BLOGS
Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

El impacto de la economía colaborativa en las ciudades

Cada vez son más los estudios que ponen de manifiesto el enorme impacto de la economía colaborativa tanto en las personas, como en las ciudades.

Las empresas de la economía colaborativa con más recursos ya están haciendo sus propios estudios para medir sus efectos. Una de ellas, AirBNB ha publicado recientemente un estudio en el que ha calculado el impacto social y económico que produce su actividad en la ciudad de Barcelona.

Airbnb es un mercado comunitario que conecta a personas que tienen espacios disponibles con otras que buscan un lugar en el que alojarse. A través de las experiencias que viven, los huéspedes y los anfitriones crean relaciones personales con gente de todo el mundo.

El estudio de Airbnb, realizado en colaboración con los economistas de Dwif Consulting, y avalado por profesores de IESE Business School y ESADE-Creafutur ha revelado que Airbnb ha generado en un año 128 millones de euros de actividad económica en la Ciudad Condal y ha impulsado 4.310 puestos de trabajo.

El estudio se ha basado en información relativa a los alquileres llevados a cabo por Airbnb en Barcelona en los 12 meses transcurridos entre agosto 2012 a julio 2013.

“Airbnb ayuda a miles de familias en Barcelona a ganar un dinero extra para mantenerse a flote durante estos tiempos difíciles abriendo sus casas a viajeros”, según ha manifestado a Consumo colaborativo Jeroen Merchiers, director General de Airbnb para España y Portugal. “En solo un año, miles de anfitriones locales han ayudado a viajeros de todo el mundo a vivir Barcelona de un modo más auténtico y sostenible a lo largo de los distintos barrios de la ciudad”.

Airbnb es una importante fuente de ingresos para los residentes en Barcelona. Un 77% de los que emplean la plataforma para compartir su casa lo hacen alquilando su residencia habitual o su segunda residencia. El estudio indica también que la mayor parte de los anfitriones utiliza el dinero que gana para pagar sus facturas y hacer frente a gastos hipoteca o alquiler.

Los viajeros que llegan mediante Airbnb son un colectivo diverso con una media de edad de 36 años, que gastan 2,3 veces más dinero y se quedan 2,4 veces más tiempo que los visitantes típicos de Barcelona.

En Madrid, donde la comunidad quiere prohibir la actividad de Airbnb, se organizó el 14 de febrero pasado el acto “Abraza a la economía colaborativa” en la Puerta del Sol.

4 comentarios

  1. Dice ser Interes

    Siempre que la participación sea transparente y no exista tratos de favores, creo que puede ser una alternativa para muchos, que realmente necesitan participar en este tipo de economía, pero si hay algo que no esté claro, se acabará llevando por delante cualquier tipo de iniciativas solidarias o colaborativas.
    http://goo.gl/6D1q7H

    14 marzo 2014 | 10:25

  2. Dice ser carmen

    Creo que hay muchas formas de realizar economía colaborativa. Compartir y a la vez obtener, si se quiere, un beneficio personal me parece interesante en sus distintas formas
    http://www.com-parte.com

    14 marzo 2014 | 19:25

  3. Dice ser Descontar

    Sin duda son iniciativas muy interesantes, pero como ya se está empezando a ver, el sector privado tarde o temprano comenzará a poner impedimentos. Lo procupante es que desde el sector público no se apoyen estas medidas que benefician al conjunto d ela sociedad.

    15 marzo 2014 | 20:19

  4. Dice ser Juan Martí

    Consigue lo que quieres con lo que ya no necesitas. Es una forma de economía colaborativa fácil y doméstica. Todos tenemos cosas que ya no utilizamos. ¿para qué comprar con dinero las nuevas necesidades que vamos teniendo?
    http://www.cadenadecambios.com

    17 marzo 2014 | 09:45

Los comentarios están cerrados.