Vi a una chica llorar entre el público en el concierto de Rufus Wainwright

rufus

Apuré los minutos antes de entrar al Teatro Real tensando los cordones de mis sandalias camel en el coche negro que me trasladaba hasta el concierto de Rufus Wainwright, en lo que supuse bien iba a ser el sueño de una noche de verano.

Nada más llegar, enseguida me dispuse a saludar a caras amigas, unas más televisivas que otras, que apuraban los días en Madrid antes de marcharse de vacaciones y disfrutar, como yo, de las canciones desnudas del artista, enfundado en unos estrafalarios pantalones fucsias de estampado salvaje, que olvidó por completo la letra de California y que creció a medida que avanzaba la noche, durante la que me ausenté para ir al baño y que al regresar -por lo que yo pensaba que era el camino- me situó en el interior de una sala de juntas y próxima a una flecha que indicaba “escenario”.

Por ahí estaban, entre otros, un simpatiquísimo Eduardo Noriega, con una camiseta negra en la que asomaban las teclas de un piano y con el que estuve hablando del mar, Antonio Pagudo, con el pelo tan corto que consiguió que reparara en sus nuevos trapecios y no en sus rizos, Javier Cámara, Marisa Paredes, a mi derecha en el palco e inclinada sobre el sobrio escenario dentro de una camisa botánica y chocando sus manos de manera elegante, Eugenia Martínez de Irujo, que me dedicó una bonita sonrisa, o Miguel Ángel Lamata, director de cine, paisano y amigo…

Alrededor de las 11 y media de la noche salimos todos a despejarnos a la preciosa terraza del Teatro, con vistas a los jardines y al Palacio Real. Entre las caras que más ilusión me hizo encontrarme, la de Marta Torné, entusiasmada con los acordes del vocalista y compositor por el que puso el nombre de Rufus a sus perritos y con la que conversé largo y tendido.

Pero, sin duda, la protagonista del concierto que viví fue otra, sin ella saberlo. Una chica sentada en primera fila, con la palma de su mano tapando su boca en lo que yo pensé que era un bostezo infinito y que le costó mi atención, justo cuando rompió a llorar emocionada escuchando una triste balada francesa y hasta los aplausos finales, mientras yo la observaba desde lo alto y perdía de vista al norteamericano. A su lado, ninguno pareció darse cuenta de que ésta no paraba de secarse con disimulo los ojos.

Qué poder el de la música, que es capaz de conmover o de multiplicar la felicidad, la tristeza o el miedo. Capaz incluso de quebrar la voz.

Sentí incluso que violaba su intimidad.

Que jamás se detenga la música que nos hace más humanos. La necesitamos ahora más que nunca.

Avec tout mon amour,

AA

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser David

    Vi a Rufus en el Primavera Sound de Porto hace un par (o tres años) y fue emocionante también, a pesar del horario (demasiado pronto) y del contexto (un festival). En aquella ocación su set fue básicamente un repaso a Out of the Game, el trabajo que publicó en 2012, que interpretó con una banda.
    Leyendo esta entrada veo que se habla mucho de una chica anónima que lloraba, cosa que como anécdota está muy bien. También se habla del famoso de turno, cosa que no me interesa para nada, pero supongo que a alguien si. Pero, y aquí está la cuestión, ni una sola linea dedicada a la actuación del artista que debería ser el protagonista noticiable.
    Deduzco que actuo en solitario por la fotografia. ¿Interpreto temas de su último trabajo Take All My Loves: Shakespeare Sonnets? ¿adaptó alguno de los temas no cantados por él en ese trabajo?
    No estaría mal un párrafo, cuatro lineas al principio a modo de introducción que nos explicasen un poco de que iba todo.

    19 julio 2016 | 10:30

  2. Dice ser Magnum

    Me gusta muchísimo como escribes

    19 julio 2016 | 12:21

  3. Dice ser aunque no está mal le Ruffus

    yo prefiero sentir esto.
    https://www.youtube.com/watch?v=EE4s21VHZZ8

    19 julio 2016 | 12:42

  4. Dice ser Bur

    entusiasmada con los acordes del vocalista y compositor por el que puso el nombre de Rufus a sus perritos y con la que conversé largo y tendido.

    JAJAJAJAJAJAJAJAJ QUE HONOR PARA EL ARTISTA

    Cuanta ñoñería y sensiblería barata, eso sí, muy chic todo, mucho pseudoartista del cine español yendo de cultureta

    19 julio 2016 | 15:13

  5. Dice ser Jordi

    Este último comentario 4 de Dice ser Bur está durando demasiado. El verano, la playita…

    19 julio 2016 | 17:20

  6. Dice ser susana

    cierto jordi, es que aqui todo lo que no sean alabanzas no tiene cabida, por eso hay tan pocos comentarios y tan superficiales y normalmente todos de tios. eso, la playa y tal pero ya vendra y nosotros “nos iremos”.

    28 julio 2016 | 20:02

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.