Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘rueda de prensa’

J’ acusse… que hay que saber perder

Por Óscar Gutiérrez Martínez

Hoy todos los fans del baloncesto estamos felices porque España ha ganado su tercer europeo, derrotando a Lituania en la final. Nos maravillamos con Pau Gasol, decimos que la barba de Chacho Rodríguez nos señala el camino, explicamos a amigos y conocidos como siempre creímos en Claver y alabamos la genialidad de Sergio Scariolo. Quitando que en este país con un triunfo el tren de los incondicionales se llena de polizones, permitidme ser un poco rancio y hablar del aspecto más negativo del torneo, permitidme acusar de mal perdedores a los franceses.

Empezamos hablando de la primera fase, de octavos, y de cuartos, allí pitaron en la mayoría, por no decir todos, los partidos que jugaba España. En este caso todavía lo veo lógico, porque es lógico pitar a un equipo que es de los favoritos, para intentar que sean eliminados precipidamente. Llegamos a la semifinal contra Francia; ellos jugaban en casa, eran los favoritos, lógico que fuera el campo una olla a presión para los nuestros. Lo que ya no es tan lógico, que árbitros que son designados para pitar la semifinal de un europeo, les pueda tanto la presión del campo, hecho que se notó en la diferencia de criterios de faltas pitadas entre las faltas hechas a los franceses y las faltas hechas a los españoles. Y obviamente lo ilógico son las protestas del seleccionador francés en la rueda de prensa posterior, alegando que los árbitros habían impedido que los pívots franceses tocaran a Gasol, cuándo un poco más y le lesionan.

Foto de la selección española de baloncesto, campeona de la Eurobasket 2015. (EFE)

Foto de la selección española de baloncesto, campeona de la Eurobasket 2015. (EFE)

Y terminamos hablando de los tres peores detalles, los que en mi opinión, dejan la deportividad de los franceses en puntos negativos. Primero, cuándo salió lesionado Rudy Fernández le acompaño una sonora pitada del público, mal, nunca, eso es degradante, puedes quedarte callado pero es negativo hacer eso. Segundo, cuando salieron a recoger el oro los nuestros, de nuevo, pitada del público. Mire usted, fastidia perder, pero yo prefiero que si pierdo me haya ganado el mejor del torneo, y aunque no fuera así, no le pito. Para terminar, el tercero, lo revelaba el capitán Felipe Reyes en declaraciones después del partido, el speaker del pabellón, animo al público, a pitar a los españoles cuándo fueron a recoger las medallas, os citaré textualmente: “Nunca he visto a un speaker en un campo instando a abuchear a otro equipo”. Y si no lo ha visto el capitán del ahora equipo campeón de Europa, que les voy a contar yo que lo pueda expresar mejor que eso.

A los parados ya no se les puede pedir más paciencia

Por Pedro Serrano

Rajoy saluda al primer ministro irlandésMariano Rajoy habla poco pero da mucho que hablar. Son muchos los que le recriminan sus escasas comparecencias ante los medios y ante los ciudadanos. Sin embargo, yo he llegado a la conclusión de que este hombre hace menos daño callado que con sus inútiles, insustanciales y, a veces, ofensivas disertaciones. Eso sí, hay que reconocerle el esfuerzo que hace para no decir nada.

El otro día, por ejemplo, en la rueda de prensa con el primer ministro irlandés, Enda Kenny, se dirigió a los más de seis millones de parados para decirles que el Gobierno sabe lo que tiene que hacer (menos mal) y que el año que viene será mejor que el presente. ¡Toma ya! Además, en lugar de pedir perdón a los parados les ha pedido paciencia. ¿Paciencia? ¡Vaya cara! ¿Cómo se atreve usted a pedir paciencia a quienes se están ahogando?

Señor presidente, a los parados ya no se les puede pedir más paciencia, ¿es que no sabe que ya la han agotado? A nuestros conciudadanos parados no hay que pedirles, hay que darles. Hay que darles trabajo y no falsas esperanzas. Usted, señor Rajoy, llegó a presidente del Gobierno prometiendo reducir el paro y asegurando que diría la verdad a los españoles. Visto que no ha cumplido con ninguna de estas dos promesas, supongo que no le molestará que alguien le pueda llamar mentiroso o, si lo prefiere, que alguien le acuse de fraude electoral, ¿verdad?