BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

La nueva de ‘Mad Max’ llega ante el entusiasmo de la crítica norteamericana

Mad Max Furia en la carretera

( ©Warner Bros. )

Atónito. Clavado en el sillón. Con ansias de reservar ya la entrada. Así me quedé esta semana al ver la locura de elogios que la crítica en Estados Unidos le dedica a Mad Max: Furia en la carretera (Mad Max: Fury Road). Un revival que promete.

En su momento, las aventuras de Max Rockatansy en ese mundo post-apocalíptico, con la población mermada y dominado por bandas salvajes que se han hecho los amos y señores sembrando el terror por parajes desolados, era una novedad. Estaba el antecedente de 2024: Apocalipsis nuclear (A Boy and his Dog, 1975), pero el australiano George Miller se marcó un hito con apenas 320.000 dólares de la época, de 1979, como presupuesto. A nivel mundial alcanzó una asombrosa recaudación de 100 millones.

Creó escuela, la mayoría en forma de subproductos italianos que explotaron el filón hasta la saciedad, y también secuelas como la que llegaría dos años después, Mad Max 2: El guerrero de la carretera, naturalmente con un presupuesto mayor y que supuso otro subidón cinematográfico y adrenalítico con sus vertiginosos planos, montaje y persecuciones. Un paso más, y un gran paso, dentro del cine de acción y ciencia-ficción, desquiciado, frenético y sin parangón.

Así que con un George Miller de 70 años intentando revivir sus éxitos del pasado en una superproducción que carecía de ese efecto novedad de los 70 y 80 quizá poco esperaba, si acaso una superproducción más cara, más espectacular, más grande, adaptada a los tiempos actuales. Pero, al fin y al cabo, sin esa originalidad y frescura que destilaban las dos primeras entregas (en 1985, Miller dirigió la tercera, Más allá de la cúpula del trueno).

La cuestión es que la crítica norteamericana, incluso la más seria, la está dejando por las nubes. Tiene una media, en el momento de escribir estas líneas, de nada menos que 87 puntos sobre 100 en Metacritic, y en Rotten Tomatoes un impresionante 98.

En contraste con los otros dos grandes filmes de acción de la temporada, Los Vengadores: La era de Ultrón ha puntuado una media de 66 en Metacritic y de 74 en Rotten Tomatoes; y Fast & Furious 7 ha obtenido valoraciones muy parecidas, 67 puntos en Metacritic y 82 en Rotten Tomatoes.

Mad Max Furia en la carretera

( ©Warner Bros. )

Y luego leo comentarios como el del crítico Russ Fischer en Slashfilm proclamando a los cuatro vientos que “Cualquier idea visual podría ser la mejor parte de otra película; aquí la idea va seguida de una docena más”. En la web de Indiewire, Eric Kohn la enaltece comparándola como si fuera un cruce entre Ben-Hur y las historias animadas del Correcaminos, y prosigue extasiado: “un poema de tono cinético en los ropajes de un blockbuster”. Para David Ehrlich de Time Out New York consigue unir los universos y las maneras de hacer cine de Terry Gilliam y James Cameron. Casi nada. Extravagancia, espectáculo, locura.

No menos alabanzas se llevan sus protagonistas, Tom Hardy reemplazando a Mel Gibson como Mad Max, y Charlize Theron como el nuevo personaje de la Emperatriz Furiosa (rapada al cero y con un brazo biónico).

Sólo un ejemplo. “El Max de Hardy se siente menos icónico que el de Gibson, pero llega a fascinar como la fiera herida en la que se convierte; tiene alrededor de 20 líneas de diálogo, y no necesita 18 de ellas. Theron es su complemento perfecto y más. La película podría haberse titulado Mad and Maxine y, en estos días de precuelas, secuelas y spin-off (ya se habla de dos o más películas y una serie de TV), Furiosa se ha graduado para la acción”, escribe Jamie Graham en Total Film.

Ian Nathan reseña en Empire que “El Max de Hardy parece aún más enigmático que la figura de Gibson (…) En las raras ocasiones en que Hardy tiene alguna línea de diálogo, habla extraño, como si procediera de un subwoofer con voz monótona y de ultratumba”; y más adelante, una frase en torno a la película que me hace mucha gracia: “Es algo así como si David Lynch colocado hasta las cejas de gasolina hubiera recibido licencia para saquear las homogeneizadas reglas del blockbuster moderno”.

Llegando aún más lejos, Devin Faraci en BirthMoviesDeath titula su crítica “Una obra maestra de la acción moderna” y llega a definirla como “la obra de cine más pura de 2015”, incluso a reclamar que el próximo Oscar a la mejor dirección sea para George Miller. Más entusiasmo imposible.

Mad Max: Furia en la carretera también se presenta en el prestigioso Festival de Cannes, este miércoles día 13, y el viernes 15 ya llega a nuestros cines.

 

Tráiler de ‘Mad Max: Furia en la carretera’:

 

7 comentarios

  1. Dice ser Warp

    Lo mismo decían de Chappie y al final fue una basurilla. Vi el trailer de Mad Max y me dejó bastante frío. Al final picaré, la veré y acabaré diciendo que es una basurilla. Ojalá me equivoque, pero el riesgo de hype de esta versión es altísimo.

    13 mayo 2015 | 10:50

  2. Dice ser Malamente

    Al menos está mejor valorada que Chappie en Metacritic:
    http://www.imdb.com/title/tt1392190/criticreviews?ref_=tt_ov_rt

    13 mayo 2015 | 12:29

  3. Dice ser ya está bien detanta violencia, cambio en el mundo plissss

    vioencia, violencia, violencia….
    Beyoncé en público con corset y senos al desnudo bajo trnsparencias le da mil vueltas de belleza y positividad a estas violenciadas.
    http://i.imgbox.com/ltyKDzWG.jpg

    13 mayo 2015 | 12:50

  4. Dice ser danli

    Curioso crítico de cine este, que ni siquiera ha visto las películas a las que se refiere, o no se enteró de nada cuando las vio.

    Carles Rull, la primera película de la saga NO transcurre en un mundo posapocalíptico…si fuera así, sería sólo una más…lo que la hace especialmente estremecedora, y a la vez una verdadera precursora (aquí admitiría correcciones, porque no soy nada experto en cine) es que se trata de una situación PRE-apocalíptica…aún hay una sociedad, aunque en colapso total, cuyo desmoronamiento se intuye inevitable e inminente…o no. Las secuelas, muchísimo peores, se limitan a confirmar que ya ha ocurrido, pero en la primera parece como si aún hubiera esperanzas, que se van diluyendo conforme avanza la película.

    Pero no es posapocalíptica en absoluto; hay zonas devastadas por no se sabe bien qué, pero en general el mundo aún aparece como habitable, aunque inundado por la degeneración y el mal.

    Es una distopía, no un apocalipsis. Deberías verla de nuevo, estás confundiendo y mezclando cosas de la película original y de su secuela “Mad Max II the road warrior”. Y eso es mucho confundir para un crítico de cine.

    13 mayo 2015 | 13:51

  5. Carles Rull

    @Danil:

    Con lo de “post-apocalíptico” me refería al tono y la atmósfera general de la saga, y de las películas en las que influyó. No creí que hiciera falta matizar más. En cuanto a la primera, digamos que tuvo lugar en un futuro distópico.

    Un saludo.

    13 mayo 2015 | 14:34

  6. Dice ser Carlos

    ¿que la secuela es mucho peor que la primera? Danli, es obvio tu segundo parrafo. No sabes mucho de cine. Menos mal que lo reconoces.

    La primera es una cutreria pinchada en un palo en comparación con la segunda. La segunda es pura epica, un western. La fotografia, la gran BSO de Brian May, la puesta en escena, la gran persecucion final, los grandes villanos como Humungus…

    No hay nadie en este planeta que diga que la primera es mejor que la segunda. Qué barbaridad. La saga Mad MAx hoy en dia es lo que es gracias a la segunda. Que es la que marca la etiqueta iconica, su sello, su esencia, a toda la saga.

    13 mayo 2015 | 14:38

  7. Dice ser alejo

    Veremos si está a la altura de sus predecesoras….

    http://rodajesdepeliculas.blogspot.com/2015/03/el-rodaje-de-mad-max-detras-de-las.html

    13 mayo 2015 | 17:25

Los comentarios están cerrados.