Entradas etiquetadas como ‘George Miller’

El futuro es salvaje: 40 años de ‘Mad Max’

Encuadres

El futuro, o al menos el mío, me gusta imaginármelo rodeado de paisajes de naturaleza de ensueño, gatos ronroneando a mi alrededor, cervatillos saltando libremente, aves exóticas revoloteando, perritos jugueteando y ¿por qué no? quizás también algún koala por allí. Pero sobre todo con gatos (¡me encantan!).

Naturaleza, civilización y progreso en armonía. Y con bellos saltos de agua con los que ensimismarse e instalaciones de spa para relajarme y siempre a mi disposición. No hay hambre ni guerras en el mundo, y las distintas etnias e ideologías conviven respetándose pacíficamente. E Internet está libre de insultos. Pero no. Sin conflicto no hay historia.

Mad Max (1979)

( ©Warner Bros )

Lee el resto de la entrada »

Sin esperanza no hay vida (‘Mad Max: Furia en la carretera’)

Mad Max: Furia en la carretera

( ©Warner Bros. )

A estas alturas ya sabrán que la nueva de Mad Max ha cosechado opiniones generalizadas, tanto entre la crítica como en los espectadores, muy entusiastas. Más de uno la ha calificado de obra maestra. Y esto son palabras mayores. Por mi parte, me sumo a este bando que se ha rendido ante sus excelencias. Arrolladora en su ritmo frenético y brutal. Indómita y feroz desde su mismo prólogo, a lo Indiana Jones y el templo maldito, pero mucho más desquiciado. Con hallazgos visuales imposibles de retener, por su abundancia y constancia. Ese rockero heavy con guitarra eléctrica lanzando llamas, que parece poseído por el espíritu de El fantasma del Paraíso, está destinado a pasar a los anales.

El australiano George Miller ha devuelto a la vida, cinematográfica, su Mad Max 3 décadas después de Más allá de la cúpula del trueno, y a pesar de sus 70 años lo ha hecho con una vitalidad e ingenio envidiable. Se podría discutir si es obra maestra, porque lo que trata y la forma ya estaba narrado, no hay innovación en estos aspectos. Lo que ofrece Furia en la carretera es más de lo mismo, multiplicado por cien. Pero, indudablemente está hecha con maestría. Una lección de cine de acción moderno.

Mad Max: Furia en la carreteraEn ese futuro post-apocalíptico de Mad Max todo es olor a gasolina, a combustible quemado, a hierros retorcidos, a neumáticos rozando unos con otros, a pólvora, arena y sangre. Gladiadores, pistoleros, piratas en tierra firme, todo tiene cabida en una acción que nos permite seguir desde el detalle más estrafalario a situarnos en la lejanía con la panorámica aérea o el plano general más adecuado. Un ritmo vertiginoso con breves pausas y efectos visuales a la antigua usanza, recurriendo lo menos posible a los trucajes digitales (la famosa escena dentro de la tormenta fue una de las que más efectos digitales tuvo). Más de 300 secuencias rodadas con especialistas, unas setenta particularmente peligrosas o complicadas, y filmando persecuciones a casi 100 kilómetros por hora. Una pasada. Todo ello potenciado por el imaginativo diseño de producción y de vehículos, y las tonalidades de colores saturados (hermosa fotografía del veterano John Seale), contrastando tan abiertamente el azulado cielo con el terrenal infierno de arena y rocas que se ha convertido el ahora desértico planeta. No cabe duda, si el cine es movimiento, Mad Max: Furia en la carretera es puro cine.

Lee el resto de la entrada »

La nueva de ‘Mad Max’ llega ante el entusiasmo de la crítica norteamericana

Mad Max Furia en la carretera

( ©Warner Bros. )

Atónito. Clavado en el sillón. Con ansias de reservar ya la entrada. Así me quedé esta semana al ver la locura de elogios que la crítica en Estados Unidos le dedica a Mad Max: Furia en la carretera (Mad Max: Fury Road). Un revival que promete.

En su momento, las aventuras de Max Rockatansy en ese mundo post-apocalíptico, con la población mermada y dominado por bandas salvajes que se han hecho los amos y señores sembrando el terror por parajes desolados, era una novedad. Estaba el antecedente de 2024: Apocalipsis nuclear (A Boy and his Dog, 1975), pero el australiano George Miller se marcó un hito con apenas 320.000 dólares de la época, de 1979, como presupuesto. A nivel mundial alcanzó una asombrosa recaudación de 100 millones.

Creó escuela, la mayoría en forma de subproductos italianos que explotaron el filón hasta la saciedad, y también secuelas como la que llegaría dos años después, Mad Max 2: El guerrero de la carretera, naturalmente con un presupuesto mayor y que supuso otro subidón cinematográfico y adrenalítico con sus vertiginosos planos, montaje y persecuciones. Un paso más, y un gran paso, dentro del cine de acción y ciencia-ficción, desquiciado, frenético y sin parangón.

Así que con un George Miller de 70 años intentando revivir sus éxitos del pasado en una superproducción que carecía de ese efecto novedad de los 70 y 80 quizá poco esperaba, si acaso una superproducción más cara, más espectacular, más grande, adaptada a los tiempos actuales. Pero, al fin y al cabo, sin esa originalidad y frescura que destilaban las dos primeras entregas (en 1985, Miller dirigió la tercera, Más allá de la cúpula del trueno).

Lee el resto de la entrada »

¿Qué cines proyectarán el reestreno de ‘Mad Max’?

Mad Max poster

De agente de policía con esposa e hijo a solitario justiciero en un mundo posapocalíptico. Mad Max: Salvajes del autopista (1979) y Mad Max 2: El guerrero de la carretera (1981) podrán verse conjuntamente en el reestreno que ha programado en cines Warner Bros.

Será el jueves 30 de abril, en un número limitado de salas y para ir calentando motores de cara a la nueva entrega, la cuarta, Mad Max: Furia en la carretera, también dirigida por el australiano George Miller. En las nuevas aventuras será Tom Hardy quien retome el papel de Max que interpretó Mel Gibson, y le acompañarán Charlize Theron, Rosie Huntington-Whiteley, Zoë Kravitz y Nicholas Hoult.

Mad Max tiene la anécdota de haberse estrenado en su momento en España clasificada “X” por su violencia. Junto con su posterior secuela (para mí gusto, superando por muchísimo a la primera) inauguró un subgénero que hizo furor sobre todo en las estanterías de los videoclubs de los años 80 y principios de los 90 con producciones, muchas de ellas italianas, ambientadas en un futuro igualmente distópico y violento, después de una hecatombe mundial y dominado por bandas de salvajes que aterrorizaban a los diezmados supervivientes. Mel Gibson aún protagonizaría una tercera película estrenada en 1985, Mad Max: Más allá de la cúpula del trueno, junto con la cantante Tina Turner.

Mad Max marcó un hito y una tendencia, en cuanto a antecedentes e influencias, la más reconocida fue una modesta producción norteamericana titulada 2024: Apocalipsis nuclear (A Boy and his Dog, 1975).

Lee el resto de la entrada »