Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘reformas’

Algo está fallando en España

Por José Morales Martín

Mariano Rajoy (EFE).

Mariano Rajoy (EFE).

Uno de estos días, hablando con unos amigos nos planteábamos diversas cuestiones sobre el porqué de la situación en la que políticamente se encuentra el país:

Llevamos casi un año sin gobierno porque cuatro políticos son incapaces de ponerse de acuerdo, mínimamente, para que alguno de ellos gobierne. Además, hay 350 supuestos representantes de los españoles y llevan un año sin hacer absolutamente nada, cobrando y viéndolas venir. Los propios políticos reconocen su fracaso y siguen igual. Son ellos, los líderes, los que hablan de la necesidad de reformas, de la Constitución, de la ley electoral y de muchos más aspectos fundamentales en una democracia, y nadie mueve un solo dedo para intentar hacer lo que dicen que hay que hacer.

Una y otra vez escuchamos las mismas vaciedades, los mismos tópicos, los mismos eslóganes. Por estulticia, malicia o simple incompetencia, todo un país está en manos de una persona que, contra toda razón, impide el gobierno y paraliza las instituciones. Cuando la tribuna parlamentaria de una nación sirve de altavoz a quienes no acatan las leyes de la democracia y pretenden desmembrar esa misma nación.

Concluíamos que alguna cosa estaba fallando en un sistema impotente para resolver los problemas que él mismo ha creado y da paso a inútiles y aprovechados que, por ende, constituyen un problema con su sola participación en la vida política. Finalmente, todos nos sentíamos culpables al reconocer que tal vez fuéramos los votantes los que hemos fallado, especialmente en la segunda votación.

 

Solo pido dos cosas a los jefes en el trabajo: educación y formas

Por José Antonio V. P.

Esta carta va dirigida a todos aquellos que creen que la productividad es directamente proporcional a lo amargado y pisoteado que esté el empleado. Esta carta va dirigida a vosotros, jefes, que vivís de la reafirmación del aplastamiento a los demás, que fomentáis la mueca de tristeza, que gritáis en lugar de explicaros, que habéis encontrado en la post-crisis y en las “de-formas laborales” una excusa perfecta para convertir las comunidades en rebaños.

Una mujer en una entrevista de trabajo (INFOJOBS).

Una mujer en una entrevista de trabajo (INFOJOBS).

¿Creéis que lo estáis haciendo bien? ¿Habéis meditado bien si amenazar constantemente a las personas con esa espada de Damocles llamada despido os sale a cuenta? ¿No pensáis que si un trabajador se siente a gusto trabajará mejor y será más productivo? ¿Reflexionáis sobre si corregir a alguien que está haciendo algo mal de buenas maneras es lo correcto?

No pido caminos de rosas, solo pido dos cosas: educación y formas. Cuando en el nexo jefe-empleado se pierden estas dos palabras, llega la desconexión, el binomio resta y no suma. Creo que aplicando estos dos vocablos todo fluye, ya que uno entiende que lo ha hecho mal y tiene que mejorar, gracias a cómo se lo dicen consigue subsanar su error.

Afortunadamente el mundo no es negro o blanco, está lleno de colores y hay muchos jefes que prefieren la luminosidad y que, aunque hayas hecho la mayor pifia del mundo, para la reprimenda optan por la educación y las formas. A vosotros también va dirigida esta misiva y os doy infinitas gracias y la enhorabuena, por vuestra empatía y por recordar que alguna vez estuvisteis en nuestro lugar y cometisteis errores.

Y no puedo olvidarme del último destinatario de esta epístola, ¡sí, eres tú! ese que aguantó alaridos delante de los demás, ese que se fue a casa hecho polvo porque le hablaron con desprecio, ese que después de un día laboral pensó que no valía para esto. ¡Ánimo! Eres tan válido como los demás y algún día darás con gente resplandeciente que te trate como mereces y que valore tu trabajo. Si algún día ocurre eso y de repente gustas tanto que te encuentras en el otro lado de la tortilla ten siempre presentes dos palabras en tu mente: educación y formas.

P.D. “Una máquina puede hacer el trabajo de 50 hombres corrientes. Pero no existe ninguna máquina que pueda hacer el trabajo de un hombre extraordinario”. Elbert Hubbard

 

Parches educativos

Por Beatriz Morales

Tan acostumbrados estamos a ver reforma tras reforma de nuestro sistema educativo que parece que sea necesario estar en constante reforma para tener una educación moderna y de calidad. Sin embargo, los datos no engañan, España está más que a la cola de Europa. Estas reformas deberían llamarse más bien parches educativos, que se quedan siempre en lo superficial y populista: religión ahora sí, ahora no; educación para la ciudadanía, ahora sí, ahora no; más dinero para las concertadas, menos dinero para las concertadas… y un largo etcétera de absurdas disputas que cualquiera con dos dedos de frente sabe que no son la raíz del problema de nuestra educación.

Archivo

(Archivo)

Se podría hacer un verdadero pacto de estado y crear una ley que fuese útil, que no sirviese como arma a ningún bando político, pero sí que sirviera para crear ciudadanos con todas las letras. Pero, ¿qué importa todo esto a aquellos cuyos hijos estudian en países que sí que invierten de verdad es un futuro para sus ciudadanos? La respuesta para mí, es muy clara.

El conejo saliendo de la chistera

Por Rubén Vicente Carrillo

Como si de un mago se tratase nuestro presidente del Gobierno se ha sacado de la chistera nuevas medidas para salir de la crisis. Y lo ha hecho en un magnífico escenario: el Congreso de los Diputados el día del Debate sobre el mal-estado de la Nación.

108176-323-242Su actuación de este miércoles la comenzó con una frase que a él le llena de orgullo, mientras que los demás sentimos verenza ajena: “Dejé de lado mis promesas electorales para cumplir con mi deber”. Y, tras un comienzo tan rutilante, anunció una “segunda generación de reformas que tienen el crecimiento como objetivo. De entre todas ellas, dos, la supresión del pago adelantado del IVA y el impulso al Instituto de Crédito Oficial, son tan necesarias como tardías y mal ejecutadas. La primera no entrará en vigor hasta enero de 2014, y la segunda está muy poco dotada. ¿Cuántas PYMES deben morir hasta que el gobierno se acuerde de que hay tejido empresarial fuera del IBEX?

Del resto de las reformas me han maravillado por su cinismo tres: la reforma de los incentivos a la I+D, el contrato de media jornada, y el contrato temporal para los jóvenes. En la primera el cinismo es evidente, se reforman los incentivos a la investigación, mientras se machaca a hachazos su financiación pública directa. Por su parte, el contrato temporal para jóvenes es pura cosmética, pues su objetivo es que una creciente y bonificada temporalidad entre los menores de 30 años maquille los resultados totales de desempleo para en esa franja de edad. Finalmente, el contrato de media jornada, minijob para los amigos, no es más que la ampliación de un contrato de prácticas, por el cual menores de 30 años serán contratados para trabajar unas 24 horas semanales a razón de unos 550€ al mes. Todo ello sobre el papel, pues sabemos que por ese dineral los firmantes de esos contratos trabajaran gratis 2, 3 o 4 horas más al día. Y, por supuesto, sin seguridad alguna de estabilidad.

En definitiva, precariedad, temporalidad y maquillaje. Eso se ha sacado este miércoles de la chistera Mariano Rajoy.