BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Cocina con las sobras

Cocina con las sobras es un concurso que ha organizado la revista Consumer para que intentemos frenar las cantidades de desperdicios que se generan con la comida.

Hay que enviar antes del 6 de mayo una receta de un primer plato, segundo plato o postre utilizando las sobras que tienes en tu frigorífico. Los ganadores se llevarán premios como un robot de cocina o una panificadora. Las bases del concurso están pinchando aquí.

Además, ha abierto una especie de escuela de alimentación, con consejos para aprovechar lo que se compra y tambien recetas para cocinar con las sobras.

crema-de-alubias-con-crujiente-de-bacón

Uno de los principales consejos para evitar tirar comida cada día es ajustar el tamaño de las raciones. Para ello, es imprescindible tener en cuenta las cantidades que vayamos a consumir, tanto a la hora de la compra como en la preparación y elaboración de los platos en la cocina.

Son consejos muy  elementales que muchas veces no hacemos, aunque sepamos que los tenemos que seguir para ahorrar y aprovechar mejor lo que compramos:

Planificar los menús y hacer a partir de estos un listado de alimentos que tenemos que comprar. Esto facilita la organización de la compra y un mayor control de alimentos perecederos como las frutas, verduras y hortalizas frescas o las carnes y pescados frescos.

– Acudir a realizar la compra con una lista en la mano, así evitaremos las compras de alimentos superfluos o innecesarios.

Comprar con el estómago lleno: Si vamos a la compra hambrientos, acabaremos cediendo al poder de la ansiedad y comprando cosas que no deberían estar en nuestra dieta. Además encarece la compra.

– Comprar lo justo: saber cuáles de los alimentos que aparecen en los menús ya están en nuestra despensa o frigorífico para no comprar de nuevo. El arroz, pasta o legumbres pueden estar en nuestra despensa, y por tanto, no será necesario incluirlos en la lista. También, carne y pescados que puede que tengamos en el congelador.

– Las cantidades: Comprar más “por si acaso” no es una buena medida en tiempos de crisis. El mismo concepto es aplicable cuando cocinamos. Si se sigue el lema “Mejor que sobre y no que falte” se cocinará más cantidad de la que luego se consumirá.

– Una vez en casa, destinar un poco de tiempo al orden y disposición de los alimentos en la nevera, despensa y estanterías de alimentación.Clasificarlos en frescos, congelados y no perecederos; y guardarlos de acuerdo a sus características. Colocar los productos frescos en lugares de fácil acceso, para favorecer su consumo y repasar las fechas de consumo preferente o  caducidad antes de almacenarlos.

 

 

3 comentarios

  1. Dice ser Robertti Gamarra

    Otra aportación de la crisis, que nos permite aprovechar mejor los alimentos. Ahora hemos aprendido de todo, y si es para mejorar, pues mucho mejor.
    http://goo.gl/VBYqH3

    17 abril 2014 | 13:42

  2. Dice ser nube44

    ¿Acaso no es obvio todo eso que dicen?
    Excepto quizás hacer una lista escrita o comprar con el estómago lleno (se va a la compra cuando hay tiempo, que suele ser después del trabajo), todo eso es lo normal para llevar una casa.

    17 abril 2014 | 20:10

  3. Dice ser ANTONIO LARROSA

    En la casa de los jubilados no se tira nada, al menos en la mía se aprovecha hasta el pan duro para hacer unas migas que te chupas los dedos , todo depende de la educación que tuvimos en la postguerra, no como ahora que la gente tira a la basura la mitad de la comida aunque esté perfecta .

    Clica sobre mi nombre

    20 abril 2014 | 12:10

Los comentarios están cerrados.