviera. Buscaba también que su compañía no me obligara a madrugar para ocuparme de sus aguas menores y mayores, no pesara demasiado para llevarlo de viaje, fuera muy inteligente y que encima hablara. No había muchas opciones.

Como la adopción en este tipo de animales es casi imposible, después de localizar varios criaderos de loros me decanté por Sun Parrots, en Valencia, y elegí un yaco criado a mano (papillero) de pies muy oscuros y sumamente gracioso (lo más parecido a elegir un hijo a la carta).

Cuando llegó a casa, con tres meses

Si estáis pensando en tener un loro, desde aquí por favor pido que nadie compre como mascota una psitácida capturada, es una auténtica crueldad. Esos loros no sólo son secuestrados de su hábitat con violencia -cosa que debería estar prohibida-, sino que lo más seguro es que sean ya mayores (los ojos son amarillos y no grises o negros), no paren de gritar y, lo más importante, sean unos infelices toda su vida, eso si no acaban como nómadas de casa en casa, en algún rincón donde no molesten y tapados con una sábana.

Así que cuando sonó el timbre de casa de mis padres y MRW me entregó a ese pollo valenciano desubicado que lo observaba todo con sus ojos negros desde el interior de un transportín rojo, lo celebré con paella y una mascletá de emociones. Y enseguida me di cuenta de que seríamos grandes amigos.

Lo instalé dentro de una jaula King Size en el salón, para que se sintiera uno más de la familia, y lo dejamos descansar un ratito mientras le prometía por lo bajini una vida llena de juguetes, vuelos y canciones.

Y así está siendo. Porque no puede estar más mimado el pajarillo con su agua mineral, su pienso ecológico Harrison´s y su ración de verduras y fruta diaria que hacen que le salgan los colores debajo de tanta pluma.

Importante para los que tengáis un pequeño de estos en casa: ¡el aguacate y el chocolate son veneno! Y una alimentación a base de pipas y frutos secos es un crimen que cometen muchos desinformados y destroza su pequeño hígado.

Debido a su inteligencia -equiparable a la de un niño de 3 años- y a su naturaleza social, son complicados de llevar en muchas ocasiones, capaces de darte la vuelta, muy territoriales y con tendencia a deprimirse y arrancarse las plumas si algo a su alrededor falla o se sienten solos. Así que, si no disponéis del suficiente tiempo para jugar con ellos o vais a tenerlo encerrado en la jaula sin su recreo diario, un loro no sería la mascota adecuada para tenerla en vuestra casa.

Los loros son de una sola persona, eso puede romper corazones. Recuerdo que durante una temporada Rocco me dio la espalda y me ponía los cuernos con Sergio, pese a ser yo la que se encargaba de alimentarlo, bañarlo y limpiarlo. Menos mal, que desde hace un par de años ha vuelto a mis brazos, porque nada puedes hacer: ELLOS ELIGEN.

Mi pollo casca por los codos (no sé a quién habrá salido…), en serio, no soy capaz de contabilizar las palabras que dice. Además no necesito radio porque él solito se hace un programa y me canta lo más actual del panorama musical: “Mamá, quiero ser artista” de Concha Velasco, algunas de Walt Disney, “Yo para ser feliz quiero un camión” o la del Chikilicuatre que lo “petó” en Eurovisión. Si lo pillara Alejandro Abad…

Rocco habla por asociación, es decir, raras veces repite sin sentido. De esta manera, cuando tiene sueño él mismo se dice “Rocco, venga, a dormir” o “Duerme Roquito, duérmete ya, que viene el coco y te comerá” (echándonos más de una vez de su dominio, nuestro salón). Y cuando quiere bañarse en la bañera del baño y no la de su jaula (sí, también tiene un jacuzzi el tío), nos convence con un “Rocco, al agua patos”. A veces pienso que Rocco sería muy feliz viviendo con una familia de esa que se pasa el día dando palmas o con la Pantoja, ahora que se ha mudado a vivir en Madrid.

Como las chuches para los críos, Rocco también tiene sus premios: cinco pipas, un trozo de nuez, un pedacito de fruta dulce, un cachito de nuestra tortilla de patata, o, en muy contadas ocasiones- le flipa como a su rubia madre-, una puntita de queso.

Los loros necesitan humedad en el ambiente (que se consigue con vasos de agua en todos los radiadores y un spray de las plantas con agua limpia para ir rociándole) y limarse de manera natural su pico y sus uñas, de ahí que la jaula de Rocco esté llena de juguetes que destrozar de cuero (muy Cincuenta Sombras), madera y acrílicos, o envases de yogures que no llevan pegamento y bolas de periódico. Hay que comprobar que ningún juguete sea tóxico.

Respecto a recortarle las alas, a mí personalmente no me gusta hacerlo, me daría mucha pena que un día se me escapara y muriera precisamente por no haber sido capaz de alzar el vuelo.

Y, como cualquier animal, el mío tiene su médico de cabecera al que acudo cuando tengo dudas o se pone malito, Los Sauces, en la calle Santa Engracia, en Madrid. Es una clínica sólo de animales exóticos.

¡Os iré contando más cositas de él a partir de ahora!

Avec tout mon amour,

AA

11 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Ya sois dos en casa ...

    Ya sois dos en casa …

    15 Febrero 2017 | 09:48

  2. Dice ser Elena

    Vaya, ¡qué sorpresa! No sabía que tuviese un loro, ¡qué bien! Ya me caes aún mejor 🙂 Y es que yo soy madre de un pollo también, una cotorra solar que lleva ya casi 9 años con nosotros y a la que cada día quiero más, por increíble que parezca. Veo que son muy parecidos de carácter, aunque la nuestra no es tan selectiva con lo de querer solo a una persona, en nuestro caso nos reparte a mi pareja y a mi los mimos. Nadie que no tenga pájaro sabe lo bien que huele su pechete (yo lo esnifo, es mi adicción) y el gusto que da cuando te atusan las pestañas y las cejas. Tampoco le recortamos las alas, aunque eso nos haya costado ya un par de sustos (escapas con final feliz), porque un pájaro que no puede volar es lo más triste del mundo. A mi eso de llegar a casa y que venga volando dando besos a recibirte, no hay nada que me pueda gustar más. ¡Aunque me aterrice en la cabeza! Y aunque a veces se le escape por ahí alguna caca, a pesar de estar adiestrada a hacerlo en su jaula. Eso sí, la mía no habla. Hace todo tipo de ruidos y se hace entender, pero no habla. Mito derribado, ¡las cotorras no hablan! O no todas, al menos. En fin, que los bichos son lo mejor.

    15 Febrero 2017 | 10:08

  3. Dice ser Pablo

    Enhorabuena, es precioso.

    15 Febrero 2017 | 10:12

  4. Dice ser Jaione

    Convivo con 2 loros que son de mi marido (vinieron en el pack “marido” hace ya más de 11 años): un loro gris como Rocco y un guacamayo azul precioso. Como bien dices, hablan por asociación, no por repetición. Saben muy bien lo que dicen y cuando lo dicen. Quizás no hablen tanto como el tuyo pero también hablan bastante, cantan,… ambos, como bien dices, son de criadero, que es como se tiene que hacer si una persona decide tener un loro (aunque todo sea dicho yo no comparto tener un animal de este tipo, no lo veo un animal domestic y creo que es muy injusto tenerlos en sus jaulas por mucho que salgan cada día un buen rato). Nuestro problema es que ninguno de los 2 me puede ni ver y van pasando los años y el tema no mejora. El loro gris me ha picado en varias ocasiones llegándome a hacer bastante daño en el dedo, la uña (piercing de uña incluído) y nuestra relación es muy mala.
    Ahora tenemos un bebé de 13 meses y también intenta atacarle, alguna idea para que esto mejore?

    15 Febrero 2017 | 10:39

  5. Dice ser un peligro alado

    Yo respeto los gustos de todo el mundo pero loros en mi vida yo no quiero. Dirí amuchas palabrotas. Bueno, pensándolo bien, igual me hacía frenar el instinto. No sé, tal vez,a lo mejor, pues igual cae bien.

    P.D.: aunque me da que va a tardar… ¿Ves? Ya rellenando el CAPTCHA!!! he soltado tres o cuatro, qu eno explican lo que entienden por señal de tráfico, que le marco todas hasta el árbol de por aquí no pases.

    15 Febrero 2017 | 11:21

  6. Grazie per questo articolo, che contiene un sacco di buoni consigli. Questo è qualcosa che ho avuto un momento difficile comprensione prima.

    15 Febrero 2017 | 12:20

  7. Dice ser luis

    veo en tiendas de animales psitácidos,ninfas y me entran ganas de llorar. Si lo compro para sacarlo de esa cárcel – infierno, a las horas el pajarero tendrá otra en el escaparate. Te sientes impotente….También tienen que volar y salir de casa al igual que humanos o perros. Yo soy partidario de que vuelvan a sus hábitats .Bastante se ha mercadeado con ellos. Bastante mal se ha portado los humanos con ellos

    15 Febrero 2017 | 12:42

  8. Dice ser vegetariano

    en esa clínica, acabaron con el problema de mi pequeño pájaro de cuajo. Tras haber estado ingresado previamente allí y no mejorar, pedimos que lo volvieran a ver. Y un hombre veterinario , calvo ,de unos 45 años, le preparó una especie de pegamento raro ,sin poner el nombre del medicamento en el frasco, que no le pudo entrar por la garganta y murió asfixiado en la primera toma en casa. Acabó con el problema muy rápido,
    Hay veterinarios a los que les ufana lucirse con serpientes,y animales grandes exóticos, y ,para quienes un simple pajarito no quieren que les dé problemas

    15 Febrero 2017 | 13:13

  9. Dice ser Venezolano

    Yo tenia un loro y al final me lo tuve que comer pq me fui al paro

    15 Febrero 2017 | 15:57

  10. Dice ser a veces parece que todo es de algodón en silencios

    Bonita foto de pirata con el lorito en tu mano. E ibas braless y con un prado de trigo y amapola en tu cabello que si alguien preguntara cómo es la Primavera en su dulce esencia sólo con mostrarla ya tendría muy buen ejemplo de su belleza. Pensaba que las uñas del loro hacían daño, com oarañar, por eso me preocupó un pelín verla casi clavada en la delicada piel de tu muslo. Pues parece que es suavecita; las cosas no siempre son lo que nos parece a primera vista, afortunadamente en ocasiones.

    Es normal caer en vivos sueños. Yo nunca estoy despierto, aunqe no me ponen tal lindo como a ti.
    https://www.instagram.com/p/BQiMLiojdwr/?taken-by=adrianaabenia&hl=es

    15 Febrero 2017 | 22:51

  11. Dice ser Abraham

    Hola;tengo un yaco con 34 años;era de mis abuelos,hace 4 años q el loro no habla pero hace ruidos,mi exmujer lo saco en invierno fuera de casa y se resfrió y a partir de aquí dejó de hablar,no sé si puede ser por el resfriado que cogió o por que mis abuelos ya no estan aquí y no fuese como una depresión,alguien que entienda me podria decir?

    16 Mayo 2017 | 21:54

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.