BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Teatro del barrio, una cooperativa que hace política con la cultura y la fiesta

El sábado estuve en el Teatro del barrio, en la calle Zurita, 20, en el barrio de Lavapiés, en lo que antes fue la sala Triángulo. No fui a una función porque ya era tarde, sino a tomar una copa al bar que tienen quienes lo gestionan.

Allí me enteré de que el Teatro del barrio  es una iniciativa cultural impulsada por el actor Alberto San Juan y otras personas, que han constituido una cooperativa de consumo cultural.  Un espacio para saber qué está pasando y destinado a cuestionar de forma radical la política, la sociedad, la economía y el arte. Pretende ser una asamblea permanente mediante el teatro, la poesía, el baile, los talleres y la Universidad del barrio.

Teatro del barrio

Y sus medios para hacer política son la cultura y la fiesta, dicen. Teatro, música, poesía, baile, talleres de formación artística (y otros que vendrán) y la Universidad del Barrio.  El compromiso es querer contar todo lo que no se ve de la realidad.

El teatro tiene una comunidad de socios activos que sostienen el proyecto. Quien quiera entrar puede hacerlo con una aportación inicial y única de 100 euros y participando también en el trabajo compartido y en el debate crítico, en las labores de la gestión interna o en la búsqueda de nuevas  fuentes de financiación, puesto que no está subvencionado. Tampoco tiene ningún ánimo de lucro.

El proyecto se ha desarrollado con un desembolso económico de 2.000 euros por parte del Consejo Rector, el resto han sido aportaciones no dinerarias a un banco de tiempo creado por todos colaboradores promotores.

La programación es variada: teatro, música, cine, baile… y todas las funciones, a precios que van desde los cinco a los 14-15 euros. También realizan talleres y conferencias a cargo de la Universidad del barrio, cuyo cometido es contar la historia no escrita de España, como dice su responsable Juan Carlos Monedero.

El Teatro del barrio utiliza dos herramientas muy poderosas en manos de la ciudadanía: la cultura como instrumento de transformación social y el consumo responsable que hace que el ciudadano informado apueste por unos proyectos con sentido.

“La fase de desarrollo actual del capitalismo, llamada crisis (como se podría llamar guerra contra el ser humano), está expulsando a miles y miles de personas fuera del sistema, arrojándolas al vacío. Existe la posibilidad de encontrarnos en el vacío unos con otros, después de tanto tiempo, decidir juntos al fin cómo queremos vivir y hacer una fiesta para celebrar que ya hemos empezado”, dicen en su página web.

 

1 comentario

  1. Dice ser Cenar y Salir

    Este tipo de iniciativas tienen mucho merito en los tiempos que corren.
    Les deseo lo mejor y que ojala triunfen pues es algo que muchos ciudadanos demandamos.

    09 julio 2014 | 12:47

Los comentarios están cerrados.