BLOGS
140 y más 140 y más

"It's the end of the world as we know it (and I feel fine)" Michael Stipe

Espías, Everest y activismo

Algunas pistas para estar entretenido este fin se semana:

La escritora Jennifer Egan, galardonada en 2011 con un premio Pulitzer, está estos días tuiteando una de sus últimas obras, Black Box, concebida expresamente para publicarse primero en esta red social y después en The New Yorker. Un relato sobre espías.

El procedimiento es el siguiente: desde el pasado jueves, cada noche durante una hora se lanza un mensaje por minuto a través de la cuenta de Twitter @NYerFiction. En total, el experimento durará diez días, así que aún os podéis reenganchar, porque solo lleva 120 tuits y porque lo tuiteado puede leerse después en la web de la revista, que lo recoge todo junto.

La historia es una especie de spin-off, ya que su protagonista está sacado, precisamente, de A visit from the goon squad, la novela con la que Egan ganó el Pulitzer, aunque la escritora lo ha colocado en un contexto diferente. Cuenta que le ha costado un año entero dar forma al proyecto, que mezcla el folletín de toda la vida con el microblogging.

Otra serie por entregas es la que nos ofrece en Instagram el equipo de The North Face. 55 días después de llegar al campo base, cinco de sus miembros han coronado, hace unas horas, la cima del Monte Everest, aunque no todos los que querían subir el último tramo han podido hacerlo: Conrad Anker, el capitán de la expedición, finalmente no estaba en condiciones.

El equipo completo incluye escaladores, geólogos, especialistas de la clínica Mayo, etc. En total, 21 personas. Durante la escalada (por la Arista Oeste), algunos de ellos han estado contando en imágenes subidas a esta red su periplo. ¿Dónde? En la cuenta de @NatGeo (National Geografic), con el hashtag #oneverest, y también en las suyas personales. En Twitter también puede seguirse. Las fotos son muy chulas.

Imagenes en @NatGeo

¿Cómo lo hacen? Usan iPhones 4S, cargan las baterías con paneles solares en el campo base, las mantienen calientes junto al cuerpo o dentro del saco de dormir, llevan baterías extra y usan guantes -cuando es posible- que les permiten usar la pantalla táctil. Os recomiendo echar un ojo a las fotos compartidas hasta ahora y las que seguirán haciendo y subiendo.

Vamos con el vídeo: YouTube acaba de anunciar la creación de un nuevo canal sobre derechos humanos en colaboración con la organización Witness y Storyful. Se trata de dar difusión a historias humanas, injusticias, casos de brutalidad policial, abusos y sucesos que ocurran en todo el mundo. Canalizarán estas denuncias audiovisuales –que serán verificadas y contextualizadas– con el fin de despertar conciencias, pero también el “activismo” ciudadano, explican.

En el momento álgido de la primavera árabe se subieron a YouTube 100.000 vídeos desde Egipto, según datos del portal. Lo mismo ha ocurrido en otros países con revueltas, sobre todo cuando los medios de comunicación tenían prohibida la entrada y a pesar de la censura de ciertos Gobiernos, perfectamente conscientes del valor de Internet.

Google Plus se encargará de crear comunidad alrededor del canal, que también dará consejos –lo hace ya Witness– para documentar este tipo de historias sensibles.

Los comentarios están cerrados.